¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

martes, febrero 05, 2013

EE.UU SE INDEPENDIZA DE VENEZUELA



Por GEES, Grupo de Estudios Estratégicos

Parece que fue Lenin quien dijo que ahorcaría a los capitalistas con la cuerda que éstos le venderían. Aunque el socialismo real ha sido arrojado al cubo de la basura, hay que reconocer que sus primates hacían excelentes análisis políticos. Henry Ford le montó la industria automovilística a Stalin, y la NKVD iba a buscar a sus víctimas en coches modelo Ford-T. Décadas más tarde fue el italiano Agnelli, dueño de la Fiat, el que prosiguió el desarrollo motorizado de la URSS mediante la marca VAZ.

En la actualidad, el vicio que pierde a los capitalistas es la sed de petróleo. Durante muchos años, Hugo Chávez pronunciaba bravatas en las que amenazaba con cortar el suministro de petróleo al Imperio, pero nunca lo hacía. Un día Alan García, entonces presidente de Perú, le preguntó por qué iban a querer dominar los gringos el petróleo, cuando él se lo vendía.

Durante la mayor parte del reinado de Chávez, el principal ingreso del Estado venezolano (en torno al 80%) fue la venta de petróleo y el mayor cliente, Estados Unidos. Con los dólares obtenidos del imperialismo, Chávez sostenía a Cuba, compraba armas y financiaba las campañas electorales de sus satélites desde México hasta Argentina.

Sin embargo, en los últimos meses se ha notado una caída de las importaciones de petróleo venezolano por parte de EEUU y una subida de las ventas de los productos relacionados con los hidrocarburos. La dependencia estadounidense de las exportaciones netas de crudo y productos derivados del petróleo procedentes de Venezuela (incluyendo las Islas Vírgenes Estadounidenses, donde se refinaba gran cantidad de crudo venezolano, que luego se exportaba a EEUU) ha caído a niveles de hace casi 30 años. El principal motivo no es una decisión política de Washington de buscar suministradores fiables, sino la explotación del llamado petróleo no convencional, proveniente de arenas petrolíferas, en los propios Estados Unidos y en el vecino (y pacífico) Canadá.

Con unos ingresos del petróleo –secreto de Estado en Venezuela– menguantes, la revolución bolivariana se enfrentará a una crisis descomunal. Cerrar el grifo del petróleo a Chávez (si no está muerto) es el medio más efectivo para pinchar su régimen. ¿Por qué no lo ha hecho Washington en los años anteriores, buscando otros proveedores? ¡Qué pena que sea la tecnología la que fije la política exterior de la mayor potencia del mundo!

Vía libertaddigital.com

No hay comentarios.: