¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

lunes, diciembre 31, 2012

EL ÉXITO DEL FRACASO-LA REPRESIÓN ECONÓMICA

 Por Tito Rodríguez Oltmans

Dentro de pocas horas la Represión al pueblo cubano por parte del Régimen Castro-Comunista cumplirá cincuenta y cuatro años, para comenzar su “Quincuagésimo quinto año.

La represión que ejercen los regímenes comunistas se puede dividir en tres ramas inseparables: La Propaganda, La Económica, y La Física.

Estas tres formas de “Represión” el Régimen las mantiene en vigencia abusiva total las veinticuatro horas del día, Los siete días de la semana.

La Represión mediante “La Propaganda” se ejerce a través de todos los medios noticiosos y culturales del país. 

La Represión “Física”; comprende la total violación de los derechos individuales de todos los ciudadanos del país. Y se ejecuta mediante arrestos ilegales, torturas, prisión y, asesinatos llevados a cabo mediante ejecuciones arbitrarias sancionadas por Tribunales incompetentes sin garantías procesales para el acusado, o, simplemente asesinato del ciudadano por parte del Régimen sin dar cuentas o explicaciones del grave delito cometido. Hay que tener siempre en cuenta que estos métodos antihumanos son parte intrínseca del régimen para su subsistencia por medio del “terror”.

Y, la Represión Económica es la que comprende el control total del Régimen de la Economía Nacional, y por ende la de cada ciudadano. 

Estos métodos represivos comenzaron a funcionar desde el mismo día primero de enero de 1959, fecha en la cual la llamada Revolución tomo el Poder, por encontrarse el país con un vacio y/o limbo político por causa de una desmoralización causada por la huida o estampida relámpago de Batista con solo una parte de su camarilla hacia el extranjero, dejando atrás a cientos de sus seguidores, amigos, cómplices, compinches, y lo más importante, a un pueblo al garete sin Gobierno; bueno, regular, o malo.

Al principio de 1959 gran parte del pueblo, gústele a algunos, o no les guste a otros, tuvo una gran borrachera aprobatoria con Fidel Castro, sus barbudos, y su llamada Revolución. Este nuevo proceso Revolucionario, entendían Los “incautos”, que era la forma redentora de La Constitución de 1940, y por lo tanto, el retorno a un Estado de Derecho respetable y normal. 

Todo era una gran mentira. Dos de las formas de Represión; la Física, y la Propagandística fueron puestas en acción inmediatamente. 

El partido Comunista de aquella época (El Partido Socialista Popular-  PSP) (En la foto: la lujosa oficina de los ñángaras en la Cuba pre castro. Blas Roca en el balcón de la oficina) , mediante sus miembros, camajanes ideológicos, personajillos resentidos, envidiosos, aberrados, y/o acomplejados, eran los llamados “comunistas”, quienes fueron tildados y llamados por la mayoría de los intelectuales de aquella época, como gente rara, personas existencialistas, grupitos de proletarios con quiméricas ilusiones. Pero, según aquellos ignorantes intelectuales de derecha, decían que los comunistas en su mayoría eran “buena gente”. ¡Qué barbaridad!
 
Y al fin, llega al poder el Comunismo uniformado de Verde Olivo, hablando de “Humanismo”,  disfraz Castrista del “Comunismo”.
 
Entonces comienza una nueva forma de regir los destinos de Cuba.
 
Es mediante decretos de bayoneta que toman el control absoluto de la prensa nacional. Se comienza a introducir la propaganda comunista. Esta “propaganda comunista” era, es y será, mientras esté el Castro-Comunismo” en el Poder, el constante martillar de mentiras como medio de noticioso. El Régimen al comienzo usó efímeramente, un método de censura que se llamo “la coletilla”- correctora de la noticia. Esta forma denigrante y aborrecible del régimen, hacia parecer que todas las noticias eran falsas en su contenido, y por tanto, solo “la coletilla” al corregirlas y/o cambiarlas, las convertía en verdad. La propaganda roja era constante, culpando directamente de todos los males pasados, entre ellos, crímenes, abusos políticos, malversaciones, y abusos, a las Fuerzas Armadas, a la Policía Nacional, a los “Batistianos”, a “todos los Políticos”, a los llamados “Capitalistas”, a los Oligarcas, a los Latifundistas, y a los Yankees”.
 
Los llamados “Tribunales Revolucionaros” funcionaban prácticamente las 24 horas del día en todas la Isla. El infame “paredón de fusilamiento” funcionaba a diario, los crímenes que se estaban cometiendo eran tantos y de tal forma, que parecía un episodio alucinante y macabro proveniente del cerebro del mismo “Lucifer”.
 
El Régimen trabaja sin descanso mediante la manipulación masiva de las bajas pasiones de una parte del pueblo. Los comunistas supieron mezclar el concepto de la palabra “Justicia” con mentiras para confundir al populacho, y de esta baja forma legalizar la ilegalidad inconstitucional del Régimen (de Facto), obviando la Ley Fundamental de La República, la cual según ellos dijeron sería restablecida en un futuro. Lograron implantar la venganza sanguinaria como método de justicia revolucionaria, la cual el Régimen manipulaba para satisfacer los bajos instintos de la “chusmocracia”, que gritaba a voz en cuello…Paredón..Paredón.. Y además, creaba métodos de “terror real” como escarmiento, que servian para hostigar de forma real a la población compuesta por el cubano decente, honesto y trabajador.
 
La otra forma de “Represión” que utiliza el Régimen para control de la población, es la Represión Económica. Esta forma de control es la más sutil de las tres formas represivas de un Régimen Comunista.
 
La Represión Económica comenzó en forma más lenta que la Propagandística y la Represiva. En el caso de nuestra Cuba, el Régimen al tomar el poder sabia que el país contaba con una súper economía, la cual tenía en su haber vastísimos recursos y almacenaje de todo tipo para uso y consumo del pueblo. Esta Economía era la Economía privada de una Nación floreciente, con inagotables recursos materiales e intelectuales, los cuales hacían de Cuba uno de los países más prósperos del Continente Americano.
 
En el mismo año de 1959, la Tiranía comienza a “nacionalizar e intervenir” (entiéndase bien: Robar) todo tipo de industria o negocio privado, nacionales o extranjeros. Estas llamadas Intervenciones le tomó un tiempo a la Tiranía para lograr el total control de La Economía Nacional.
 
Los que vivimos aquella época recordamos las llamadas intervenciones y sus interventores. Muchas personas se asombraban que las industrias y comercios eran intervenidas por un personal totalmente incapaz de poder administrar correctamente el negocio o la industria. La inmensa mayoría de los llamados interventores, no solo es que no tuvieran el conocimiento y la capacidad para su administración, eran todos unos imbéciles, que fueron colocados a exprofeso para destruir la economía, y daba paso a la diabólica prensa, ya totalmente controlada, a culpar de todos los males y fracasos premeditados, al Imperialismo Yankee y a su llamado “Bloqueo”. Que cinismo más cruel!
 
Cuando a un país se le arruina la economía y se le mantiene en un estado de pobreza calculada por parte del Gobierno (Régimen), da como resultado la carestía de todos los productos, incluyendo los básicos para poder subsistir. Este método es controlado por medio de organismos estatales que solo procuran una paupérrima producción para darle lo esencial para la subsistencia del pueblo. Esto es solo aplicable para el pueblo. Los Jerarcas o Mayimbes tienen de todo y en abundancia.
 
Los Organismos Estatales tales como fue en un principio La Junta Central de Planificación (JUCEPLAN). Y en la actualidad el Ministerio de Economía y Planificación, cuyo actual Ministro es Adel Onofre Yzquierdo Rodríguez, El Ministerio de Comercio Interior, cuya ministra es Mary Blanca Ortega Barredo. El Ministerio de Finanzas y Precios, cuya Ministra es Lina Olinda Pedraza Rodríguez. El Ministerio de la Industria Alimenticia, cuya Ministra es María del Carmen Concepción González, junto con el Miembro del Consejo de Estado y Vicepresidente del Consejo de Ministros, el Economista, (¿?) favorito de Raúl Castro, Marino Alberto Murillo Jorge, el gran siervo sumiso, a cargo de los cambios económicos que supuestamente en forma y manera cínica está actualmente haciendo el Régimen.
 
Esta forma siniestra y cruel de controlar a un pueblo mediante la carestía de todo lo material para mantener el control absoluto, abusivo, asesino y ladrón por un grupo de sujetos amorales que gozan de privilegios feudales, es antihumano, vergonzoso, e intolerable.
 
Para finalizar, aquellos que se han creído que la Economía del Régimen Castrista ha sido un fracaso, desconocen a fondo la maldad de ese sistema antihumano.
El fracaso planeado y dirigido de la economía de Cuba no solo ha sido un éxito para el Régimen, que ha sido, es y será mientras se mantenga este en el poder.
 
La Represión Económica es otra de las formas diabólicas para controlar a un pueblo.

Vía nuevoacción.com

No hay comentarios.: