¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

sábado, julio 28, 2012

EL KINDERGARTEN PATRIÓTICO

Por Esteban Fernández.



La actitud correcta del cubano exiliado histórico, según yo creo, debe ser ecuánime. Tranquilos todos, sin altas ni bajas y sin que la emoción del momento nos aleje de la realidad. Hay que estudiarlo todo, analizarlo todo, sacar conclusiones y dañar en lo más posible al régimen opresor de la Patria, fría y calculadamente.


Pero, a través de este largo exilio, hemos tenido que sufrir hasta la saciedad a los embullados de sopetón. Yo los catalogo en diferentes tipos, pero todos nos han hecho sufrir y todos nos han abandonado. Y lo increíble es que no llegan humildes a ponerse a las órdenes de los veteranos, sino que actúan como "jefes", líderes y agitadores profesionales. Jamás respetan la antigüedad. Lo cierto es que debían matricularse en el "kindergarten patriótico", pero en su lugar, se creen que pueden discutir, de tú a tu, hasta con el profesor Antonio de la Cova, y darle clases de combatividad a Guillermo Novo Sampol.


Los más comunes, son los que de pronto se les presenta un problema personal que los atormenta. Puede ser que después de muchos años laborando en una magnífica empresa los despidan sin muchas explicaciones. Y en otros casos puede ser que se divorcien, que dejen de tener la compañía de su mujer, que se sientan solos, aburridos, decepcionados, y busquen el refugio con sus conocidos. Y si da la casualidad que esos viejos amigos son militantes anticastristas, entonces se unen a una causa y a unos amigos que por 25 años tenían abandonados. Cuando eran felices, decían: "A mí no me hablen de política"... Y ante el embate de la vida se convierten en "unos hermanos más de la familia Maceo"; unos hijos más de Mariana Grajales...


Y entonces, intentan recuperar el tiempo perdido. Quieren ser más anticastristas que nadie, mas papistas que el Papa, y se pasan el día queriendo participar en actividades, o creando esas actividades. Llaman cinco veces al día a los tranquilos y ecuánimes activistas de la causa cubana amargándoles la vida. De pronto consiguen un buen trabajo, y al mismo tiempo ligan una nueva y agradable dama, y mandan a los amigos patriotas y a los esfuerzos por derrocar a Castro, al mismísimo demonio. El impulso les duró lo que el clásico merengue en la puerta del colegio.


Están los que determinados acontecimientos logran sacarlos de la inactividad política. Por ejemplo, los sucesos de la embajada del Perú provocaron un arrebato injustificado. Pasa algo en Cuba o en el exilio, y se embullan extraordinariamente. Lo único que logran es volvernos locos. Y hay que comenzar a decirles: “Calma, mi hermano, cógelo con paciencia, esto ha pasado 100 veces, no te emociones, vamos a ver que sucede, dale tiempo al tiempo, yo voy a escribir DE LO QUE ME DE LA GANA, no de lo que tu emotividad me indique”...


Pero de eso nada, actúan patrióticamente, y en su efervescencia, se comportan como si fueran un Alka Seltzer o un volcán en erupción. Recuerdo que cuando el asunto del niño Eliancito González me martirizaron, me llamaban mañana, tarde y noche y hasta me increpaban: “ ¡Y tu no piensas decir nada de Elián, dale, dale, di algo, defiende al niño, este es el momento de actuar!”... Pero como yo sabía que eso no iba a tumbar a los Castro, yo me mantenía a la expectativa. Con Elián González, o CON CUALQUIER ACONTECIMIENTO DENTRO DE NUESTRA NACIÓN hacen la zafra los escritores improvisados y los patriotas de última hora. Cuando se llevaron al muchachito, o cuando baja la efervescencia, cunde el desaliento.


También el Plan Torriente fue un derroche de impulso desmedido. Pero ahí no puedo decir mucho porque yo también participé en la creencia de que el viejo José Elías podía resolver algo. La decepción fue de padre y muy señor mío. Me equivoqué, pero seguí adelante. Muchos pararon en seco cuando el entusiasmo con Torriente se desvaneció.


Los discursos patrióticos escuchados por quienes no están acostumbrados a oírlos levantan unos ánimos tremendos. Recuerdo que prácticamente obligué a un cubano compañero de trabajo a ir a un acto de la Fundación, escuchó a Jorge Más Canosa, y el embullo fue de tal magnitud, que José Martí no tenía comparación con mi amigo y mucho menos con el orador. Me atreví a predecir delante de él que: “El día en que falte, o se arrepienta Más Canosa, se acabó la Fundación” y el ferviente admirador de Jorge estuvo seis meses sin hablarme.


Después de "la noticia de la muerte del tirano" la fuente inagotable del embullo y el desembullo siempre han sido los gobiernos norteamericanos de turno. Y desde luego, los candidatos presidenciales que visitan Miami cada cuatro años, prometiendo "liberación para Cuba", y logran levantan una polvareda de optimismo injustificado que no la brinca un chivo. Siempre me han llamado emocionados para decirme: "¿Viste lo que dijo McCain?" O ahora: "¿Escuchaste lo que dijo Mitt Romney sobre Cuba? Ahora si que van a poner a correr a los Castro”... Y si el candidato a vice fuera Marco Rubio, entonces muchos empezarían a hacer las maletas para regresar.


Hay quienes participan por un corto tiempo porque se creen que las organizaciones anticastristas son una especie de clubes sociales y cuando se dan cuenta que en realidad la mayoría de los militantes son (o somos ) unos viejos tratando de hacer algo contra los comunistas, se aburren y se van a bailar a otra parte. Recuerdo que un muchacho joven que “se integró a la lucha”, me preguntó en una reunión: “¿Oye, y cuando llega el jeberio?”...


He conocido a algunos que llegan queriendo tumbar a Fidel Castro en una semana. Cuando se enteran que esta es una lucha larga y tediosa, se retiran al octavo día... Por eso, cuando alguien intenta agitarme y me pregunta: “¿Y de Cuba qué?” Yo le respondo: “No tengo ni la menor idea.” Pero yo sigo en mi marchita, como la caguama: Lenta y aburrida, y quizás eterna, pero “quítate que te tumbo”...
 
Vía nuevoacción.com

viernes, julio 27, 2012

LOS MONSTRUOS MATARAN HASTA EL FINAL


"Terminaron matando a mi padre", Rosa María Paya


Por Alfredo M. Cepero



Esa frase lacónica, desgarradora y terminante de la hija de Oswaldo Paya Sardiñas constituye la acusación más devastadora e incontrovertible contra una tiranía que se aferra al poder bañada en la sangre de su propio pueblo. Aún antes de su triunfo el primero de enero de 1959, los monstruos que hoy nos oprimen comenzaron su orgía de sangre con el objetivo de sembrar el terror y suprimir por la violencia cualquier oposición a sus designios dictatoriales. Comenzaron fusilando a cara descubierta, con el aplauso de multitudes enfermas de idolatría a un falso mesías y la indiferencia de un mundo dominado desde entonces por las filosofías de izquierda.


No perderemos tiempo citando cifras de centenares de miles de muertos atribuidos al régimen en Cuba y alrededor del mundo porque, como todos sabemos, las estadísticas varían de acuerdo con la fuente que las elabora. Pero lo que nadie que se respete puede negar es que las propias estadísticas de la tiranía dan cuenta de más de 5,600 cubanos fusilados, la mayoría sin juicio alguno o por medio de juicios amañados y desprovistos de las más elementales garantías procesales. Ahora bien, conscientes de que los números nunca son capaces de transmitir la dimensión de una tragedia como la cubana, ahí van los nombres de algunos de aquellos fusilados: Plinio Prieto Ruiz, Rogelio González Corzo, Manuel Puig Miyar, Porfirio Remberto Ramírez, Virgilio Campanería Angel y Alberto Tapia Ruano.


Andando el tiempo, y tanto con el objeto de esconder sus fechorías de las nuevas técnicas de comunicación social como para preservar el escaso prestigio internacional del régimen, los tiranos han apelado a medios más sutiles y sofisticados para exterminar a sus adversarios. Ahora ya no los fusilan pero usan medios igualmente eficaces, algunos de ellos también mortíferos. Los apalean y torturan, los encarcelan por breves períodos en forma intermitente, los dejan morir en huelgas de hambre, los inoculan con venenos que no dejan rastros y los agreden con arteros accidentes de tránsito. Desde su bien ganado lugar de descanso, señalan a los tiranos con su índice acusador los héroes de nuestra epopeya: Pedro Luís Boitel, Orlando Zapata, Laura Pollan, Wilman Villar, Juan Wilfredo Soto y, el más reciente, Oswaldo Paya. Todos ellos, los de la etapa de la lucha armada y los de la oposición no violenta, han escrito las mejores páginas de una historia heroica que ha de servir de inspiración y guía a futuras generaciones de cubanos.


Desgraciadamente, Oswaldo Paya no será el último que pague con su vida su amor a Cuba y su servicio a la libertad. Su conducta y su prédica acentuaron siempre la armonía y la reconciliación entre cubanos, incluyendo a los carniceros que han masacrado a nuestro pueblo y terminaron dándole muerte. En ese sentido, podemos decir que Paya dio testimonio de su fe cristiana hasta el último minuto de su vida. Nunca lo conocí en persona pero leí muchos de sus escritos porque venían de la mente de un hombre que había enfrentado a la tiranía con la proeza de recaudar más de 25,000 firmas en respaldo de su Proyecto Varela. De la lectura del proyecto surgieron mis discrepancias con sus planteamientos y sus métodos. Y así lo expresé en uno de mis artículos. Pero su conducta y su inmolación en defensa de sus principios lo hacen acreedor al respeto y la gratitud de todos sus compatriotas, incluyendo a quien firma este trabajo.


Irónicamente, con el asesinato de Paya los tiranos podrían haber cometido suicidio tanto político como físico. Un líder del prestigio, la estatura política y la compasión cristiana de Paya pudo haber facilitado una transición sin violencia que permitiera a los tiranos salvar la vida. No lo escucharon porque estaban ensordecidos por la arrogancia, la ambición y el odio al pueblo de Cuba. La única verdad que han dicho los miserables es que únicamente abandonaran el poder de la misma forma en que se lo robaron, a fuerza de plomo y sangre. Pero, como bien dice el refrán, "en el pecado llevaran la penitencia".


Por mi parte, siempre he estado convencido de que el dinosaurio moribundo prefiere la muerte antes que la pérdida del poder. De que el carnicero de cuestionada preferencia sexual que lo ha heredado jamás entregará ese poder sin el permiso del hermano mayor, quién lo programó para la obediencia perpetua a puñetazo limpio desde su niñez en Birán. Por eso, aterrado ante mis propias conclusiones, digo que la única forma en que los cubanos seremos libres es cuando los Castros corran la misma suerte de Ceausescu, Hussein, Mubarak y Gadafi. Si no estamos dispuestos a lanzarnos a las calles como los libios, los egipcios y los sirios jamás seremos libres de una tiranía que da señales inequívocas de querer convertirse en dinastía. Y lo peor de todo es que, para conseguirlo, está preparada para seguir matando a cuanto opositor represente una amenaza a su poder absoluto.


Ese es el escenario tétrico y macabro dentro del que operan en estos momentos los valientes opositores que se enfrentan a la tiranía dentro de la Isla. Las muertes recientes de opositores pacíficos, y quizás más aún la de Paya por su relevancia internacional y sus nexos con la Iglesia Católica, los confronta con la ominosa disyuntiva de morir gritando o morir callados, de morir peleando o morir acatando, de salvar la vida o salvar la patria. Porque, de una forma u otra, la tiranía ha demostrado que está decidida a aplastarlos como cucarachas.


Muchos de mis lectores se preguntarán, ¿cómo podría enfrentarse un pueblo desarmado a una tiranía que cuenta con un ejército bien armado y un eficiente aparato represivo? Y además, ¿qué incentivo tendrían los soldados del régimen para rebelarse contra la jerarquía de la tiranía? Y por último, ¿cómo se crean las condiciones para acelerar la caída del régimen?


Pasemos a responder las preguntas en el orden en que fueron formuladas. Dejemos a un lado por el momento el aparato represivo de la tiranía que, como ocurrió en todos los países comunistas, serían los últimos en abandonar el régimen. Esta gente disfrutan de mayores privilegios y estarían sujetos a mayores ajustes de cuenta por haber cometido mayores atropellos. Pero el ejército es otra cosa. Son gente humilde que viene de los estratos más menesterosos de la sociedad cubana y son parte integral de nuestro pueblo. El pueblo es el ejército y el ejército es el pueblo. Sus miembros lo pensarían más de una vez antes de acatar la orden de masacrar a multitudes de compatriotas desarmados por el simple hecho de reclamar sus derechos como seres humanos.


La razón de ese ejército para rebelarse esta a la vista de cualquiera que tenga aunque sea una idea aproximada y distante de las precarias condiciones en que hoy vive el pueblo cubano. Mientras sus jefes y los jerarcas del régimen viven en condiciones privilegiadas los oficiales de rango medio y las clases del ejército comparten privaciones y miserias con el resto de la población cubana. Después de 53 años de mentiras y privaciones, los lemas han perdido su atractivo y las consignas ya no motivan a la juventud. Ese pueblo hambriento vestido de uniforme está listo para cambiar consignas por comida y uniformes por ropa sin el estigma de ser perros de presa de una tiranía.


Lamentablemente, ninguno de estos factores cumplirá su misión en la lucha por nuestra libertad en las condiciones de inercia que sufre en estos momentos nuestra oposición interna. Mientras el gobierno controle las calles la tiranía se mantendrá en el poder. Ellos lo saben y por eso decapitaron a las Damas de Blanco matando a Laura Pollan y asestaron este golpe demoledor contra el Movimiento Cristiano de Liberación matando a Oswaldo Paya. Y podemos estar seguro de que la lista no termina en ellos.


La bomba de tiempo de una tiranía carcomida por la corrupción, el abuso y la injusticia necesita el detonador de un pueblo tomando las calles en demanda de sus derechos ciudadanos. Ese detonador obligaría al ejercito a disparar contra su pueblo o rebelarse contra los tiranos. Cuba necesita una Bastilla o una Primavera Arabe y esas no se producen sin líderes que asuman la responsabilidad y corran los riesgos. Es cierto que quienes lo hagan se jugarán la vida pero es mejor alternativa que ser otra estadística en la lista ominosa de víctimas de la tiranía más larga y represiva en la historia del Continente Americano.


Vía lanuevanación.com

ZOÉ SONANDO EL CUERO

Por Zoé Valdés

Julio Aleaga Pesant, el periodista independiente que mayor movilidad tiene en Cuba. Y Antonio Rodiles, el dandy de los cambios. Y lo que trajo el barco…

Julio Aleaga Pesant es como el Batman, lo mismo está presente en la misa del Papa -fue el único periodista independiente que pudo llegar hasta Santiago en el mes de marzo-, que detenido en el cortejo fúnebre de Payá, que de inmediato lo sueltan y lo mandan para Bayamo. ¡Contra qué agilidad tiene este periodista independiente y qué facilidad de movimiento!


Foto de Rodiles durante su detención en el cortejo, tomada por Yoani Sánchez según Penúltimos Días

El azar tan azaroso cubano quiso que estuviera detenido con Antonio Rodiles, el compañero de Estado de Sats, que entró como un dandy y salió como una vedette ya haciendo caja de entrevistas a costa del sepelio de Payá.

Otro artículo sobre Rodiles en Cubanet, donde lo mejor que se dice es lo siguiente: “El abogado Wilfredo Vallín, de la Asociación Jurídica Cubana, y el periodista independiente Reinaldo Escobar, que fungían como representes (NM: representantes querrá decir) del grupo ante los oficiales, anunciaron cerca de la una de la madrugada que habían llegado a un acuerdo con ellos: a las diez de la mañana siguiente, cuando se cumplieran veinticuatro horas de la detención, de acuerdo con la ley, las autoridades lo pondrían en libertad o anunciarían los cargos para comenzar un proceso judicial. A cambio, los padres y el grupo de amigos se retirarían a sus casas y acudirían por la mañana para conocer la decisión tomada.” ¡Contra, qué buena, sensata y amable es la policía castrista con esta gente!

Reitero y exhorto a estas personas que deberían hacer varios plantones frente a las cárceles de Manto Negro y el Combinado del Este para exigir la libertad de Sonia Garro Alfonso, Niurka Luque y Ramón A. Muñoz. Y les aconsejo que dejen de estar buscándose publicidad al descaro a costa de los muertos. Que es lo que siempre hacen.

Son unos oportunistas y unos desvergonzados, porque en vida de Oswaldo Payá jamás lo entrevistaron ni se ocuparon de él, despreciaron profundamente su movimiento, y ahora a coger lascas con el muerto. Payá además sabía muy bien quiénes eran esta gente, como queda claro en este video. Me pregunto además, y no soy la única, cómo es posible que siempre sea Yoani Sánchez quien twittée primero que nadie de accidentes y muertes de los opositores, cómo es posible que en tiempo récord hayan vestido pulóveres con la foto de Payá (foto de arriba a la izquierda), como lo hicieron ella (ver foto) y Fariñas, destacado en Le Figaro. Señores, muy fuerte, ni la familia, ni la viuda Ofelia Acevedo Maura, líder del MCL, ni el hermano de Payá, Carlos Payá, ni el ex preso político Regis Iglesias Ramírez han salido en la prensa francesa, ni entrevistados por el New York Times, ¡es de ¡cojones, vaya!




Opacan a los verdaderos disidentes en vida, y los opacan después de muertos también. El ego o algo más es más fuerte que ellos.


Vía nuevoacción.com

jueves, julio 26, 2012

DEMOCRACIA, LIBERTAD DE EXPRESION Y DD HH, "CUENTOS" PARA RAUL CASTRO

Raúl Castro dice ahora que podría dialogar incluso de democracia, libertad de prensa, y Derechos Humanos y "todos esos cuentos que han inventado".


Por Martín Higueras


Durante un acto en la provincia cubana de Guatánamo por el llamado Día de la Rebeldía Nacional que conmemora el fallido asalto al Cuartel Moncada, Raúl Castro dijo estar dispuesto a sentarse a dialogar con Estados Unidos sobre temas como democracia, libertad de expresión, Derechos Humanos y "todos esos cuentos".


El dictador señaló que "si quieren discutir, discutiremos, de democracia, libertad de prensa, Derechos Humanos y todos esos cuentos que han inventado, vamos a discutirlo todo, pero en igualdad de condiciones, porque no estamos sometidos y no somos colonia de nadie ni títeres de nadie".


En cuanto al contenido de esas hipotéticas conversaciones, Castro dijo que "discutiremos todos los temas que quieran, los de Cuba, los de EEUU, y los de sus aliados de Europa Occidental. Mientras tanto, aquí estamos y siempre con la caballería lista por si acaso". Agregó que su intención no es fomentar un clima hostil, apunto a EEUU como el país que agrede a Cuba: "Si quieren confrontación, que sea en béisbol, donde a veces ganan ellos y otras veces nosotros, pero no en ningún otro plano".


Sin embargo, dejó su todo "amable" y alertó de que "esa etapa llamada democrática y que añoran con tanta insistencia en EEUU y toda la gran prensa" es el motivo por el que "luchan algunos grupúsculos, que están creando las bases para que aquí ocurra lo que en Libia, o lo que están haciendo en Siria".


Vía libertaddigital.com

¡ OTRA DE PONG !


Vía cubahumor.blogspot.com

miércoles, julio 25, 2012

DENUNCIAN A GENERAL CUBANO EN VENEZUELA


El general de división, Leonardo Ramón Andollo Valdés, segundo Jefe del Estado Mayor de Cuba, ha intervenido como supervisor en reuniones desarrolladas por el alto mando militar venezolano en un clara injerencia y violación de la soberanía de Venezuela, denunció el miércoles en Caracas, el general en situación de retiro, Antonio Rivero.



“Pueden existir acuerdos de intercambios militares con otros países, pero en ningún caso, pueden haber actividades que sólo le competen a la seguridad y defensa de un país”, afirmó el general Rivero en entrevista con martinoticias.com.


“En esas reuniones se habla de seguridad y defensa, de fortificaciones, de asuntos que corresponden estrictamente a las fuerzas armadas de este país”, subrayó.


Rivero dijo que consignó el miércoles en la Fiscalía General de la República pruebas acerca de la "presencia activa" de militares del alto mando cubano en Venezuela, con fotos, grabaciones y videos en los cuales se muestra al general Andollo Valdés y otros presuntos militares cubanos, supervisando operaciones militares venezolanas.


“Son más de ochenta fotografías que consigné al Ministerio Público y grabaciones que pude escuchar con generales venezolanos, participando en una reunión del Grupo Estratégico Cubano, que se conoce como GRUCE”, afirmó.


Rivero dijo que puso a disposición de la Fiscalía el material gráfico y visual, para que se investigue qué se discute en esas reuniones y qué información se le está dando al ejército cubano.


“Es un material que no puedo hacer público, porque me implicaría a mí violando información de confidencialidad”, afirmó. “Digo que lo he puesto a disposición de la Fiscalía, para que la opinión pública lo sepa y también, porque eso revela que mi denuncia de hace dos años es cierta y fundamentada”, agregó.


En mayo del 2010, el general Rivero había realizado una primera denuncia sobre el mismo tema ante el Ministerio Público, con varias fotos, que a su juicio violaban las leyes venezolanas, pero fue suspendido de su cargo y sujeto a un proceso por violación de confidencialidad que todavía está en proceso.


"Como ciudadano venezolano estoy en el marco del respeto de la medida cautelar que me fue impuesta después de haber hecho la denuncia hace dos años y lo hago como una actividad política y buscando que se realice la investigación pertinente y sea aclarada esta situación tan grave para la nación".


Rivero dijo que conoce perfectamente bien los antecedentes militares del general cubano, Andollo Valdés, y de su segundo, un oficial especialista en construcciones y fortificaciones militares.


El general Andollo Valdés, de 67 años, se graduó en la Academia Militar Voroshilov del Estado Mayor Soviético donde cursó estudios operativos- estratégicos de 1974 a 1976.


Como él mismo relata en el libro Secretos de Generales del periodista cubano Luis Báez, Andollo cumplió misiones como asesor militar y jefe operativo en Etiopia, Yemén y otros países que no precisó


Vía lanuevanación.com

¡ TAL PARA CUAL !

GARZON DEFENDERA AL FUNDADOR DE WIKILEAKS

El exjuez sigue buscando casos mediáticos tras su salida de la Audiencia. Se ha reunido con Assange en su refugio de Londres.

Julian Assange

ld/agencias 

 El exmagistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón liderará la defensa legal del fundador de Wikileaks, Julian Assange, según confirmó a Europa Press Kristinn Hrafnsson, portavoz de la compañía. Esta decisión llega después de que Garzón mantuviera una reunión privada con Julian Assange en la sede de la Embajada Ecuatoriana en Londres sobre la nueva estrategia jurídica a seguir en el proceso contra Wikileaks y su fundador.



Ex magistrado Baltazar Garzon

Durante el encuentro, según informa Wikileaks en un comunicado, el exmagistrado español mostró su "grave preocupación por la ausencia de garantías" con las que se está actuando contra Julian Assange y "el acoso" al que está siendo sometido, "con consecuencias irreparables para su propia salud física y mental".



La defensa de Assange buscará defender tanto a Wikileaks como a su fundador "de los abusos de proceso y de arbitrariedades del sistema financiero internacional que pondrán de manifiesto el alcance real de la operación contra Julian Assange".


Vía libertaddigital.com

martes, julio 24, 2012

¡ 250 MIL MUERTOS !

Por Esteban Fernández



¿Se acuerdan del paquetazo aquel de los 20 mil muertos provocados por el gobierno de Fulgencio Batista? Jamás, ni sumando los caídos de ambos lados de la contienda, han logrado convencer a la mayoría de personas con dos dedos de frente, de la veracidad de esa exagerada cifra lanzada maquiavélicamente por la revista Bohemia.


Y cuidado, que nadie me acuse de ser, o haber sido batistiano. Ni soy batistiano ni soy antibatistiano. Sólo soy anticastrista y anticomunista. Por lo tanto, voy a acusar al régimen opresor de mi país de haberle ocasionado la muerte, directa o indirectamente, ¡A UN CUARTO DE MILLÓN DE SERES HUMANOS!


Y no voy a comenzar por el asesinato en la Sierra Maestra de Eutimio Guerra, sino por el de Manolo Castro en la esquina de El Cinecito y el del policía de la Universidad, Oscar Fernández Caral. Algunos sostienen que es mentira que Castro fuera el causante de esas muertes. Me interesan un bledo esas opiniones: ¡Yo creo que SÍ LOS MATÓ! Y de ahí pa'lante la matazón ha sido monumental. La sangre vertida ha sido mas caudalosa que las aguas del rio Cauto...


En la lista de los crímenes del castrismo no están solamente los que cayeron en los paredones de fusilamiento desde enero de 1959, sino también los que han muerto en las cárceles a consecuencia de bayonetazos, de torturas, de enfermedades y de huelgas de hambre.


¿No son víctimas del castro-comunismo los que se han ahogado, o han sido devorados por los tiburones, tratando de llegar en balsas a tierras de libertad? Y ahí debemos incluir a mujeres, niños y ancianos. Y no solamente eso, sino que asesinaron a los pilotos de "Hermanos al Rescate" que trataban de salvar a indefensos balseros en el medio del mar. ¡Gloria eterna a los caídos en el hundimiento del Remolcador 13 de Marzo!...


Hasta los suicidios como los de Osvaldo Dorticós, Haydee Santamaría, Félix Pena, el de su antiguo amigo Rafael del Pino, sin olvidar al presidente chileno Salvador Allende, deben caer sobre la conciencia del sátrapa.


Los caídos en el ataque al Moncada -soldados y asaltantes- yo se los atribuyo a Fidel Castro, igual que lo fueron los hombres que cayeron en el desembarco del Granma sin saber que Castro iba a implantar una tiranía. Esos también son de la cosecha del genocida.
Aunque mundialmente se presuma de los “beneficios” de la medicina castrista, mis compatriotas saben que la verdadera historia es muy diferente. Los enfermos que en cualquier lugar del mundo pudieran ser curados y salvados de complicaciones mayores, en Cuba mueren por falta de higiene y por no tener una atención médica apropiada y moderna. Cada vez que veo que a un cubano en grave estado lo reviven en un hospital norteamericano, pienso: “¡En Cuba se hubiera muerto!”


Y los occisos no solamente son cubanos. La historia nos ratifica que las garras de los castristas son muy largas y tenebrosas, y que se han inmiscuido en centenares de asuntos internos de muchos territorios, creando el caos y provocando la muerte de muchos ciudadanos de otros parajes.


Pregúntenle a un salvadoreño que esté al tanto de los acontecimientos ¿Quién fue el extranjero que más desolación ha provocado en El Salvador? Y usted verá que le responderá que es Fidel Castro Ruz.


¿Quién convirtió la tierra cubana en un enorme campo de entrenamiento de guerrilleros, dominicanos, bolivianos, colombianos, mexicanos, guatemaltecos, nicaragüenses, los cuales mas tarde regresaron a sus países de origen con la orden de combatir y hacer correr la sangre de sus conciudadanos? Eso sólo tiene un nombre, se llama Fidel.


¿Cuántos cadáveres -de ambos lados- causó la intervención militar del castrismo en África? Difuntos en Etiopía, Mozambique, en Somalia, y en montones de repúblicas africanas. A todos los cuerpos balaceados se les pudo haber puesto un cartelito en el pecho que dijera “Gracias a Fidel estoy muerto”...


¿O alguien duda que las madres cubanas no solamente han llorado la muerte de sus hijos en Girón, en la Sierra Maestra, en las cárceles como 100 y Aldabó, en La Cabaña, en La Campana, y en el Estrecho de la Florida, sino TAMBIÉN EN ANGOLA, siendo carne de cañón del expansionismo cubano-soviético?... Yo me imagino que debe haber un cementerio privado de los Castro en la República del Congo.


Y podemos hasta el extremo de estar plenamente convencidos de que el régimen de Cuba estuvo íntimamente involucrado en el asesinato de John F. Kennedy. Existen muy pocos rincones del mundo que puedan darse el lujo de haber estado exentos del terror fidelista, y sin tener uno que otro muerto provocado por estos dos hermanos hijos predilectos de Satanás.


Unos monstruos que se alegraron de la muerte de revolucionarios que les hacían sombra como Frank País, José Antonio Echeverría, Menelao Mora. Hasta mandaron al matadero al Coronel Pedro Tortoló, aquel que se rajó durante la invasión norteamericana a Granada.


Y podemos añadir los que se mueren por epidemias (ahora mismo existe un desate de cólera que ha llevado al país a dos siglos atrás), por derrumbes, y porque no sobreviven los ciclones por falta de preparación ya que las viviendas no resisten ni un viento platanero y últimamente utilizan el método de accidentes de tráfico provocados e inocular veneno a los adversarios. Todas las cifras de estos muertos, están bien escondidas por el régimen de Cuba, pero siguen siendo causados por él. Matar a un ser humano es un crímen, matar a 250 mil es un genocidio.
 
Vía nuevoacción.com

¿SE SABRÁ LA VERDAD ALGUNA VEZ?

Por Zoé Valdés

 Es muy probable que haya que esperar a que los sobrevivientes del accidente que le costó la vista a Oswaldo Payá Sardiñas y Harold Cepero estén fuera de Cuba para conocer la verdad. O tal vez esa verdad no se sepa nunca, como ha ocurrido en otros casos. ¿Se supo alguna vez lo que sucedió con Yohana Villavicencio? No.

Las contradicciones estriban en que la familia, sobre todo la hija de Payá, Rosa María Payá, afirma que las informaciones que posee de que el auto donde iba su padre fue impactado en tres ocasiones, hasta que consiguieron sacarlo de la carretera, fueron dadas a través del móvil por los dos sobrevivientes. No creo que en ese instante ninguno de ellos fuera a mentir, ni a sobrevalorar lo ocurrido, cuya tragedia, nadie lo discutirá, es de gran magnitud. O sea, que lo que se dijo en el primer momento, seguramente sea lo más cercano a la verdad.

El otro dato importante es que se sabe por las informaciones obtenidas en la medida en que los hechos se iban desvelando que mientras que los demás fueron conducidos rápidamente al hospital, por el contrario a Payá, malherido, lo subieron a un camión y lo desaparecieron. ¿El mismo camión que los impactó? Payá llegó al hospital mucho después, entretanto estuvo desaparecido, como ya dije, en el camión, y murió al llegar al hospital.

Tercer dato. No es serio afirmar que el auto impactó contra un árbol y al mismo tiempo contradecirse y declarar que el chofer (el español), no vio una luz del semáforo y al llevársela perdió el control, y entonces el automóvil cayó por un terraplén.

¿En qué quedamos, contra un árbol, resbaló hacia un terraplén? ¿Cómo es posible, además, que sobrevivieran los extranjeros, y los cubanos murieran? ¿No iban los extranjeros en el asiento delantero? Sospecho que los extranjeros sobrevivieron únicamente para servirle a las autoridades castristas las declaraciones que ellos intentarán sacarle. Gracias a esas declaraciones es muy probable que salvaran y salvarán sus vidas por mucho tiempo, pero que recuerden que estarán obstruyendo la investigación y echando más sombras sobre la verdadera causa del accidente; o sea ocultarán la verdad.

En cuanto al aval de Elizardo Sánchez, que según él mismo mandó a dos de los suyos al lugar del accidente, y vieron un árbol abollado y ya dieron por cerrado el caso. Me parece tan estúpido que la prensa tome en cuenta una investigación hecha por dos personas que no son especialistas de nada, pero sobre todo que la prensa tome como referencia, todavía a estas alturas, la versión que avala al régimen de los Castro por un señor que fue condecorado con una de las distinciones más importantes del MININT y por la DSE por ser uno de sus colaboradores, y que todavía el mundo lo trata como uno de los voceros principales de la disidencia. Hay que tener gandinga. A mí la versión de Elizardo Sánchez no me brinda ninguna credibilidad, ni ésa ni ninguna, pero mucho menos ésa. En cuanto a la versión que den los sobrevivientes en Cuba, a las autoridades castristas, tampoco me valen. Como ya no me valen tampoco las que den fuera. Porque ahí ya está viciado el tema. No creo que ninguno de ellos se atreva a desmentir una declaración que ya dieron a los castristas, aunque luego declaren que lo hicieron para salvar el pellejo, lo que sería de una cobardía total.

Es una pena que Payá y Cepero hayan puesto sus vidas en manos de un joven peppero y de un sueco, que por lo que ve sigue haciéndose el sueco. Pero Payá y Cepero tenían la urgencia, que se comprende por demás, de que los extranjeros sean siempre testigos del horror. Sin comprender que para lo que los cubanos significa la vida, para la mayoría de los extranjeros no pasa de ser una aventura vacacional. En cuanto al apresurado post de Rui Ferrera en su blog, donde destaca que el español ha aceptado toda la responsabilidad, bueno, ¿cuándo se ha visto que en un asunto como éste un periodista sentencie antes que los investigadores y los jueces? Este Rui Ferreira es un periodista curioso, siempre está como apurado en todo. Lo noté cuando fui a las oficinas del periódico El Mundo en Miami, tenía un apuro por sentarse a ver de qué iba lo que yo estaba haciendo allí… Y al punto, el saludito familiar, típico…


Nota: Sí, perdón, había olvidado lo siguiente. Ya un mes antes a Payá le habían chocado el auto en el que iba. Sin contar las numerosas amenazas de muerte que había recibido durante décadas.(En la foto de la izquierda el VW de Payá, como quedó volcado, en un accidente provocado hace un mes)



No olvidar tampoco la falsa foto del accidente publicada por un sitio oficialista cubano. La burlita del agentón Serpa Maceira en la red. el anuncio, nada banal, en la página de Granma. Y quedan cositas pendientes todavía.
 
Vía zoévaldés.net

domingo, julio 22, 2012

MUERE OSWALDO PAYÁ EN ACCIDENTE CERCA DE BAYAMO


El conocido disidente político y líder del Movimiento de Liberación en Cuba, falleció esta tarde en el Hospital Carlos Manuel de Céspedes de Bayamo, adonde fue conducido después que- según han informado las autoridades del régimen- el carro en que viajaba con otras tres personas, fue embestido por un camión pesado. No se ha informado del estado de las otras personas que viajaban en el mismo automovil que Payá Sardiñas.

Vía nuevoacción.com