¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

lunes, febrero 04, 2013

LOS DEFENSORES DEL GENERAL OCHOA



Por; Armando Valladares (Exclusivo para El Nuevo Acción)
 
Anda circulando por ahí una versión sobre la muerte de Ochoa, una justificación de que lo hicieron aparecer como apesadumbrado y cobarde, tratando de insinuar a los que leen esa versión, que Ochoa era un hombre digno, valiente y que la vesanía de la revolución logró quebrarlo.TODO ESO ES MENTIRA.
 
Ochoa fue un asesino más de esa camarilla de desalmados. Presentarlo como un mártir es indignante. Como una víctima más, Sí. Fue cómplice de los horrores, de las torturas, de los negocios sucios. He visto videos de las orgías en Africa en las que él participaba con los hermanos de la Guardia.  Las mujeres que Cuba enviaba en misiones internacionalistas a Angola tenían que acostarse con Ochoa y los de la Guardia. Es una pena que no los hayan fusilado a los dos.

 
Al jimagua que quedó vivo lo metieron en una celda en la que yo estuve. Para mi, la peor tortura.Era una habitación con las paredes y el techo pintadas de blanco brillante, y decenas de tubos de luz blanca encendidos las 24 horas del dia. A los pocos dias de estar alli, este de la Guardia,escribió una carta, lloriqueando, diciendo que nunca pensó, cuando le estaba enseñando esas celdas al jefe de Seguridad de Angola y su efecto destructor en el prisionero, que un día él mismo iba a estar allí como prisionero.Y entonces describió como esa luz blanca, reflejada en el techo y paredes iba debilitando al preso, que duerme, pero no descansa. No se sabe cuando es de día o de noche, es un día perpetuo e inacabable. Y el efecto es destructor en la mente del preso....Yo estuve alli DOS AÑOS, y jamás me quejé . Y este cobarde a los pocos días estaba pidiendo perdón.

 
Todas las medallas que ganó Ochoa asesinando a los africanos se le fueron para la terminación del aparato digestivo, Se apendejó, se acobardó como todos ellos cuando tienen que enfrentarse de verdad a la muerte. No supo morir con dignidad, como un hombre, que cuando es así se le reconoce al más acérrimo de los enemigos. Su más sublime acto de cobardia fue cuando dijo que su último pensamiento sería para Fidel... esa adoracion por el lider "macho, barbudo y viril" tiene un innegable componente homosexual . Sumiso y arrastrado no supo morir como un hombre, sino como un maricón declarando que estaba totalmente de acuerdo con lo que decía "el compañero Raúl".
 
Ochoa y los que intentan presentarlo como un duro, son tan mierdas como el mismo Ochoa, son de las misma camarilla de adoradores a ultranza de Fidel Castro, frente a él son como las doncellas trémulas frente a Barba Azul antes de ser poseídas. Algunos están en el exilio, pero lo siguen "venerando".
 
Ochoa, todos ellos, saben que fue un desalmado, que asesinó, que torturó, que cometió cuanto atropello pudo, que robó, que traficó con diamantes y marfil robados, con cocaina y que murió acobardado, apendejado en lenguaje cubano.  Me alegra que sus compinches lo ajusticiaran. No se intente convertir esa ejecución en un acto histórico o patriótico, fue sencillamente un pase de cuentas entre delincuentes...solo eso.

Vía nuevoacción.com

No hay comentarios.: