¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

viernes, noviembre 02, 2012

"MI PICK INGLI"

Por Esteban Fernández 
 
Vamos a analizar la cosa: Cuando usted vive en los Estados Unidos  escucha a todo el mundo diciéndole lo importante que es saber el idioma Inglés. Es súper necesario. Aquí se necesita dominar la lengua nacional. Desde luego, yo no voy a hablar sobre eso porque entonces esto fuera un comercial de "Inglés sin Barrera" sino que voy a hablar de la excepción de la regla: los líos en que se mete uno cuando habla inglés y existen personas en el entorno que no lo entienden, ni lo hablan, ni lo leen.
 
El compromiso del siglo es cuando tenemos, a la cañona, que servir de traductores. ¡Ñoooooo, qué difícil es eso! Lo primerito que no entiende la gente que no habla Inglés (y mientras más viejos menos entienden eso) es que recibimos en el correo un montón de "junk mail". Es decir, que al buzón todos los días nos llega un millón de basura en inglés y que lo único que tenemos que hacer es romperlo y botarlo en el cesto, sin contemplaciones.
 
Pero a los viejos les encanta recibir cosas en el correo. Recibir cualquier cosa los alegra. Se sienten importantes cuando les llega algo. Y si es en inglés más. Y se nos acercan con un tremendo mamotreto en las manos. Parece un libro. Con una letra chiquitica. Y nos dicen: "¿Qué es esto, que dice aquí?"
 
Ya eso nos molesta, pero nos da lástima y les decimos: "Chico, no te preocupes, no le hagas caso a eso, bótalo a la basura". Pero, de eso nada. Nos dicen: "Mira, yo lo que entiendo es que me están dando un premio de 100 mil dólares, léeme, léeme, a ver qué dice ahí". Y no nos queda más remedio que, estoicamente, pasarnos media hora leyendo y traduciéndole al viejo una basura que de antemano sabemos que lo único que debemos hacer es darle un simple vistazo. A veces ni eso merece.  
 
Cuando usted habla Inglés escucha con horror estas palabras: "Si tú ves lo que me ha pasado, me anunciaron que el Medicare me acaba de cambiar el médico, ahora es un doctor americano, creo que mañana tengo un turno con él, así que vas a tener que acompañarme al Hospital para que me ayudes un poquito con el Inglés".  
 
Ahí, a la consulta del doctor americano, ya llega el viejo (llegamos) con cuatro pomos de pastillas en las manos, para que inmediatamente, de sopetón, le traduzcamos las siguientes palabras: "Dile que esto es lo que me asienta". Nos da pena, nos quedamos callados, y el viejo insiste: "Dile, coño, dile que yo llevo mil años tomando estas pastillas, y que no tiene ni que tocarme, que lo único que tiene que hacer es darme un refill de estas medicinas". El doctor americano se sonríe después que nos escucha la ridícula traducción inicial y nos dice: "What is the problem with him?".
 
El viejo entiende eso y nos dice: "Dile que padezco de UN AIRE EN EL CUELLO DESDE EL AÑO 44, eso me pasó porque salí del cine a las 12 de la noche y olvidé ponerme un pañuelo en la boca, me cogió una neblina y me quedé así, dile, dile, todo eso, no te quedes así impávido". Y remacha diciéndome: "Explícale que ya a mi mujer  el tilo no la está ayudando con su problema de los nervios y necesito una receta de librio (Librium) a nombre de Domitila"... 
 
¿Usted ha estado con un amigo o un familiar que sólo habla español y está bravo y quiere fajarse con un americano y lo quiere insultar y quiere que usted le traduzca su incomodidad? Nos dice: "Dile que ya perdí la tabla con él". Vaya, hasta risa nos produce decirle al americano: "My friend lost the board whit you". "Dile que es un sapingo, un lengua de trapo, un comebola". Le decimos "OK., espérate," "Sir, you are eating ball".  
 
¿Usted nunca ha ido al cine con alguien que no hable Inglés y tiene que traducirle la película entera?  Y tengo un viejo que todavía está disgustado conmigo porque iba en mi carro y estaban hablando en la radio de pesqueria submarina y cada vez que mencionaban "Scuba diving"  me pregunta "¿Qué están hablando de Cuba?", y yo le respondía: "Nada, viejo, nada, no están hablando nada de Cuba"... 
 
¿A usted nunca le ha pasado que un amigo que no habla inglés se enamora de una americanita y le dice: "Mi socio, dile, dile que me gusta montón pila burujón puñado, dile que yo la llevaría de rama en rama como Tarzán llevaba a Juana"? Desde luego, la buena noticia es que muchas veces el traductor se queda con la americanita.

Vía nuevoacción.com

2 comentarios:

lola dijo...

Mi padre estuvo viviendo en U.S.A. casi 4 años, el viejo compró una cafetería se buscó un par de empleados que había tenido, uno en Cuba y otro en Canarias, se quedó con una empleada cubana que llevaba tiempo en la cafetería y hablaba inglés y se dedicó a vender sus cafés cubanos y americanos en un sitio donde nada más había oficinas municipales. Regresó a Canarias sabiendo decir one street, two street, medicare y medicate.
Se que en realidad lo que le cuento no tiene nada que ver, pero lo he recordado mientras leía el artículo.
Saludos,

José González dijo...

Si el articulo te lo recordo, entonces SI tiene que ver...!!

Gracias por comentarlo.

saludos