¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

sábado, junio 02, 2012

LA GRAN TRAMPA YA ESTÁ EN EJECUCIÓN

Por Marzo Fernández (Especial para Nuevo Acción).

Hoy por hoy, la gran tarea que está desarrollando la dirección superior del gobierno cubano, es la de garantizar una TRANSICIÓN segura, a un nuevo equipo gobernante, que a su vez garantice una continuidad del actual "status quo".

Hay mucha, pero mucha premura, el almanaque no perdona, y hay que evitar nuevas complicaciones. Existe el concenso, que tiene que aplicarse en vida del moribundo en jefe, al igual que de la "troika" gobernante:

Raul Castro.- 3 de Junio de 1931

Ramiro Valdes. 28 de Abrl de 1932

Machado Ventura 26 de Abril de 1930

Fidel Castro (embalsamado) listo para guardar en su monumento, los comentarios y susurros entre los dirigentes son muchos. Todos quieren conocer a los nuevos elegidos y que papel pudieran desempeñar en el nuevo proceso, que ya toca a las puertas. Es bueno reiterar, que la TRANSICIÓN, para que de inicio funcione, tiene que estar SANTIFICADA por el moribundo jefe, tanto para los efectos internos como internacionales. Por lo menos de esto, están convencidos los que actualmente controlan el poder. No hay dudas, la rapidez se impone.

Tengan muy presente, que nos enfrentamos a un gobierno que se caracteriza de una alta eficiencia en el control social, son especialistas en crear problemas y después ofrecer soluciones. Utilizan permanentemente la estrategia de la gradualidad. Las medidas "dolorosas y necesarias". La utilizacion diaria del aspecto emocional para causar un corto circuito en el análisis racional. Siempre dirigiéndose al público, como unos ignorantes, que no saben ni tienen idea de las grandes batallas y combates que sus dirigentes están enfrentando. Así es el comunismo, así es como te lavan y comen el cerebro.


En mi opinion y estoy casi convencido, todos los rumores y las mismas medidas que aplica el gobierno, apuntan hacia el mismo personaje: EUSEBIO LEAL SPENGLER(foto).



El sucesor ideal, que en primer término, cuenta con el apoyo del Moribundo en Jefe ( de esto hay para hablar). La Iglesia lo considera uno de los suyos—jugó un papel fundamental en la visita del Papa—no está asociado ni vinculado a la represión.


Es un hombre estudioso y culto, puede desenvolverse con éxito en cualquier tribuna. Los militares lo apoyan y no ven en él a un enemigo; al contrario parece una figura controlable. Siempre se le asocia a la reconstrucción de La Habana Vieja, una obra siempre sobredimensionada con fines propagandistas, que no es más que una gran escenografía tipo Hollywood: solo fachada, detrás solo hay escombros.


Estas notas son una alerta. Siempre tenemos que prever las jugadas del contrario. A Eusebio Leal lo conozco personalmente y muy bien -desde que era un jovencito- y les puedo decir, QUE ES UN LOBO QUE SE DISFRAZA DE CAPERUCITA, con su cara de seminarista y su pinta de gay, es una fiera que siempre está en guardia. Un personaje que no se puede subestimar.
 
Vía nuevoacción.com

Según informes de la inteligencia: CHáVEZ ALIVIA EL DOLOR CON UN OPIáCEO "100 VECES MáS FUERTE QUE LA MORFINA"

El venezolano estaría tomando un potente opiáceo para combatir la metástasis del cáncer, no para erradicarlo.


ld agencias

 El presidente venezolano, Hugo Chávez, toma un opiáceo que es "cien veces más fuerte que la morfina" para aliviar los fuertes dolores que le causa "el persistente avance del cáncer en los huesos", revela hoy el diario español ABC, que cita un "informe de inteligencia".


Además de ese medicamento, denominado "fentanilo", los médicos también le suministran "bisfosfonato para combatir la progresión de la metástasis" y "corticosteroides para aliviar los efectos secundarios de la radiación y la quimioterapia", indica el medio.


El periódico asegura haber tenido acceso al "último informe de inteligencia" elaborado a partir de "los dictámenes médicos del equipo de facultativos que atiende al mandatario de Venezuela".


Las mismas fuentes confirman que "Chávez padece un rabdomiosarcoma, un tumor cancerígeno de los músculos que van adheridos a los huesos, con metástasis".


Sobre el pronóstico, "al menos parte del equipo médico estima, de acuerdo con el informe de inteligencia, que 'si no sucede una inesperada caída, el presidente Chávez podría llegar a las elecciones'" presidenciales del 7 de octubre. La candidatura de Chávez a esos comicios fue registrada en el Consejo Nacional Electoral (CNE) durante el primer día del plazo formal para que los partidos presenten a sus aspirantes.


Según el informe citado por ABC, los efectos posteriores del tratamiento al que está sometido Chávez en Cuba, que incluye radiación y quimioterapia, como fuerte dolor y gran ansiedad, son "especialmente preocupantes y en algún momento su cuerpo no será capaz de superarlos". Añade que los tratamientos son "para afrontar la extensión del cáncer, no para erradicarlo".


Chávez, de 57 años, se encuentra inmerso en un proceso de recuperación desde que hace casi un año se le diagnosticó un cáncer. El mandatario regresó el pasado 11 de mayo a Venezuela tras concluir la última etapa de la radioterapia, tratamiento que le fue prescrito tras ser sometido en febrero pasado a un operación de un nuevo tumor canceroso, recurrencia del que lo llevó a pasar por el quirófano por primera vez el 20 de junio de 2011.

Vía libertaddigital.com

LOS FANJUL, LOS CASTRO Y LAS TIÑOSAS CUBANAS

Por Alfredo M. Cepero

"Donde está el cadáver se reúnen los buitres", traducción hecha por la biblia "DIOS HABLA HOY", del texto original de Mateo 24:28, donde algunos traducen "águilas" en vez de "buitres" porque el término griego AE-TOS puede traducirse de ambas formas.

Hace un par de semanas el exilio cubano denunció con indignación el acuerdo entre la empresa de muebles IKEA y los tiranos de nuestra patria en que, 144 años después de que Carlos Manuel de Céspedes le diera la libertad a sus esclavos, los presos políticos cubanos fueron sometidos a un régimen de explotación y de esclavitud. Las mismas condiciones en que han operado en Cuba durante años numerosas empresas españolas, italianas, mexicanas, inglesas y de otros países que hemos denunciado en muchos de los trabajos publicados por quien suscribe y por muchos de nuestros colaboradores en La Nueva Nación. Creíamos haber denunciado los actos más despreciables de la alianza perversa entre comunistas y capitalistas para enriquecer sus arcas con el sudor, el hambre y la miseria de los pueblos bajo su dominio. Pero eso fue hasta que llegaron a nuestro conocimiento detalles sobre las conferencias impartidas en Washington por el cuentista a sueldo de la tiranía, Eusebio Leal, quien se presenta con el pomposo título de Historiador de la Ciudad de la Habana.

En la primera fila de la conferencia pronunciada por Leal en el Brookings Institute estaban dos miembros notorios de la élite empresarial y política cubana del exilio. Alfonso Fanjul, generoso contribuyente a campañas políticas de ambos partidos con especial énfasis en el Partido Demócrata y Paul Cejas, Embajador en Bélgica durante la presidencia de su amigo Bill Clinton. Si, el mismo Clinton que le regaló al dinosaurio decrépito el trofeo del infeliz Elián González. En el curso de la conferencia, sabe Dios con qué objetivo, Leal se encargó de acentuar los lazos de Fanjul con los tiranos cubanos cuando dijo que, cuando los presentaron en uno de los viajes del potentado a la Habana, éste le había dicho: "Nada vengo a reclamar a Cuba. Solo quiero que me digan en que puedo ayudar".



Y, sin dudas, para un régimen de ladrones e incapacitados que únicamente ha logrado sobrevivir por más de medio siglo vendiendo nuestra soberanía a la Unión Soviética y manipulando la vanidad del grotesco simio de Barinas, la ayuda de Fanjul, de Cejas, de Saladrigas, de Ortega Alamino y de sus adláteres de menor cuantía resulta crucial en estos momentos en que el régimen se encuentra en su fase terminal. Sobre todo ahora que se les mueren el maestro cubano y el discípulo venezolano, que el "presidente" analfabeto ya no tiene un libreto para seguir engañando al pueblo y que la vocera más visible de la tiranía es una mujer grotesca, degenerada y cínica cuyo auditorio está limitado a unos infelices que imploran una porción de respeto para sus preferencias sexuales. La Mariela que dice que, si fuera norteamericana, votaría por Obama. Un privilegio del que no han disfrutado nunca los cubanos bajo la tiranía de su padre y de su tío.


De esa fase terminal del régimen es de lo que quieren aprovecharse estas tiñosas cubanas que se aprestan a devorar la carroña del cadáver de la patria. Quieren crear una cabeza de playa empresarial que les permita adelantarse a otros inversionistas que hoy se inhiben por cuestión de principios. De esta manera serán los primeros en medrar cuando se produzca la caída inminente de la tiranía. A ellos no les importa el hecho de que, con su asociación con los tiranos, podrían estar prolongando la vida del régimen y, con ello, el martirio de su pueblo. Pero ellos ni tienen patria ni se sienten parte del pueblo de Cuba. Como Ortega Alamino se consideran una aristocracia intelectual y acaudalada que no tienen que rendir cuentas nadie. Para eso tienen sus gigantescas cuentas bancarias con las cuales comprar la obediencia y la complicidad de nuestros futuros gobernantes.


¿De dónde ha salido toda esta estrategia? Pues de la Trilateral Commission. Para quienes no estén al tanto, esta es una organización internacional que fue fundada en 1973 por David Rockefeller y un grupo élite de banqueros, empresarios, políticos y académicos de Europa, Japón y América del Norte. Con su inmenso poderío financiero los miembros de la Trilateral Commission financian y controlan organizaciones tales como el Council of Foreign Relations, el Brookings Institute y el National Trust for Historic Preservation. Esta gente no está interesada en un gobierno mundial con una estructura visible que los sujetaría al escrutinio público. Su objetivo es crear un Nuevo Orden Mundial donde estos señores, sin ser gobierno, decidan los destinos de las naciones comprando la obediencia de sus gobernantes de turno.


Por eso, desde hace cuatro décadas, David Rockefeller lo mismo es anfitrión de Fidel Castro durante sus viajes a Nueva York que financia campañas de la izquierda norteamericana apoyando a candidatos como McGovern, Carter, Mondale , Gore y Kerry. Cuatro de ellos fueron rechazados en forma contundente por los votantes norteamericanos y el único que llego a la Casa Blanca demostró estar más preparado para cultivar maní en su nativa Georgia que para enfrentar los retos de un mundo empecinado en la destrucción de los Estados Unidos. Para su fortuna, Barack Obama fue la respuesta de esta élite manipuladora a las repetidas derrotas en las urnas durante casi tres décadas. Esta es también la respuesta a quienes se preguntan cómo fue posible que en menos de diez años, Obama pasara de mal pagado organizador comunitario a presidente de la nación más poderosa del mundo.


Tomando una página del libro de juego de Rockefeller surge esta iniciativa para una alianza estratégica con la tiranía. De ahí la benevolencia del Papa con los Castro, la conferencia de Ortega Alamino en Harvard, las reuniones secretas de empresarios católicos en La Habana y la política de apaciguamiento de Obama hacia el régimen comunista de Cuba. En cuestiones determinadas por personas con este poderío político, religioso y financiero las cosas no ocurre por accidente. No ocurren por casualidad sino por causalidad. La causa es que alguien o algunos con considerable influencia en los centros de poder internacionales están coordinando una ofensiva conjunta desde Washington y el Vaticano para lograr un cambio sin violencia en Cuba.


Un cambio cosmético donde el pueblo reciba una mínima dosis de libertad y los empresarios una gigantesca dosis de enriquecimiento espurio sobre las espaldas de un pueblo esclavizado. En esto Alfonso Fanjul tiene una vasta experiencia como lo demuestra su explotación de los centenares de haitianos que trabajan por sueldos miserables en sus plantaciones de la República Dominicana. Para Fanjul y sus compañeros en esta ignominia no hay diferencia entre cubanos y haitianos a la hora de enriquecer sus arcas. Porque esta gente no tiene patria, les quedan estrechas las fronteras nacionales, su motivación es la avaricia, su meta el enriquecimiento a cualquier precio y no tienen otra ideología que el egoísmo en grado superlativo. Por eso son incapaces de sentir compasión por las víctimas de la tiranía y se paran sobre los cadáveres de nuestros mártires para adelantar sus agendas personales.


Esta es una afrenta que el pueblo de Cuba tiene que castigar cuando se produzca nuestra redención cercana y a todas luces inevitable. Contra esta gente se impone un castigo ejemplarizante mucho más drástico que cualquiera que apliquemos a los mercaderes extranjeros. Estos últimos, aunque culpables y merecedores de castigo, podrían tener el atenuante de su extranjería. Pero los Fanjul, los Cejas, los Saladrigas y los Ortega Alamino tendrán que cargar con el agravante de haber esclavizado a sus propios compatriotas, asesinado las ansias de libertad del pueblo de Cuba y traicionado a la patria en su momento de mayor desgracia.


Vía lanuevanación.com

RAÚL, EL COMANDANTE BUENO

Por Esteban Fernández, Jr.



Raúl Díaz Torres desembarca en Cuba en el Granma, se dispara la campaña completa en La Plata junto a Fidel Castro. Durante los primeros días de 1959 llega a Güines, su pueblo natal. Las masas lo reciben como si fuera un gladiador romano. La barba le llegaba a la cintura, su uniforme verde olivo era casi un harapo. Si usted lee mis ensayos con la suficiente atención, ya debe saber bien que yo era alérgico a los “cantos de sirena” del Ejército Rebelde. Sin embargo, ya para junio del año 59 este comandante me agradaba sobre manera. Ya estaba a un tilín de convertirse en mi solitario héroe dentro de los barbudos.


Amigos comunes iban a abrazarlo, a saludarlo, y él los recibía con muestras de afecto y humildad, pero cuando alguien lo visitaba dando señales de admiración, lo paraba en seco. Y si lo felicitaban, recibían una descarga de su parte.


La gente se quedaba fría cuando él contestaba sorpresivamente a los halagos diciendo: “¿Por qué me felicitan? Yo solamente hice lo mismo que Fidel, NADA”. Era inaudito que en aquel momento “un aguerrido combatiente”, un expedicionario del Yate Granma, dijera públicamente que “Yo hice muy poco desde que me di cuenta que Fidel Castro se pasó la mayoría del tiempo acostado en una hamaca, fumando tabacos H. Upmann y leyendo libros”...


Y aquí utilizo palabras textuales del Comandante Raúl Díaz Torres cuando se le acercaban sus simpatizantes y los de la revolución: “¡Ahora si que nos cayó carcoma, esto es una basura, Fidel no es solamente comunista, sino que es tremendo hijo de perra!”...


Mis coterráneos llegaban al parque después de haberse entrevistado con Raúl y venían azorados, pálidos, y "con el rabo entre las piernas". Un amigo me dijo: “Tienes que conversar con este hombre, si fueras a la cárcel a hablar con el General Eulogio Cantillo, estoy seguro que hubieras recibido una opinión más favorable de Fidel Castro que la que tiene Raúl Díaz”...


En Güines, todos los Viernes Santos se hacía públicamente la "Escenificación de la Vida y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo". Era algo bello y apoteósico. Media Cuba desfilaba por nuestro pueblo. De La Habana venía personal de la CMQ a maquillarnos y a cooperar para hacer nuestra obra más real (y me incluyo, porque yo actuaba como un miembro del “Tribunal de Caifás”).


He aquí un hecho histórico, desconocido por la mayoría de los cubanos, que tuvo lugar el Viernes Santo de 1961: De pronto los fidelistas comenzaron a tirotear al pueblo presente en la Escenificación, todo el mundo corría despavoridamente, y en ese instante surge la figura erguida del Comandante Raúl Díaz Torres, y delante de todos los presentes, se arrancó de sus hombros las estrellas de comandante y las tiró al piso, mientras gritaba: “¡Yo no desembarqué en el Granma, ni estuve en la Sierra para esta mierda!” Y ese preciso día el Comandante Díaz se consagró ante mi vista.


Acto seguido, mediante el patriota güinero Renán Llanes Ravelo, se ocupó de hacerle llegar armas y pertrechos de guerra a los alzados en El Escambray bajo las órdenes de Tomasito San Gil.


Creo innecesario decir que Raúl terminó siendo un exiliado político más y murió siendo un activo anticastrista. Es una verdadera lástima que todo el que fue adoctrinado, creyendo en "la epopeya gloriosa del Comandante en Jefe en lo más alto del Pico Turquino", no pudo hablar con Raúl Díaz Torres y enterarse que todo no fue mas que la creación de un mito, una pantomima, y que el tirano en ciernes vivió en la loma “mejor que Carmelina”...
 
Vía nuevoacción.com

LA TRAICIÓN DE "BENIGNO" A ARNOLDO MARTÍNEZ

Él (Arnoldo Martínez) (foto de la izquierda) me recibió, con una carcajada, muerto de risa, me abrió los brazos y me abrazó diciendo: -“ no no me cuentes nada, ya lo sé todo”.-

Allí es donde me dio él la tarea de sacarlo de aquel lugar, porque entonces si me creyó todo lo que yo le había dicho, del cerco que había con más de diez mil efectivos, y de la gente que los comandaba. Yo lo saqué con un grupo de treinta y seis hombres por debajo del puente del río Jatibonico y los llevé hacia un lugar próximo a la costa, como la única vía de salida [planteándole que allí no había milicianos, porque era una zona muy cenagosa, de acceso muy difícil y además llena de mosquitos. El me contestó que en una situación como aquella, poco importaban los mosquitos. Así que nos metimos por allí y yo los llevé a la finca de los padres de mi suegro, en unos cañaverales. Enfrente teníamos la carretera que va del pueblo de Yaguajay al de Caibarién, y a nuestras espaldas la costa norte de la isla, una franja más o menos pantanosa que oscila entre unos dos o tres kilómetros de ancho. Allí amanecimos. Fuimos a buscar una vaca, la matamos, y con esa carne tuvimos para comer dos días, y al tercer día aparecieron los milicianos, tratando de hacer un rastrillaje de la carretera hacia el mar. Yo seguía dentro del cerco junto con Arnoldo, como dándole una prueba de confiabilidad. No debía regresar al pueblo hasta que no tuviera orientaciones.

Le pedí a Arnoldo que me diera un fusil, pues lo único que llevaba era una pistola. El ordenó a unos de sus ayudantes que me diera el suyo,, que era un FAL de fabricación belga. Ya teniendo el fusil traté de alejarme un poco de Arnoldo. Éste, tomando en consideración que yo tenía tanta o más experiencia que él en la lucha de guerrilla, me dijo’ “Ponte para allá, en donde está aquel grupo, para que allí tú me los orientes. Tú los vas a mandar”-

Ahora los milicianos estaban a unos quinientos metros nada más y el cerco se iba cerrando. Lo que buscaba era una buena piedra era esconderme, pues no me gustaba nada la idea de que la misma gente mía me matase o me hiriese. Esto era por la mañana y yo planteé a Arnoldo romper el cerco en la noche. El me contestó que había tomado otra decisión: esperar hasta las cuatro de la tarde, hora en que los milicianos se sentarían a comer, dejando un hombre donde ahora había cuatro Y efectivamente, es lo que hicieron, y entonces Arnoldo, se tiró al contraataque, pero salió precisamente por la cocina de los milicianos, que es donde lo mataron. Me quedé atrás sin moverme de la desgraciada piedra, que había localizado por la mañana. Di la orden de avanzar a todos los que estaban a mi alrededor, y también empecé a tirar con el Fal, pero inclinando el fusil, para que los estaban a mi alrededor vieran que si estaba tirando, porque quedaban todavía huella de la sospecha. Así que tiraba y tiraba, e iba dando órdenes, pero quedándome detrás de mi piedra.


Ocho tan sólo lograron escapar, cinco fueron hechos prisioneros, y de los treinta y seis que eran, el resto murió en el combate. Yo seguí escondido detrás de la piedra.(a la izquierda una foto actual de "Benigno")

Como venían haciendo un rastrillaje, dos milicianos, cada uno con una ametralladora de esas checas modelo 25, que eran muy malas, cuando me vieron me dieron la orden de rendirme. El fusil Fal lo eché al suelo.


Uno de los milicianos gritó al otro’”Tira, tírale al hijo de puta este, hay que matarlos a todos”-


Entonces yo dije- “ pero, por qué me van a tirar? ¿Tú no ves que yo no estoy tirando? Mira mi fusil allí.”-


Bueno, me llevaron prisionero, y cuando fuimos llegando a la carretera me encontré con Pinares, que había sido mi jefe en la invasión, y Pinares, con su exaltación habitual me dijo:-“Carajo, Lalito, hijo de puta, te voy a matar ¡cabrón!. Tu eres de los alzados también, ¡hijo de puta!”-


En eso llegó Tomassevich. Al le habían comunicado que dentro del grupo de Arnoldo Martínez había uno que era de la gente nuestra. Mem miró y me preguntó:-“¿ Tú quién eres? “Yo soy Alarcón”. El le dijo a Pinares:-“deja eso”.


Me montó en el jeep y se inquietó:- “¿No estarás herido. No tienes nada?”. “No nada ningún problema”.


Trajeron al hermano de Arnoldo Martínez, que era primer teniente en nuestras filas, para que reconociera a su hermano, y él dijo que sí, que efectivamente era su hermano.


A mí me llevaron para La Habana.


(Tal y como está relatado por el propio “Benigno”, Dariel Alarcón Ramírez en su libro “Memorias de un soldado cubano", en las páginas 90 y 91)- (publicado en la edición del lunes 25 de junio del 2007)
 
Vía nuevoacción.com

jueves, mayo 31, 2012

¡ YANQUIS, COME BACK, PLEASE !

Por Zoé Valdés

Ayer estuve hablando con una persona que viajará nuevamente a Cuba en las próximas semanas con el propósito de ayudar a la disidencia. Esa persona es experta en política internacional y en economía. Algunas cosas de las que me dijo sobre la isla ya las sabía, otras podía intuirlas. Y una sola, aunque no me dejó perpleja, todavía me cuesta aceptarla. Que, por el camino que vamos, o que van ellos, Cuba terminará siendo un estado más de Norteamérica.



Empezó explicándome que ya hay lugares en la isla donde la gente aparece muerta de hambre, en sus casas, solos, sin haber comido un bocado durante muchos días, y sin medicamentos para aliviar sus dolores y enfermedades. Esto ocurre sobre todo con los ancianos. Ya yo lo sabía, puesto que es algo que empezó a suceder de manera frecuente en el año 1993.


A los ancianos enfermos terminales los mandan a sus casas a morir sin ningún tipo de protocolo médico para evitarles el sufrimiento. Los niños con problemas cardiacos fallecen a montones. Una gran cantidad de niños nacen con complicaciones cardíacas. También una cifra alarmante de niños desarrollan trastornos mentales, lo que se revela casi siempre en la primera adolescencia, dado que, como en Cuba la gente habla tan mal, nadie percibe esos problemas antes que las dificultades sean ya notables y por lo tanto al ser señaladas tardíamente pues no pueden solucionarse con tratamientos rigurosos y eficaces que debieron haberse iniciado desde muy temprano.


Las enfermedades contagiosas proliferan, no existen campañas de comunicación e información a la población. La prostitución aumenta. La gente aspira a putear y vivir de los extranjeros, por fin casarse con uno entre ellos, los muchos con los que llevan vidas promiscuas, y largarse, sin asumir ningún tipo de responsabilidad, ni idea del futuro.


“Es una sociedad que ha perdido la alegría de un día para otro. Llevo años viajando a Cuba. Antes ibas a un concierto de Los Van Van y la gente se notaba alegre. Ya no. Ahora hay una especie de vacío en la mirada de las gentes que aterra. Una tristeza terrible y un aburrimiento espantoso”. Han perdido la fuerza, deambulan desprovistos de energía, no saben trabajar y tampoco les interesa. Es una sociedad sin incentivos, es la razón por la que a nadie le importa trabajar de manera real; continuó explicándome.


Mientras esa persona rebatía que quedara verdaderamente gente cultivada en Cuba, su acompañante me decía que sí, que las había. Pero la otra añadió: “Una persona cultivada no es solamente alguien que ha leído a los clásicos, es también una persona que se mantiene informada, que lee de manera actualizada, que conoce el arte que se hace hoy en día en el mundo, que puede visitar museos con exposiciones itinerantes provenientes del mundo entero, que puede leer publicaciones, a las que no les prohíben leer esto o aquello y que puede moverse por su país lo mismo que por el mundo”. No, los cubanos no son cultos, selló airado.


Como en toda sociedad totalitaria se ha generado una serie de fenómenos, de gente hábil, astuta, que sabe más o menos hablar, o chacharear, sobre todo entretener o envolver al prójimo, que no le importa pactar con quién sea para conseguir lo que ansían. No se cortan un pelo para lograrlo. Pero no saben lo que significa conversar, debatir, polemizar, de manera calmada. Ni pensar en la autocrítica, todos son perfectos.


¿Y la disidencia? Pregunté. “La verdadera, muy sola, muy relegada por otros que mantienen un lenguaje que de una forma u otra conviene, y diría que hasta place al régimen, incluso siendo críticos. El régimen necesita de una confrontación que el mundo vea que ellos autorizan. La máxima aspiración no es solamente parecerse a China con sus cineastas y artistas chinos semi autorizados, y sus falsos disidentes, no, es también y sobre todo el estilo Putin”.


Personalmente no cree en una transición pacífica. Cree que habrá violencia, puesto que ya la hay, pero irá a más. Sin embargo, está segura que los que han instalado el “timbiriche o chiringuito de la disidencia”, nostálgicos de la época de chatarra de los soviéticos, tendrán un papel clave en la jugada de pasarle el batón de los viejos tiranos a gente como Mariela Castro, sus primos, y también, por qué no, a aquellos que podrían conservar verdaderas fortunas fuera de Cuba, como es el caso de los tronados por el mismo régimen y que pertenecieron con anterioridad al Consejo de Estado, que ahora se encuentran en el refrigerador, pero no absolutamente congelados.


Esa disidencia nostálgica de “la abundancia de los soviets” motivada por las carencias económicas, más que políticas, que se muestra en contra del embargo con mayores ímpetus que en contra de la dictadura, que aspira a un lavado de cara y a un estatus como el que existía cuando los soviéticos gobernaban la isla, es la que se opone a una verdadera oposición que haga tambalear a la dictadura. ¿Por qué? Pues porque esa verdadera oposición pone en evidencia que ellos son solamente figurines, cuerpos inermes que no salen a las calles como sí salen los otros a enfrentarse, a combatir. “Así que -agrega-, no esperen a un líder de verbo torrencial, no es lo que necesitan, ya lo han tenido de sobra. Lo que necesitan es a todo un pueblo en las calles, y no será esa disidencia diseñada para continuar en el palique que acabará con los Castro. La persona, o personas, que desatarán el cambio todavía camina anónima por las calles de Cuba.” Es lo que siempre he pensado, en eso concordamos ampliamente.


Por otro lado, no les importa ya nada más que el capitalismo de los americanos. Ya no quieren a los franceses, mucho menos a los españoles y a los latinoamericanos. Ahora detestan a los europeos, y ni contar el desprecio desatado en contra de los venezolanos. Sin embargo, están locos por que los americanos entren en el baile final. Entre cuatrocientos y seiscientos mil americanos viajan a Cuba cada año. Cualquier negocio americano que se presente tiene luz verde mucho antes que cualquier otro proyecto europeo que hace tiempo espera por su aprobación. Esos negocios con los americanos, por supuesto, se firman por debajo del tapete, así que el riesgo es total para la otra parte, para los americanos. Es la razón por la que también el fin del embargo, que tanto ellos reclaman a gritos, no es lo que verdaderamente desean sotto voce, entre otras cosas porque mantener esos negocios en el pico del aura, y a la otra parte en el pico de la Piragua de Guillermo Trujillo es lo que les hace ganar tiempo y grandes sumas de dinero, sin complicarse demasiado con las exigencias de costos e impuestos internacionales. Son unos expertos en la extorsión y no hay uno que no sea corrupto. “Uno de los más corruptos, después de los hermanos Castro, es Eusebio Leal. Al día siguiente que se caiga aquello será uno de los hombres más ricos de Cuba”.


¿Cuba sigue siendo un país apasionante para personas como usted? Le pregunto. “Cada vez menos. Cuba es un país inmóvil, en el que sucede siempre lo mismo de manera cíclica desde hace 53 años. El régimen aprieta cada vez más, y el pueblo aguanta estoico que lo opriman cada vez con mayor odio y desprecio. ¿Qué pasión puede haber en eso? No existe nada atrayente porque todo está como reseco y muerto. Y desde el instante en que una persona se le acerca a uno ya sabemos lo que quiere, lo que busca, y lo que nos contará y costará. Una lástima”.


¿Por qué cree que ansíen tanto a los americanos si por el discurso oficial que se ha mantenido hasta ahora debería ser todo lo contrario? Prosigo. “Pues porque les han dicho durante más de cinco décadas que los americanos son los monstruos de la película, y ni siquiera los que han dicho eso se lo creen ya, nunca se lo creyeron, porque nunca dejaron de ser unos capitalistas salvajes, unos esclavistas. Es la razón por la que ahora solo claman por la presencia de los americanos, y por lo que envían a su gente a Estados Unidos, a algunos de manera oculta y a otros de manera transparente como es el caso de Mariela Castro y de Eusebio Leal, entre otros que han viajado durante años con anterioridad, y no me refiero solamente a los espías.”


En mi novela La nada cotidiana cité el célebre poema de Constantino Cavafis Esperando a los bárbaros, que el personaje del Lince declama en una oscura y perdida Casa de la Cultura en Moa, pero de quien verdaderamente me acuerdo en este momento es de la reflexión que hizo hace años Guillermo Cabrera Infante cuando pronosticó que llegaría el día en que toda la nomenclatura y los apparatchiks castristas mismos en lugar de gritar despectivamente junto al pueblo, ese pueblo tan moldeable: ”Yanqui, go home!”, clamarían añorantes y suplicantes: “Yanqui, come back, please!”


No es que me cueste creer en ese coro, es imaginar el tiempo que todavía tendría que pasar para que seamos por fin como Puerto Rico, si es que todos estarían de acuerdo. Pero sobre todo, en el tiempo en que ha transcurrido y en las vidas que se ha cobrado haber sido monigotes de los soviéticos durante treinta años, luego haber caído en manos de los chavistas, humillados por los turistas e inversores canadienses, mexicanos, españoles, franceses, italianos, y de cualquier parte que viniera cualquier pelagatos que en Cuba era considerado rey, más esclavos de los castristas toda una vida, para que esos mismos castristas nos pongan en manos de esa potencia tan “odiada, tan vil, tan monstruosa”, esa misma en la que vivió Martí la mayor parte de su vida para concluir con eso de que “viví en el monstruo y le conozco las entrañas”. Lo que el pueblo cubano, tan incoherente con su propia historia, ha querido interpretar como “viví en el monstruo y cómo se le extraña”.


Antes de despedirnos le pregunto que si tiene esa visión tan poco esperanzadora de la Cuba de hoy ¿por qué todavía ayuda a la oposición? “Porque yo fui como ellos, también me abandonaron y me aislaron, los de un campo y los de otros, y sin embargo yo salía a la calle cada día, con mi cartel, y caí preso muchas veces. No podía organizar una reunión en mi casa ni en ninguna casa, mientras otros sí podían, y esos eran los que podían moverse de vez en cuando al extranjero, y tirar palas de estiércol sobre mí, y sobre los que vivían en el exilio, o sencillamente ignorar a los que queríamos y ansiábamos la libertad”.


¿Cómo se siente viniendo de un país ex comunista del Este y de haber sido parte de aquello? ¿Responsable? “No, con pena, con mucha pena. Una pena que es como un lunar de nacimiento, imborrable. No soy responsable porque no hice nada ni pertenecí a nada, inclusive siendo funcionario, al igual que todos los que allí trabajaron para aquello”.


¿A quiénes verá en Cuba? “No, no puedo decirlo públicamente, tampoco mi nombre. Aunque algunos sabrán quién soy cuando usted publique esto”. ¿Por qué publicarlo entonces? “Pues porque he visto cómo se están repitiendo las mismas cosas en Cuba, del mismo modo que ocurrió en mi país, hacia el final. Y al final todo es peor, porque no sabemos cuándo acabará, pero sabemos que acabará. Al final, sí, todo es muchísimo peor”.


Entonces vuelvo a recordar otra frase de Guillermo Cabrera Infante: “Lo peor del dragón está en la cola”.

Vía zoévaldés.net



CUALQUIER SIMILITUD EN LA FECHA DE LA TAL "MARCHA" ES SOLO "PURA COINCIDENCIA"

LOS KACHORROS DE KRISTINA

Por Mario Noya




Cristina Fernández de Kirchner, Kristina en kirchneriano, Kretina para los que por tantas razones abominan de ella, amamanta no con sus mamas sino con las del Estado a sus kachorros de La Cámpora, o sea La Kámpora, los indignados de por allá, fanáticos, resentidos, serviles hasta decir basta.

Los mamelucos de la Kretina son todo un caso. Con su arrogancia, su matonismo, su cara de cemento armado. "¡Que se vayan todos!", clamaban cuando eran aún más niñatos, en tiempos del Corralito. Y ahora están ahí, empotrados en el Sistema, lamiendo las botas de los que por supuesto no se fueron, reivindicando a un lacayazo del general Perón precisamente por lacayazo del general Perón y posando de rebeldones desde guaridas tremendamente inhóspitas como los cuarteles generales de Aerolíneas Argentinas, a la que están sangrando a modo.



Son los chicos para todo de la nueva Evita. Viven de ella. Y por ella achantan, amordazan, pervierten aún más la democracia argentina. "Demos, literalmente, la vida por Cristina", brama uno de sus capos, Andrés Larroque, alias el Cuervo. ¿Contra quién, pájaro de mal agüero?


Se te caen los palos del sombrajo cuando repasas el santoral de estos chantas: el general Perón ("¡Putero y ladrón, queremos a Perón!"... ma non troppo!), Héctor Cámpora ("¿Qué hora es?". "La que Usted quiera, General"), Evita Dinamita; la siniestra izquierda montonera (¡Acá estamos, che!); y, por supuesto, el padre Néstor ("Ruego a Dios que no se reencarne"), el hijo Máximo (qué pasada de nombre para el multimillonario monjecito negro de la barra, maestro Ciruela que ni a tiros se saca una carrera) y la espiritada Cristina: la Santísima Trinidad de los liberticidas que mangonean en esta mala hora la Argentina (¿En esta hora Néstor? Claro, porque Él... "está vivo").


Todo es ponerse, que diría Maradona (han querido levantarle un monumento), pero no parece fácil elegir peor.


"Aspiramos a que en un futuro no tan lejano la Argentina tenga como presidente a un compañero de La Cámpora", dicen. No lo quiera Dios. Lo que le faltaba a la Argentina. Ellos mismos confiesan que no saben, que les faltan lecturas (¡desde luego no leyeron el magistral Montoneros. La soberbia armada!), formación: "Ustedes me piden cargos, pero no me traen ni un título de secundario", les vacilaba Kirchnerone. "Nuestra generación es poco leída, es cierto. Nosotros somos dirigentes poco leídos", confiesan sin apartarse. Y los que saben, saben mal, como Axel Kicillof, el Expropiador, lindo keynesiano krugmanita (¡asesor de Menem, oiga!), o ya están muertos, como Enrique Heyn, que igual sabía a lo estatista pero al menos tenía el coraje de ver en lo que es y prestar atención a lo que le dictaba su conciencia: esto no es, esto no es, "el modelo no se profundiza chupando pijas".


La trágica historia de Heyn, por cierto, deja sin habla:


Según sus propias palabras, Iván había vuelto a creer en la política en los días más calientes de la crisis de 2001, el 19 y 20 de diciembre, cuando fue espontáneamente a Plaza de Mayo para participar de las protestas. "Ese día fue el fundante", solía decir aludiendo al 20. Luego, en los meses posteriores, terminó convirtiéndose en un líder juvenil emergente de aquella debacle que parecía terminal. Y exactamente diez años más tarde, en lo que parece cerrar como un círculo trágico pero perfecto, el 20 de diciembre de 2011 su cuerpo fue encontrado sin vida, atado a su propio cinturón.


Se asfixió sin querer mientras se masturbaba o bien se suicidó, según sospechan algunos íntimos. De lo que no hay dudas es de que estaba "recontra entrampado", hundido, porque los suyos le hacían el vacío, lo puteaban por esa manía suya de plantear dudas y decir lo que pensaba: por ejemplo, que Ella ni sabía ni quería saber de economía y que la "revolución" avanzaba "a golpe de contrato".


El capo Máximo, con quien tan ligado estuvo, no acudió a su funeral ni destacó su firma en la carta que La Cámpora escribió para despedirlo. Contiene la o. Rencor. ¡El proceso no se profundiza chupando pijas!


Los forenses calculan que la muerte por asfixia se habría producido siete u ocho horas antes del hallazgo del cuerpo. A metros de su cuarto en el Radisson, en la cumbre, disertaba Cristina.


Hay más pasajes que dejan sin habla aquí, en estas páginas extraordinarias que son además "una especie de Google Maps" de la política argentina, según ha escrito un lector en internet. Porque lo cierto es que muchos camporistas son "bebés robados, jóvenes heridos" a los que la Historia pasó por encima. Hijos de terroristas, veneran a sus padres secuestrados, torturados, desaparecidos, asesinados por otros terroristas en los pavorosos 70, años de plomo y pánico. Algunos han sido criados por esos propios terroristas asesinos de terroristas. Perra vida hija de puta. Por eso no procesan ese espantoso pasado como infernalmente fue. También por esto es un error que tengan tanto mando. Y una abominable infamia que las hienas oportunistas los tengan a dieta de carnaza.


Soberbio, valeroso trabajo de Laura di Marco, que para entregárnoslo se ha tenido que mover "en un escenario hostil y desafiante, desconocido para quienes hemos crecido en el periodismo durante la democracia", y que no tiene memoria de haber enfrentado "semejante bloqueo informativo en torno a un grupo de poderosos funcionarios que maneja el dinero de todos". "Tienen toda tu ficha completa, incluso la de tu vida privada", le previno/advirtió/amenazó un día "el vocero de uno de los jóvenes K". Ké de kontundentes palabras les kasan. Pero pasando. Prefiero terminar agradeciendo su labor ejemplar a Laura, que allá en los agradecimientos dejó escrito:


A mis colegas y amigos, los periodistas profesionales, esa "horda" de "mercenarios", incorregibles y apasionados, quienes, a pesar de los aprietes cotidianos, siguen creyendo en un periodismo que milita por la verdad, y no por el poder.

LAURA DI MARCO: LA CÁMPORA. HISTORIA SECRETA DE LOS HEREDEROS DE NÉSTOR Y CRISTINA KIRCHNER. Sudamericana (Buenos Aires), 2012.

Vía libertaddigital.com 









MANUEL DAVID ORRIO Y PERCY ALVARADO BAJO CONSTANTE VIGILANCIA

Manuel David Orrio, el chivato castrista que por 11 años estuvo chivateando a sus compañeros de la prensa independiente de Cuba, sabiendo los odios que suscita trata de engañar a todo el mundo poniendo en su perfil en la internet una dirección falsa. Pone como su dirección: San José 457, apt 3, Centro Habana, pero según los reportes de los activistas de Fuego y Falange Cubana, esta no es la dirección de su casa. Los militantes nos dicen textualmente: "Este chivato da una dirección de contacto falsa, como habríamos de creerle sabiendo que es un espía destapado por el régimen, por tanto le seguimos y revelamos su verdadera madriguera: Manuel David Orrio Del Rosario esta durmiendo tranquilamente en : : Requena No.8, 4 Interior e/ Salvador Allende y Lugareño,Centro Habana, Ciudad de La Habana Teléfono : 8730062".



Foto del auto de Percy Alvarado en La Habana

Por otra parte, desmintiendo al payaso chivatón Percy Alvarado Godoy, que afirma que "se le persigue desde el exilio, por la mafia de Miami", Falange de Acción Cubana, integrante de la Alianza FUEGO, nos prueba con fotos y datos que los que siguen muy de cerca a estos chivatos son cubanos de la resistencia y no exiliados desde Miami.



Invitamos a nuestros lectores a que vayan al Blog Cuba Represor ID, de la Alianza Fuego, para que vean una amplia muestra de fotos de las residencias de estos canallas y otros detalles del amplio seguimiento que les han montado a estos y otros esbirros, que ya no podrán vivir en el anonimato y que inevitablemente tendrán que responder a la justicia cuando ocurra el inevitable derrumbe de la tiranía que han ayudado a sostener.


En el caso del payaso Percy Alvarado, no dudaríamos que aprovechando estas revelaciones de la resistencia, el régimen se deshaga de Percy, haciéndole un atentado para entonces poder echarnos la culpa, como acostumbran a los que desde fuera no cejamos en nuestro combate.


Para visitar a Cubarepresorid vaya al siguiente link:

http://www.cubarepresorid.com/
 
Vía nuevoacción.com

miércoles, mayo 30, 2012

FUNSTON: LA IGNORADA HERENCIA HEROICA


Por Hugo J. Byrne



Me irrita como se suprime hoy lo fundamental de la historia norteamericana en la educación pública de este país. Es frustrante que la enseñanza oficialmente imponga ignorancia en las nuevas generaciones, omitiendo referirse a quienes arriesgaron todo por defenderlo. Supe del origen de este problema desde Cuba, pero nunca soñé apreciar en persona el daño que ha producido. Mi padre mencionaba a un pedagogo llamado John Dewey, quien promovía el sistema preescolar “Progressive Nursery School”, el que de establecerse redundaría en perjuicio nacional.


También me dijo que durante su intervención en Cuba los norteamericanos introdujeron un sistema de enseñanza preescolar parecido al que hoy se conoce como “Montessori” (desarrollado en el siglo XX por María Montessori, educadora italiana 1870-1952) y que las escuelas públicas, primarias y secundarias de las primeras tres décadas de la República, eran excelentes.


Para beneficio de quienes no somos autoridades en sistemas educativos, debo agregar solamente que el “Montessori” enfatizaba disciplina moderada, mientras que el “Progresivo” proponía que la enseñanza era más eficiente sin disciplina: los pequeños aprenderían jugando. ¿Es necesario agregar que eso nunca dio resultados? ¿Serían Dewey y estos “progresivos” de antaño los precursores de la absurda “corrección política” de hoy?


Lo ignoro. Sin embargo, los dueños de la enseñanza en Norteamérica, tanto primaria como superior o universitaria, son hoy los “progresivos” y dominan especialmente los cláustros de humanidades. ¿Cómo asombrarnos de que una gran mayoría de norteamericanos sea ignorante de su propia historia? Si el lector me lo permite, tengo un ejemplo clásico.


Si le pregunto a muchos profesores de historia quién fue Frederick Funston, apuesto que 9 de cada 10 me contestarían, “Frederick who?” Y, aunque su nombre es muy importante en el estudio de la Guerra de Independecia de Cuba, es también desconocido por muchos cubanos, incluyendo exiliados.


Frederick N. Funston nació en New Carlisle, Ohio, el 11 de septiembre de 1865. Cuando tenía 13 años se mudó con su familia a Kansas, donde su padre fue electo al Congreso Federal. Era bajo de estatura (5’-5”) y pesaba 120 lbs, detalle que contribuyera a negarle el ingreso a la Academia Militar de Estados Unidos, aunque probablemente también fallara las pruebas académicas. A partir de 1885 estudió en la Universidad de Kansas, sin llegar a graduarse. Fue temporalmente empleado por los ferrocarriles Santa Fe. En 1890 fue reportero para una publicación de Kansas City y al año siguiente exploró junto a un equipo de agrimensores el desierto Death Valley de California. Más tarde pasó dos años en Alaska, empleado por el Departamento de Agricultura.


En junio de 1895 el joven trotamundos asistió a una reunión de partidarios y simpatizantes de la independencia de Cuba, celebrada en el Madison Square Garden de NY. El orador principal era el combativo General Daniel Sickles, un “come-candela” veterano de la Guerra Civil, quien por razones privadas detestaba a los españoles (se decía que había matado a un peninsular a quien acusaba de seducir a su esposa). Después del acto, Funston obtuvo del orador una carta de presentación a la Junta Revolucionaria.


A Tomás Estrada Palma, a quien Martí había dejado al frente de la Junta al partir hacia Cuba, no le agradó el norteamericano. El futuro primer Presidente de la República sospechaba que Fuston era un infiltrado de la Agencia “Pinkerton”, notoria por sus servicios de espionaje a Madrid. Sin embargo, le dijo que la revolución necesitaba artillería y expertos en esa rama militar, inexistente hasta entonces en el Ejército Libertador. De cómo Funston consiguió otra carta para la firma Hartley & Graham, proveedora de armas a los insurrectos y de cómo lograra embarcar hacia Cuba como “experto en artillería” es tema que cubrí hace años en otro artículo.


Después de una peligrosa travesía por el Océano Atlántico y el Mar Caribe a bordo del remolcador “filibustero” Dauntless, Funston desembarcó en la costa norte de Camagüey, cerca de Nuevitas. El Capitán de ese navío era nada menos que “Dinamita” Johnny O’Brian. O’Brian había embarcado media docena de expediciones a Cuba desde 1895 y el Capitán General Weyler ofrecía una copiosa recompensa por su cabeza. Junto a Funston también desembarcaron muchos otros voluntarios, municiones, un cañón de explosivos “Sims-Dudley” y dos cañones de campaña “Hotchkiss” de 12 lbs. (peso del proyectil).


Como improvisado jefe de la artillería mambisa y bajo las órdenes directas del General Calixto García, el Mayor del Ejército Libertador de Cuba Frederick Funston utilizó con certera eficiencia esas piezas para demoler en tres días las defensas de Victoria de las Tunas. En 1897 Tunas era la segunda ciudad mejor defendida en Oriente después de Santiago. Al izar los coloniales la bandera blanca, el hambreado y harapiento Funston, negro de pólvora, corrió hasta las bodegas, abriendo una lata de chorizos de un certero machetazo.


Funston contrajo malaria en la manigua cubana y no tuvo alternativa a la licencia por enfermedad. Al ser dado de baja temporalmente y con honores, el guerrero “gringo” fue ascendido a Brigadier del Ejército de Cuba en Armas. Malaria y privaciones habían reducido su peso a 95 lbs .


Su descanso por enfermedad fue fugaz. Poco después de su regreso a Estados Unidos estalló la Guerra Hispano-Americana. En consideración a su distinguido historial cubano y e influencia popular, Funston fue comisionado Coronel en un Regimiento de Infantería Voluntaria de Kansas, desembarcando en las Filipinas en 1898.


Funston era un soldado nato y fiero, curtido en la manigua cubana, en la que con frecuencia no se pedía ni se daba cuartel. Su escasa repugnancia a matar enemigos sin parar mientes de las circunstancias, lo que afirmaba sin ambajes, lo hizo impopular en los sectores pacifistas. Mark Twain lo consideraba un orate imperialista. Muchos otros lo idealizaban y algunos propusieron su candidatura presidencial en 1904.


Su arrojo temerario era sólo igualado por su innata vocación guerrera: en 1899 atravesó a nado el Río Bagbag, tomando por asalto la posición rebelde de Calumpit. Por esa y otras muchas acciones “más allá del deber militar”, Funston fue ascendido a Brigadier General de Voluntarios y honrado con la Medalla de Honor del Congreso, máxima condecoración militar norteamericana. Más tarde fue Funston quien usando una estratagema extraordinaria aún para las fuerzas especiales de hoy, lograra la captura del principal caudillo rebelde, Emilio Aguinaldo.


Esta acción puso fin a la guerra en Filipinas, excepto por los llamados “Moros”, fanáticos musulmanes, quienes mantuvieran una campaña de terror durante muchos meses. Al regreso a Norteamérica, Funston fue transferido de su desbandada unidad voluntaria al Ejército Norteamercano regular, manteniendo su rango.


El terremoto que asolara a San Francisco en 1906, encontró un oponente formidable en el General Funston, quien enfrentara las fuerzas naturales con la misma determinación que usara contra los españoles en Victoria de las Tunas. Quizás predestinadamente Funston estaba en comando militar de la zona llamada Presidio, al sur de donde se encuentra hoy el puente Golden Gate. Para detener el avance del fuego que provocara el temblor de trierra y que amenazaba la ciudad con aún mayor destrucción, Fuston ordenó la demolición de varias secciones de la ciudad utilizando cargas de dinamita. Muchos expertos en contención de fuegos acreditan al antiguo insurrecto con la salvación de San Francisco en 1906.


En 1914 durante el conflicto con el gobierno de México, Fuston, estaba a cargo de las fuerzas norteamericanas ocupando Veracruz, oportunidad en que le pidió autorización al Presidente Wilson para avanzar sobre la capital. La sugerencia no prosperó.


Finalmente, después de la incursión de Pancho Villa en Columbus, Nuevo México, Wilson ordenó a Funston, a cargo de esa área militar, no entrar al territorio mexicano. En vez de ello le ordenó comisionar a su subordinado, el General John J. Pershing (“Black Jack”) en una expedición punitiva para castigar al notorio bandolero. Aparentemente Wilson consideraba a Funston un “cabeza caliente” después del incidente de Veracruz. Sin embargo, planeaba utilizar las muchas habilidades bélicas del diminuto guerrero dirigiendo el Ejército Expedicionario Norteamericano en Francia en 1918. Esta vez fue el destino quien le impediría encabezar esa nueva campaña.


El 19 de febrero de 1917 Funston descansaba en un chaise longue en la sala de del hotel Saint Anthony de San Antonio en Texas, escuchando el vals “Danubio Azul” de Johann Straus Jr. De repente el ex oficial insurrecto sintió una súbita presión en el pecho. Acto seguido se desplomó víctima de una coronaria masiva. Tenía 51 años.


La triste nueva fue llevada al Presidente por el entonces Mayor del Ejército, Douglas McArthur. En su autobiografía “Reminicencias”, McArthur cuenta que Wilson se mantuvo largo tiempo en silencio y por útimo le preguntó al Secretario de Guerra Newton D. Baker, “Y ahora,... ¿qué hacemos?” Así surgió de nuevo la gran oportunidad para Pershing.


Funston estaba lejos de ser perfecto, pero no escondía su temperamento. Era antes que nada un soldado sin miedo, pretensiones ni disimulos. Podía considerársele brutal en sus pronunciamientos y sin embargo, este tiempo de cobardías, inconsistencias, cuentos, “cantinflismos” y dobleces, ¿no es la oportunidad perfecta para añorar un poco de candidez?


Cuando el actual líder de Norteamérica objetivamente se preocupa siempre más por las apariencias que por las realidades y por su interés político antes que el nacional, ¿no es saludable saber que hubo americanos diferentes? ¿No es importante subrayar las diferencias?


Vía lanuevanación.com

VENEZUELA PROHIBE VENTA DE ARMAS: MUY TARDE... YA ESTAN EN MANOS DE LA FAMILIA CHÁVEZ

Venezuela prohíbe venta de armas a particulares en su "lucha contra el crimen"



Antonio Chávez, sobrino del Presidente Hugo Chávez













Por Valeria Pacheco



Venezuela prohibirá el viernes la venta de armas de fuego y municiones a particulares por un año como parte de un plan oficial para combatir la violencia, una medida que según expertos tendrá un impacto relativo al dejar por fuera la lucha contra el masivo tráfico ilegal.Con la mirada puesta en “desarmar a la población civil”, el gobierno espera que la medida impida que más ciudadanos adquieran nuevas armas y municiones y que ahora su venta sea “sólo para los cuerpos de policía y la Fuerza Armada”, según dijo recientemente el ministro de Interior, Tareck El Aissami.


Las nuevas regulaciones, aprobadas en febrero para su entrada en vigencia tres meses después, también prevén que las armerías, de las que permanecen abiertas 80 en el país, “dejen de existir como rubro comercial” y que éstas entreguen al Estado sus remanentes de armas y municiones.


Además, los cuerpos de seguridad, policías y fuerzas armadas deberán solicitar sus dotaciones de armas a CAVIM -ahora el único organismo estatal autorizado para importarlas-, previa aprobación del Ministerio de Interior.


Para el criminólogo Fermín Mármol estas últimas medidas “van a impactar muy poco en la reducción de la delincuencia porque no están orientadas al epicentro del problema, que es impedir las armas ilegales en las calles”.


“El control de las armas y municiones parece ir dirigido sólo a las personas que están lícitamente armadas”, señaló el experto a la AFP.


Mármol argumenta que hay “sólo 40.000 portes de armas legales” frente a entre 9 y 15 millones de armas ilegales que circulan en Venezuela (con unos 27 millones de habitantes), según una estimación oficial de 2009.


Las medidas que entrarán en vigencia el viernes son parte de un plan de desarme del gobierno, que desde 2011 aplicó otras iniciativas como la prohibición del otorgamiento de nuevos permisos de porte de armas o de su porte en espacios públicos, para enfrentar los flagelos de la violencia e inseguridad en el país.


Según datos oficiales, en 2010 se registraron 14.000 homicidios en Venezuela, es decir 48 por cada 100.000 habitantes -una tasa récord en América Latina-, y más del 90% de estos asesinatos fueron cometidos con armas de fuego.


La directora de la ONG Control Ciudadano, Rocío San Miguel, denunció por su parte que muchas armas procedentes de los cuerpos de seguridad del Estado son vendidas ilegalmente, alimentando la criminalidad.


“La procedencia de las armas ilegales en Venezuela sin duda alguna tiene como principal fuente la producción e importación de armas de parte del Estado y las municiones de los cuerpos de seguridad”, comentó la responsable a la AFP.


Para empezar a enfrentar este tráfico ilegal, El Aissami anunció la semana pasada que en un año se marcarán todas las municiones de las fuerzas del orden con el nombre del fabricante, el año de producción y el cuerpo de seguridad a las que pertenecen.


Este será un paso previo a la serialización, un mecanismo de control más efectivo que permitirá identificar al agente que recibió la munición y para lo cual Caracas trabaja con asesoría de la ONU y Brasil.


“Vamos a poder seguir el recorrido para establecer de quién es la munición que se encuentre en una determinada escena del crimen y permitir el control de la munición a nivel nacional”, dijo el general Julio Morales, responsable de CAVIM.


“A medida que vayamos sustituyendo (las municiones) por municiones marcadas iremos cortando los circuitos ilegales” de comercialización, agregó El Aissami.


También aseguró que el gobierno presentará próximamente las cifras actualizadas de armas legales e ilegales en el país, sin precisar una fecha.


Según San Miguel, uno de los mayores impedimentos para diseñar políticas públicas eficaces contra el crimen ha sido la falta de transparencia del gobierno y el hecho de que “no se hayan levantado números sobre los parques de armas” de los organismos del Estado.
 
Vía angelicamorabeals.blogspot.com

QUE LOS CUBANOS NO SE LLAMEN A ENGAÑO

“Los exiliados cubanos no deben ilusionarse con un nuevo gobierno en Venezuela Le seguirán suministrando petróleo a los Castro.”



Por Armando Valladares*

Escuché a Maria Corina Machado. Un día será la presidenta de Venezuela. Yo la prefiero a Capriles, pero los venezolanos lo escogieron a él. Muchos cubanos exiliados hemos echado rodilla en tierra en apoyo a nuestros hermanos venezolanos, los que han tenido que salir huyendo de su Patria y los que allá , como María Corina Machado dan la pelea día a día. Una lucha desigual, pero llena de heroismo, de dignidad y de valor…¡Admirable! Queremos que ganen esas elecciones de la que depende el futuro de Venezuela y quizás de alguno de los países del Alba. Pero no deben hacerse ilusiones los cubanos del exilio de que el triunfo de nuestros amigos de ahora significará solidaridad y apoyo para nuestro empeño de derrocar la tiranía castrista, tampoco piensen que van a dejar de mandarle petróleo  "a los Castro. Somos aliados tácticos solamente".





Maria Corina (foto a la izquierda) lo dijo claramente: “Continuarán las relaciones con Cuba y respetaremos todos los acuerdos excepto aquellos que sean anticonstitucionales” (?) supongo se referiría a esas leyes aprobadas por Chávez como la que permite que la Policía Política Cubana pueda detener a cubanos en Venezuela y la venezolana haga lo mismo en Cuba con sus compatriotas que viven allá, y otros tantos de esos miles de acuerdos no comerciales entre Chávez y los Castro que han sido humillantes para todos los venezolanos con vergüenza.



Ya el candidato Capriles había sido criticado por unas declaraciones ofrecidas en Miami de como sería su política hacia Cuba. Muchos cubanos se sintieron defraudados por esas declaraciones.


Y en otra ocasión cuando le preguntaron si iba a suspender el envio del petróleo a los Castro dijo que si era elegido, “no emplearía ninguna medida traumática contra Cuba”.


Para el régimen que los ha humillado, que les ha robado sus riquezas, que ha contribuido a sumir a su propio país en la miseria, para el gobierno que dirige la represión contra sus propios compatriotas, el candidato Capriles, cuando sea presidente no quiere tomar medidas traumáticas.


Indudablemente que estamos frente a un genuino cristiano, lleno de amor y perdón, de esos que pon laotra mejilla…. Para él será seguramente el Reino de los Cielos.




Y ahora, Maria Corina, en la misma línea de pensamiento que Capriles (en la foto), ratifica lo que será la política hacia Cuba si ganan las elecciones. La nueva Venezuela se convertirá entonces en uno de los tantos países que con su ayuda apuntalan la tiranía, le dan oxígeno, reconocimiento.



Para el argumento de que es mas útil que estén en Cuba para presionar al gobierno cubano etc etc, como dijo Maria Corina,…recuerdo ahora una conferencia de Carlos Alberto Montaner sobre este tema donde dijo.. “los empresarios serios, españoles o de cualquier otra latitud, tampoco deben sucumbir a la superstición de que es conveniente estar en Cuba cuando se produzcan los cambios. Lo sensato es no colaborar con la dictadura. Lo probable es que quienes ya están tengan que enfrentarse a cuantiosas reclamaciones legales (y a probables responsabilidades penales) por parte de los trabajadores, que durante años han visto como en Cuba se violan las reglas establecidas por la Organización Internacional del Trabajo, reglas a las que tanto las empresas como el Estado Cubano están obligados a someterse. Conferencia ante el Foro Nueva Economía, Madrid 27 de Junio 2007)


Por supuesto que la política venezolana será de absoluta decisión de los venezolanos que vengan después de Chávez.


No obstante, en cuanto a cubano, y en cuanto a ex-preso político por más de 20 años, me siento en el derecho de manifestar estos pensamientos, por lo que significarán para la libertad de mi Patria.


No debe olvidarse que Venezuela tiene una refinería funcionando en Cienfuegos y está terminando otra más grande aún en Matanzas que han costado decenas de miles de millones de dólares.


¿Va a abandoner estas refinerías el próximo gobierno de nuestros amigos? Los futuros líderes repiten que respetarán los acuerdos y convenios, es decir, seguirán refinando petróleo en Cuba, en sociedad con los que pisotean la soberanía nacional y han convertido a la Venezuela de hoy en una colonia de los Castro.


Van a seguir haciendo negocios con ellos y los que trabajan en esas instalaciones hoy, seguirán siendo obreros esclavos, sin derecho a huelgas, y otras violaciones de las que será cómplice el nuevo gobierno venezolano y formará así, parte de los países que han estado explotando la miseria de los trabajadores cubanos y ayudando a sostener el regimen.


Aqui quiero volver a citar la conferencia de Carlos Alberto Montaner a la que me referi anteriormente: La Responsabilidad Social Corporativa.


Esa definición del modelo económico a que aspiran los cubanos debe servir, también, como un severo juicio crítico contra los precarios bolsones de economía semiprivada que medran en la Cuba actual. Las inversiones extranjeras que existen en Cuba, que son las que la dictadura autoriza y controla mediante la modalidad de empresas mixtas, no sirven a los intereses de la sociedad cubana, sino que contribuyen dolorosamente a la supervivencia de la dictadura y constituyen una expresión del peor capitalismo estatal mercantilista.” –fin de la cita-.


Las consecuencias de “respetar los acuerdos con Cuba” de los que habló María Corina Machado y la garantía de no tomar medidas”traumáticas” del candidato Capriles significan claramente que seguirán como socios comerciales de los hermanos Castro.


Seran esas empresas mixtas, que según Carlos Alberto Montaner,- y que yo apruebo- “reproduce lo peor del modelo político totalitario: la explotación inicua de los trabajadores, a los que se les confisca el 95% de su salario mediante un tramposo cambio de moneda, más la represión política y la falta de libertades que existen en el resto de las instituciones del pais.”


Y cuando el futuro gobierno que sustituya a Chávez continúe respetando los acuerdos y convenios comerciales y siga enviando petróleo y haciendo otros negocios con los Castro (que va a suceder) nuestros congresistas, con la misma energía y fervor que apoyaron y defendieron a los antichavistas de hoy, mañana cuando estos sean gobierno y mantengan negocios privados o gubernamentales con los Castro, pedirán que se les apliquen con todo el rigor las Leyes que existen para quienes comercian con países terroristas…


Pero aún con el petróleo venezolano, un día, muy próximo, acabará la tiranía en Cuba y quizós los que sustituyan a los Castro pedirán cuentas a los países que estuvieron sosteniendo la dictadura; y la nueva Venezuela, con sus refinerías y otros negocios que seguramente vendrán,para tristeza nuestra, estará entre esos países, como España, Japón, China, Rusia y tantos otros que por sus intereses económicos escogieron estar del lado de los opresores ¡Ojalá me equivoque! ¡Que más quisiera yo..!


*-Armando Valladares, Ex-preso político, pintor, escritor y poeta, fue embajador de los EE UU ante la Comisión de los Derechos Humanos de la ONU. Recibió la Medalla Presidencial del Ciudadano.
 
Vía nuevoacción.com

¿ESTÁN LOCOS LOS GAYS?

Por Esteban Fernández, Jr.



Los homosexuales eternamente han tenido dos gigantescas ventajas. Sí, ya sé que han sufrido montones de discriminaciones y abusos a través de la historia universal, pero se han salvado de dos descomunales hecatombes: de los divorcios, y en muchísimas ocasiones, de las guerras.


Uno de los acontecimientos más traumáticos que puede padecer un ser humano es pasar por un divorcio. Hasta cuando comienza “amigablemente” casi siempre—en el 99 por ciento de los casos—termina en una lucha campal.


Por la televisión, oigo y veo diariamente a los gays enumerando todas las ventajas que estar casados conlleva. Y les doy la razón. Pero casi nunca, es más, yo jamás he escuchado a ninguno brindar detalles del gran descalabro que representa el divorcio.


Sí, es cierto que les permitirían visitar al cónyuge en el hospital cuando esté grave; es verdad que pueden realizar sus declaraciones de impuestos en común, y un montón de prerrogativas más. Pero -y es un pero enorme- la disolución de una relación es un millón de veces más fácil cuando no están casados que cuando son un matrimonio legalmente establecido.


Toda persona que ha padecido un divorcio sabe lo que estoy hablando. Saliendo bien, hay que dividirlo todo a la mitad. Y si hay hijos por el medio (y los gays también quieren adoptar) entonces el desastre es monumental, para los padres y para los hijos.


Todo es muy lindo, y todo el mundo se jura amor eterno, pero muchas veces la cosa termina tirándose los platos por la cabeza. Y cuando no están casados, ni tienen muchachos, ni propiedades en común, solo dicen: “Bye, bye, y si te vi no me acuerdo”...


Poder entrar libremente al ejército es un cuchillo de doble filo. Ir para estudiar una carrera es magnífico, pero cuando lo mandan a uno -por ejemplo- a la guerra en las detestables arenas de Afganistán, la cosa no es muy bonita que digamos.


Mientras el reclutamiento sea voluntario como es ahora, todo pinta bien. Pero si lo convierten en OBLIGATORIO -y eso lo harán cuando las circunstancias lo ameriten- entonces la movida es diferente. Porque ¿saben ustedes cuál era el pretexto mas utilizado para no integrarse a las filas de las fuerzas armadas estadounidenses? Auto proclamarse GAY. Y esa excusa se la están quitando hasta a los que no son homosexuales y mienten para quitarse de encima el reclutamiento. Por lo tanto, yo estoy a favor de los matrimonios gays, y en contra de sus opositores. ¡Qué se casen y que desembarquen en la próxima guerra contra Irán que se avecina, para que sepan lo que son cajitas de dulce guayaba!
 
Vía nuevoacción.com

martes, mayo 29, 2012

LA MAFIA DE MIAMI

Por Marzo Fernández (Especial para Nuevo Acción)



No hay dudas, hoy Miami es un escenario de lucha contra los comunistas de Cuba y del resto de Latinoamérica.


Diariamente vemos como se atacan, utilizando todos los medios, a los anticastristas de Miami, vemos como Ricardo Alarcón defiende a capa y espada, al “agente Pedro”, el muy conocido Cardenal Ortega Alamino, víctima de la temible maffia de Miami. Y ¿Qué me dicen de


Mariela, portadora de la misión de denigrar e insultar a los anticastristas de Miami?


No es secreto, que el gobierno cubano está utilizando cuantiosos medios para su lucha, aquí en territorio norteamericano, en contra principalmente de nuestros congresistas y de todos aquellos que de una forma u otra, denuncian la barbarie y el genocidio a que está sometida la Patria.


La batalla es total, es conocido que el gobierno cubano, a través de su famoso Centro de Informática, monitorea, penetra y combate en todas las redes sociales y los WEBS.


Los recursos son grandes, cerca de 400 oficiales en Cuba, apoyados por los simpatizantes, colaboradores de Miami y en especial los "tontos útiles", que todavía creen, en lo que le dicen de allá.


Pero no se olviden, de los medios de comunicación, de la


Tv, del Radio, de la prensa escrita, de la organización de eventos científicos, de penetración en las Universidades, y de los famosos intercambios culturales. Que se conozca, siempre son de un solo lado. Nada escapa de la influencia y penetración de los agentes castristas. Están perfectamente organizados, y planificados.


Los que somos anticastristas, que no tenemos desgraciadamente una organización uúica, pero sí muchos hombres valientes con el corazón en el medio del pecho. Tenemos que luchar contra fuerzas perfectamente organizadas, que tratan en lo fundamental de dividir y denigrar al exilio cubano. El reto está ahí. Por eso cada hombre digno, tiene el deber de combatir a estos miserables.


La batalla es aquí contra la penetración y allá apoyando a nuestros hermanos. No hay arreglo.


Les confieso que no soy especialista en lo relativo a los medios masivos de difusión, pero he sido testigo, de la respuesta que le han dado algunos amigos de la WEB, a los pobres programa de la TV. Sin recursos, solo con el espíritu de lucha, vemos programas como " ALA INTEMPERIE" o NOTI-KATUNGO, donde se exhiben programas de una calidad extraordinaria, que ya quisieran los canales locales y nacionales, brindar programas con esta calidad.


Esta es la respuesta a la descubanización; cubanos y siempre cubanos. A pie y descalzos, sin recursos, pero siempre en pie de lucha.

De la prensa escrita ni hablar, lo que uno puede leer en la Web no tiene comparación: Una Zoé Valdés o un Esteban Fernández, María del Carmen Carro, Tito Rodríguez Oltmans o mi amigo Andrés Pascual, donde se pueden leer los artículos de Diego Trinidad, para mí, una de las mejores plumas de Cuba y el exilio.


No quiero ofender a nadie en lo más mínimo, pero señores, de verdad, como no hay censura, se gana en pasión y autenticidad, son artículos para la lucha. No son de complacencia.


Repito, no soy especialista en estos temas, quisiera que me ayudaran a analizarlo en toda su complejidad. Lo que si tengo claro: hay que pelear en todos los frentes con enemigos “que juegan sucio” que son traicioneros, y que pretenden engañar desde falsas posiciones de lucha.
 
Vía nuevoacción.com

PERDIMOS A CUBA

Por Amelia Agramonte, biznieta de Ignacio Agramonte

Para la mayoría de los que nos fuimos de Cuba hace algún tiempo ya, Cuba se quedó petrificada como una joya hermosa y querida que se guarda celosamente.



Nos resulta doloroso verla como se ha destruído paulatinamente, cómo hasta la gente se ha dejado permear por la mediocridad y la vulgaridad imperante allí.


Nos resulta difícil, cuando lo intentamos, establecer lazos con nuevos exilados. Y es que somos tan disímiles…!


Somos como las dos caras de la Luna. Cada persona es el resultado de las influencias, familiares, sociales y ambientales en que nos formamos.


Nada estimula al ser humano a superarse, a ser mejor, a adoptar excelsos valores morales si el ambiente no es propicio, si no le dejan espacio a las esperanzas y la ilusión, al desarrollo de la individualidad, que nos pone en la disyuntiva de escoger.



En Cuba no hay opciones. El individuo promedio no escoge, simplemente, acepta, se conforma, se seudo-rebela porque en realidad, no hay verdadera rebeldía en sus protestas. Cuando se vive mintiendo por necesidad, con miedo de que se nos descubra lo que realmente pensamos, es muy difícil tener genuinamente el sentimiento de rebeldía, que no es más que el resultado de la individualidad pujante, es difícil que la persona se atreva a pelear, a luchar por derechos que nunca conoció.


Cuba se nos quedará para siempre como las imágenes de aquellos amores de la juventud, los cuales como nosotros mismos, crecieron en líneas opuestas para bien o para mal y hoy no se parecen siquiera a lo que alguna vez amamos.


Por eso, es mejor mantenerla en la memoria. No hurgar más en su presente, no imaginar que espacio queda para nosotros en su futuro porque Cuba no es ya la Cuba que nosotros conservamos mentalmente.


Si bien es cierto que Cuba como todo lugar o persona en la vida tiene un futuro, este futuro siempre está en dependencia a su presente, y el presente es el puente que une las etapas de la vida con lo que ya pasó o lo que va a pasar.



Siendo así, la cosecha que recogerán los que se quedaron allá no es la misma que hubiéramos recogido nosotros. No somos iguales, no compartimos idiosincrasias forjadas en el amor por la libertad, la idealidad de los principios, la laboriosidad en relación con la inteligencia, la movilidad social, el buen gusto y las normas morales que otrora conformaran a la sociedad cubana de la cual procedemos.


Los cubanos de hoy día, los que llegan sin siquiera tener la más somera idea de lo que es un refugiado político, aún cuando en la Embajada Americana en La Habana se rajan diciendo que lo son, esos que regresan al mismo país del cual dicen huir tan pronto como obtienen aquí su residencia, esos sí podrán adaptarse felizmente, ya que no tendrían dificultades para incorporarse de nuevo a esa Cuba mediocre y chusmona de la cual salieron, la Cuba de hoy y la que se acerca.


Por tanto, quedémonos con las viejas fotos, las historias repetidas, las románticas memorias de una Cuba linda, idealista, sensual, elegante, limpia, alegre, dinámica, soñadora, la Cuba de la cual nos marchamos cuando no supimos lidiar con la tragedia que se apoderó y se ensañó de ella destruyendo todo a su paso y eliminándonos toda oportunidad de adaptación para lo que nuestras personalidades, resultado de nuestra educación, no estaban programadas, que es decir, no podíamos adaptarnos al miedo, al panzismo, al conformismo, la apatía, la negligencia, la indiferencia, el vacío moral, la chavacanería, la vulgaridad, todas esas cualidades que hoy son parte intrínseca de esas masas que pululan por sus calles, incluyendo a aquellos que se creen educados, porque están medianamente alfabetizados y hasta pueden ostentar un título universitario condicionado, mediocre y limitado.



Son portadores de diplomas universitarios que escriben con faltas de ortografía, mala redacción, ignorancia de la historia de Cuba y del mundo, ya que el sistema en su podredumbre se preocupó y encargó de distorsionar y suprimir hasta los hechos más destacados de la humanidad en los libros impresos por la Imprenta Nacional.


Amigos, perdimos a Cuba .


Aceptemos esta realidad.



Perdimos a Cuba físicamente.


Su pasada imagen, no.


Esa nos la llevamos nosotros, la idealizamos nosotros, la hemos mantenido nosotros, y se muere con nosotros y la enterramos en cada tumba que llena los cementerios de Miami donde se van quedando humilde y calladamente los trozos de su historia.


Sólo nos queda ofrecerle ahora, a aquella novia hermosa y en honor a sus memorias, un ramo de rosas. La nueva Cuba, ésa no nos pertenece ni nosotros le pertenecemos.


Acordémonos y hagamos nuestra la referencia Bíblica: “Dejad que los muertos entierren a sus muertos…”
 
Vía Milan Lopez

lunes, mayo 28, 2012

DOS DICTADURAS: CUBA Y SINGAPUR

UNA DICTADURA SINGULAR

Por Francisco Moreno

El análisis de la historia y el progreso de Singapur en las últimas décadas es sorprendente: ha pasado de ser, en los años 50, una isla atrasada y sin apenas recursos a un importante centro industrial, comercial y financiero.


Por ironías del destino, en el mismo año, 1959, dos jóvenes abogados se hicieron con el Gobierno de dos islas bien distantes entre sí. En febrero Fidel Castro tomó las riendas de la próspera y extensa Cuba, y en junio Lee Kwan Yew las de la subdesarrollada y pequeña Singapur. Ambos ejercieron el poder dictatorialmente, pero con resultados dispares.

Tras independizarse del imperio británico (1963), Singapur se sumó a la federación malaya; pero fue pronto expulsada de la misma, tras negarse Lee Kwan Yew a otorgar privilegios especiales a los malayos. Al adquirir su independencia definitiva, en agosto de 1965, Singapur tuvo que dotarse de unas fuerzas armadas propias y separarse de la unión monetaria malaya. A diferencia de lo que pasó en Cuba, que apostó por la autarquía y por una relación privilegiada con un solo proveedor (la URSS), la pequeña ciudad-estado asiática desechó el proteccionismo y derribó unilateralmente todo tipo de barreras comerciales.

Desde entonces, su economía ha logrado grandes avances, reconocidos por todos los analistas. Esta punta de la península malaya tiene sólo una superficie de 700 kilómetros cuadrados, en los que se apiñan cinco millones de personas, lo que da una gran densidad demográfica. En 1960 su ingreso per cápita era de 428 dólares; en 2011 superó los 50.000, cifra muy por encima de la que exhibe su antigua metrópoli, el Reino Unido. Sin apenas agricultura ni agua potable, una feliz combinación de factores –seguridad jurídica, apertura comercial, impuestos livianos, flexibilidad laboral, regulación gubernamental cautelosa, estabilidad macroeconómica, políticas monetarias sólidas, infraestructuras avanzadas– le llevó a una eclosión de productividad y competitividad. El gasto público ronda el 15% del PIB, menos de la mitad de la media de los países de la OCDE. En 2010 la inflación fue del 3%, y el desempleo del 2%.

La legislación de Singapur está volcada en el fomento de la actividad económica y la atracción de empresas extranjeras. La isla es un polo de atracción para multinacionales e inversores. Existe una intensa competencia entre empresas nacionales y extranjeras. Los puestos gerenciales, altamente remunerados, son muy codiciados. Los funcionarios son generalmente profesionales cualificados, y a muchos de ellos se les obliga a trabajar temporalmente en el sector privado. La corrupción es perseguida con cárcel, castigos corporales y confiscaciones. Los delitos de asesinato y tráfico de drogas son castigados con la pena de muerte.


El Gobierno se ha volcado en la promoción de inversiones –en un primer momento en sectores intensivos en mano de obra, y posteriormente en sectores más especializados y de mayor valor añadido– mediante la Economic Development Board. Singapur tiene el aeropuerto más transitado y moderno de Asia, uno de los puertos más activos del mundo y una de las tres mayores refinerías (buena parte del crudo proviene de Arabia Saudí). Singapur es igualmente el centro financiero y bancario offshore más destacado de Asia (junto a Hong Kong). En 1985 adoptó un sistema monetario basado en el régimen de cambio de divisas, pero el dólar singapurense es una moneda fluctuante: la Autoridad Monetaria no manipula la tasa de interés, pero sí maneja el control cambiario.



La educación es una verdadera obsesión nacional. El sistema educativo se basa en el mérito. Los alumnos pasan rigurosos exámenes en los diferentes niveles, y son juzgados en función de sus resultados y capacidades. Hay universidades y politécnicas de reconocido prestigio. Los profesores están bien pagados y disfrutan de elevada consideración social; también ellos son examinados periódicamente, y si no rinden son despedidos. La abigarrada diversidad cultural, étnica y lingüística del país no ha sido óbice para que los poderes públicos desterrasen de la educación lenguas vernáculas e implantaran coactivamente el inglés como lengua oficial (junto al malayo, el tamil y la dominante, el chino mandarín). El reverso de la escolarización compulsiva, es decir, el servicio militar obligatorio, es de dos años (lo mismo que en Cuba). Quien trate de eludirlo deberá pagar una multa y pasar tres años entre rejas.


Cada año más, de siete millones de turistas acuden de visita a la isla; casi un millón lo hace por razones de salud. La primera impresión del visitante puede ser de encontrarse en una jungla urbana, pero lo cierto es que se trata de una ciudad bastante ordenada, con eficientes autobuses y trenes públicos (Mass Rapid Transit). Hay libertad comercial y de horarios. Los índices de criminalidad son envidiabladamente bajos. El comportamiento extravagante o inapropiado no es tolerado: si uno cruza imprudentemente la calle, muestra signos de ebriedad o mera inclinación homosexual en público, la policía lo arresta sin dudarlo.


Hay una férrea censura de prensa. Los partidos políticos deben pasar unos severos filtros gubernamentales y judiciales para poder presentarse a unas elecciones. No existe libertad de expresión. Hay acceso gratuito a internet en toda la isla, pero el Estado vigila la Red e impide acceder a determinados contenidos políticos, violentos o sexuales. Cualquiera que critique al Gobierno habrá de soportar denuncias por difamación, con sanciones pecuniarias muy gravosas; si carece de los recursos suficientes para hacer frente a las mismas, irá a la cárcel. En 1966 se declararon ilegales las huelgas, y desde 1968 se aprobó una ley de empleo que prohibió a los trabajadores asociarse. A éstos se les obliga a invertir un cuarto del salario en un rígido plan de ahorro nacional gestionado por la estatal Central Provident Fund Board. Por otro lado, la población ha sido sometida a varias campañas de planificación familiar.


Hay muy poca transparencia en el ejercicio del poder. Aunque existe pluralidad de partidos, el People's Action Party (PAP) ha ocupado siempre el poder. Las elecciones de 2004 auparon a Lee Hsien Loong, hijo del célebre Lee Kwan Yew, como primer ministro. Sus parientes y allegados están en los puestos clave. El régimen es un eficiente nepotismo que controla una sociedad bastante rígida (estructurada, Steve Wozniak dixit).


Desde hace años, numerosos informes de libertad económica y empresarial sitúan a Singapur en los primeros puestos. Pero eso no lo es todo. Las autoridades han logrado sacar a la población de la penuria de manera sobresaliente, pero no entienden que la libertad no puede ser divisible.


© Instituto Juan de Mariana

Vía libertaddigital.com