¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

miércoles, noviembre 14, 2012

SIN SALIDA : UN RENUENTE LIDER A PUNTO DE ASUMIR LA NUEVA ETAPA DE CHINA


 Xi Jinping asiste a la sesión de apertura del 18º Congreso del Partido, el 8 de noviembre en Beijing. (Feng Li/Getty Images)

En la tarde de su ascenso al trono comunista, las aspiraciones políticas el próximo líder de China continúan como un misterio para el mundo. El jueves, Xi Jinping, de 59 años de edad, será presentado como el nuevo secretario general del Partido Comunista Chino (PCCh), y en marzo del 2013 se convertirá en el presidente de la República Popular de China.

Xi fue el candidato de común acuerdo para ambas facciones del PCCh, la del ex jefe del Partido Jiang Zemin y la de Hu Jintao, el actual jefe del Partido. Las dos partes se han trabado en una lucha de poder a lo largo de los 10 años, profundizándose desde que el ex jefe de policía de Chongqing, Wang Lijun, intentó desertar al consulado de los Estados Unidos en febrero.

En septiembre, Xi desapareció por casi 2 semanas. Según una fuente de confianza esto fue el resultado de la profunda renuencia de Xi de tomar las riendas del Partido. Su retirada causó consternación entre los líderes del Partido, porque no había nadie más que fuera aceptable para ambas partes.

Wang reveló un complot en contra de su jefe, Bo Xilai, quien era el abanderado de la facción de Jiang y de otros, para expulsar a Xi Jinping del poder después del Congreso del Partido. El Partido ha sido dominado desde entonces por los intentos de la facción de Jiang para interrumpir la transferencia del poder a Xi, y por Hu Jintao para debilitar a la facción de Jiang, y por la pregunta de cual sería el destino de Bo Xilai.

Un arreglo fue hecho: Xi continuaría como líder del régimen; el 8 de noviembre se determinó el día para la convocatoria de la conferencia del Partido; se concordó en terminar la carrera política de Bo Xilai, y el Partido comenzaría a eliminar “sistemáticamente las influencias residuales de la Gran Revolución Cultural y gradualmente descartar la doctrina maoista, el marxismo-leninismo, y así sucesivamente”, según la fuente.

Xi Jinping nació el 1 de junio del 1953, en Beijing. Él es el hijo de un alto veterano del Partido, Xi Zhongxun, quien peleó con Mao para tomar poder de China.  Debido a la posición de su padre de ministro de propaganda, Xi creció disfrutando de los privilegios de la élite comunista. Sin embargo esto cambió en el 1962 cuando su padre fue puesto bajo arresto domiciliario por apoyar la publicación de un libro criticando a Mao.

Cuando Xi Jinping tenía 13 años dijo algo en contra de la Revolución Cultural y debido a esto fue detenido en un campo de labor forzada para jóvenes.

En 1969 antes de cumplir los 16 años, Xi fue enviado a la pequeña villa de Liangjiahe, en el noroeste de la provincia de Shaanxi para hacer labor manual. Estuvo por 7 años en esa zona rural, sin electricidad, hasta el final de Revolución Cultural cuando le fue permitido ir a la universidad. En ese entonces ya tenía 23 años.

Mientras la rehabilitación de su padre progresaba, Xi comenzó la prestigiosa Universidad de Tsinghua. Se graduó en 1979 y mas tarde se convirtió en el secretario de Geng Biao, el ex ministro de defensa. Allí él aprendió como el ejército funciona y como operaba su facción.

En el 1982, Xi se convirtió en el secretario del PCCh del condado de Zhengding, de la provincia de Hebei. Durante este tiempo viajó a Muscatine, Iowa, EE.UU., como parte de una delegación de agricultura.
Sarah Lande, quien lo invitó a cenar recuerda a Xi como: “Él es confidente y competente como individuo”, dijo en una entrevista telefónica. Lande está actualmente tratando de crear una relación de ciudades hermanas entre Zhengding y Muscatine.

En 1985, Xi se convirtió en el secretario del Partido de la ciudad de Fuzhou, en la provincia de Fujian. Más tarde fue el gobernador de esa provincia, luego el secretario del Partido de la provincia de Zhejiang, a continuación fue secretario de la provincia de Shanghai, antes de las promociones en el Politburó y su Comité Permanente, el verdadero poder central del régimen. 

Xi fue nombrado vicepresidente de la Comisión Militar Central del PCCh en el 2010, un paso clave en el proceso ritual de unción para que él tomara poder del liderazgo del Partido esta semana.
En el 1987, Xi Jinping se casó con su segunda esposa, la famosa soprano Peng Liyuan. Peng es la directora del Conjunto de música y danza en el departamento General Político del Ejército Popular de Liberación, y una importante general.

Su hija, Xi Mingze, es estudiante bajo otro nombre en la Universidad de Harvard, en EE.UU. Ninguno de los familiares directos de Xi permanecen en China.

La dirección en que Xi llevará a China no es clara. Aunque según Reuters las conversaciones entre Xi y el reformador Hu Deping sugiere que Xi es serio acerca de una reforma política.

En el primer día del 18º Congreso del Partido, Hu Jintao anunció que el régimen debería “ni caminar por el antiguo camino rígido, ni por el mal camino que cambia de bandera”. No es claro lo que esto significa para las posibilidades de la reforma en China, pero para muchos es una esperanza ya extinguida.

Durante el discurso de Hu, y durante la ceremonia del Partido, media docena de los veteranos viejos del Partido hicieron sentir su presencia. Aunque mucho de ellos incluyendo al ex líder Jiang Zemin no mantienen ningún puesto oficial, ellos todavía ejercen influencia sobre la política del Partido. Estas figuras arraigadas son las que sugieren que cualquier impulso por un cambio rápido propuesto por Xi será difícil de ejecutar.

Vía lagranepoca.com

No hay comentarios.: