¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

martes, diciembre 11, 2012

CONTINÚA EL ENSAÑAMIENTO DE LA DIRECCIÓN DE RADIO MARTÍ

Por, Armando Valladares-(en primicia para Nuevo Acción)  
 
Los empleados públicos se olvidan a veces que tienen una responsabiliad con los ciudadanos que pagamos sus sueldos y sus desvaríos. Algunos no comprenden que no hay nada personal cuando los que podemos escribir, denunciamos lo que consideramos es un manejo inadecuado de nuestros dineros, de nuestros impuestos. Hay funcionarios públicos que se imaginan que tienen a DIOS agarrado por las barbas…!Qué equivocados están!  
 
Algunos  gastan de manera irresponsable y libertina los dineros que el gobierno les confía, y asumen actitudes que nunca asumirían si se tratara de su propio dinero.  
 
Este es el caso de lo sucedido con las administraciones de Radio y TV Martí.
 
Me asiste el derecho de denunciar lo que allí ocurre, primero porque lo hacen con mi dinero y Segundo, porque cuando ninguno de esos “jerarcas” que han manejado esa emisora como una hacienda privada, esos comunistas reciclado, agentes encubiertos, agentes de influencia y simpatizantes de la tiranía castrista sabían a ciencia cierta cual  sería el futuro de  Radio Martí, yo acompañado por Frank Calzón, tocábamos a las puertas de Senadores y Represenantes buscando apoyo para que se aprobara esa emisora. 
 
Debo confesar que yo tampoco en aquellos años  imaginé que Radio Martí caería en manos advenedizas e irreponsables y que se utilizara para satisfacer y alimentar intereses inconfesables, para empujar agendas personales, para “embotellar” amigos y amigas, para pases de cuentas por  discrepancies políticas, para lograr favores sexuales y otras prácticas escandalosas e inmorales.
 
Si esa caja de Pandora se destapa será para alquilar balcones, caerán reputaciones estrepitosamente…Lo inteligente sería  asegurar más y más la tapa de esa caja, pero hacen todo lo contario.   La prepotencia, el falso orgullo y la soberbia de sus dirigentes, está acelerando la explosión del escándalo. 

En días recientes la administración de Carlos García Pérez (foto de la izquierda), el actual director  de Radio y TV Martí,  apeló por segunda vez el fallo de la jueza Suzanne Butler, que ordenó restituir en sus puestos de trabajo y pagarles lo adeudado con carácter retroactivo a los empleados que el ex director de Radio y TV Martí, Pedro Roig, despidió injustificadamente a finales del 2009.
 
Una decena de empleados, considerados esenciales, fueron despedidos arbitrariamente de Radio y TV Martí bajo la excusa de que no había ni dinero ni contenido de trabajo. Los despedidos (reporteros, escritores, locutores, camarógrafos, editores y  artistas gráficos) ejercían funciones fundamentales en ambas emisoras. Tan es así, que la Agencia se vio en la obligación de traer a otras personas para ejecutar funciones que quedaron vacantes porque la programación no podía mantener el ritmo de las transmisiones y hasta los  noticieron se vieron afectados por la carencia de personal calificado y con experiencia.
 
En vez de reconocer su error y volver a contratar a los despedidos, la administración de Pedro Roig contrató  amigos de la administración y les dio entrenamiento (los pocos empleados que quedaron trabajando en el noticiero eran obligados a adiestrar a los nuevos) para que ocuparan las plazas de los que fueron obligados a irse.
 
La anterior administracion no solo abrió nuevas plazas de trabajo sino que trajo a los sustitutos asistentes para que les ayudaran a hacer las funciones que por años los legítimos empleados habían realizado individualmente. Además,  subió el sueldo, promocionó  y premió con bonos de varios miles de dólares a cerca de veinte personas que pertenecían a su círculo de amigos. 

Las acciones de Roig (foto) costaron a los contribuyentes millones de dólares pues el sindicato de empleados federales lo denunció en Corte, demandó a la agencia y ganó el pleito.Y todo ese proceso se pagó con el dinero de los contribuyentes. 

 
Cuando el caso fue a arbitraje la jueza encontró que en la plantilla de Radio y TV Martí había más personas trabajando después de los despidos que antes y concluyó que el argumento de falta de fondos y de contenido de trabajo había sido una excusa de Pedro Roig para tomar represalias.Ya esto lo expliqué detalladamente en un articulo anterior, pero es bueno recordarlo.

 
La jueza ordenó restablecer a los empleados en sus puestos de trabajo y pagarles el dinero adeudado por el tiempo que estuvieron desempleados. Sin embargo, cuando la magistrada falló, ya la administración tenía un nuevo director: Carlos García Pérez, de Puerto Rico. 

 
García Pérez   con la excusa de que él tenía un noticiero que sacar adelante inició una campaña de contrataciones que aún no ha terminado. En lugar de mitigar el daño infligido a los despedidos y devolverlos a sus puestos de trabajo, García Pérez  ha duplicado la plantilla contratando reporteros, camarógrafos, editores y artistas gráficos. Para citar un par de ejemplos: Pedro Roig despidió un artista gráfico porque supuestamente no había dinero ni contenido de trabajo.  Carlos García, que insiste en que no hay suficientes fondos, tiene tres artistas gráficos en la nomina de O.C.B. Pedro Roig despidió cuatro reporteros por las mismas razones.  García Pérez ha contratado siete, mientras argumenta, sin fundamento alguno ni veracidad, que no tiene dinero para devolver a sus puestos de trabajo a los profesionales despedidos injustificadamente.

 
El dinero que usó Roig y que ahora usa García para emplear a sus amigos, es más que el dinero que costaría  a la agencia emplear a los profesionales que originalmente trabajaban en Radio y TV Martí.

 
Después de perder el juicio en noviembre del 2011, Carlos García pudo haberle ahorrado dinero a la agencia (a los contribuyentes debo decir) y acatar la orden de la jueza restableciendo a los empleados en sus puestos de trabajo. Sin embargo, apeló y contrató gente de la calle (amigos) para ocupar los puestos de los empleados legítimos.  En Septiembre del 2012, perdió la apelación y ahora en Noviembre apeló por segunda vez. Cada vez que apela, cada vez que prolonga el proceso, acrecientan los gastos. Son miles y miles de dólares en el proceso de apelación. Hagan ustedes la cuenta y calculen cuántos cientos de miles de dólares se ha gastado la administración de Carlos García en apelaciones. 

 
La jueza ordenó que a los empleados despedidos se les reponga todo lo que se les debe, desde el día que fueron despedidos hasta que se les restituya en sus posiciones. Los despidos ocurrieron a finales del 2009 y cada día que pasa la cifra se multiplica. Agregen  a esto los viajes y los costos de abogados.

 
No apaguen sus calculadoras….sigan sumando.

 
¿Por qué si García tiene a su disposición profesionales entrenados con más de diez años de experiencia trabajando para el gobierno federal a su disposición, insiste en traer a TV Martí a gente de la calle?

 
Como respuesta a esta pregunta García tiene  argumenta que esto es un problema que ha heredado de la previa administración y que no tiene nada que ver él.

 
Pero lo cierto es que si bien Pedro Roig creó el problema, García pudo solucionarlo, pero lo ha perpetuado al contratar gente de la calle y dilatar un proceso judicial que cuando llegue a su inevitable fin, costará varios millones a nosotros, los contribuyentes. Muchos más de los que ya nos están costando.

 
Tanto Roig como García, ambos abogados cuyos salarios (sigan sumando) sobrepasan los ciento treinta mil dólares al año, son responsables de la hemorragia de dinero. García está ahora en posición de detenerla pero prefiere hacerse el de la vista gorda y al igual que Roig, ocupa su tiempo escribiendo editoriales denunciando las injusticias del gobierno de Cuba. Se olvidan ambos que sus acciones han provocado muchísimo daño y dolor y que en estos momentos muchos de estos empleados y sus hijos viven aquejados de serias enfermedades sin poder recibir tratamiento porque no tienen seguro médico.,y hundidos en la desesperación, por la soberbia y prepotencia e insensibilidad de los que tienen en sus manos la solución de una injusticia.

 
Cuando veamos a estos empleados del gobierno  haciendo alarde en público de conciencia social, no debemos olvidar la falta de compasión y el ensañamiento que han mostrado hacia sus empleados y sus familiares, de su reticencia hacia el sistema judicial y de la forma indolente  que despilfarran nuestro dinero. De la misma manera que denuncio que Radio Martí se ha convertido en un refugio seguro para reciclar comunistas y elementos represores del castrismo, de  la misma manera que hay empleados de corcho que se mantienen por su habilidad de susurrar al oido del director de turno,(que todo se sabe en este mundo) hay allí personas decentes y honorables, que el susteno de sus familas depende de ese trabajo, al que tienen que acudir día a día...A ellos mi admiración y respeto....y unas Navidades Felices.

Vía nuevoacción.com

No hay comentarios.: