¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

martes, noviembre 13, 2012

ES LA FORMA COMO CELEBRA EL TRIUNFO

Por Andrés Pascual
 
Si de algo tiene que estar todo el mundo claro, es que la forma cómo apreciamos los exiliados y los anti-castrocomunistas radicales el problema cubano, difiere totalmente de cómo lo ve el 70 % del que está allá, sea disidente, opositor o ciudadano apático y sin compromiso.
 
En 54 años de tiranía opresora y los mismos de adoctrinamiento, es de suponer que la contaminación supere el 90 %, solo piense que, quien nació en 1959, 60, 61… 1975, puede tener nietos si no los tiene ya, incluso bisnietos.
 
¿Qué elemento tuvo a su favor la tiranía para llenar de propaganda antisocial y anticubana al educando, desde aquellos “plenos estudiantiles” preparados por la ORI y desarrollados a nivel de Secundaria Básica bajo el control que ejercía la AJR (asociación de jóvenes rebeldes, después UJC) por medio de las BEJAE (brigadas estudiantiles José A Echevarría) cuyo antecedente durante un año previo fue la UES (unión de estudiantes secundarios)? ¿El miedo? No, por favor, no se debe ofender tan cándidamente a la inteligencia, que yo soy adolescente de la época…
 
El oportunismo y la tantas veces señalada que cansa, envidia, además de la simpatía por el verdugo que, explicadas sus causas en muchísimos tratados filosóficos o sicológicos, existe aún como un raro “Síndrome de Estocolmo” o como la relación entre una prostituta y su chulo que, mientras más la golpea, la veja, le prohíbe… más le ama, por lo general, para molestar a un tercero-a.
 
Por oportunismo permitieron que fueran a las escuelas en el campo los hijos, a verdaderos antros de perversión juvenil, porque, “figúrate, le aseguran la comida”, con lo que sugerían que el racionamiento hacía estragos en la alimentación de la familia promedio, lo que no tenían en cuenta a la hora de justificar “el logro (fraude) revolucionario de la escuela y la medicina gratis”.
 
¿Comer de las sobras de la libreta? solo 8 -10 días ¿Los otros 8? De la bolsa negra, dejando todo el salario mensual del núcleo y, lo que faltó hasta el mes, quizás 5 días… ¿A quién le importaba?
 
Tiempos en que el patriarca de la casa vivía sometido a la peor pena posible, porque, como que su hija o su nieta se había casado con “un pelú” o “un dirigente”, pues “Papá, no hables mal de Fidel a la mesa cuando esté fulano” y ese hombre, de moral probada y valor suficiente, que fue capaz de hacer aquella familia con sacrificio y honor, que veía cómo se destruía ante sus ojos por la semilla del mal de hoy a influencias de la tiranía, murió de pena y de tristeza más que de causas naturales.

Sin embargo, de acuerdo a circunstancias especiales, no solo en Cuba existen motivos que provocan el oportunismo, digamos que callar la denuncia contra un nombre bien colocado en niveles de traición a la lucha por la libertad total, en el exilio (y dije exilio, no comunidad), algo sucede, porque, Carlos Alberto Montaner (foto de la izquierda), se cansa y recansa de apoyar cuanta posición de temblequeo nazca dentro del cubil de la disidencia traidora, firma cuanta carta encuentre sobre el buró, tal vez sin leerla si lo que le piden es una concesión más y allá va la gente a acusar a Saladrigas, a Yoani, a Fariñas, a Cuesta Morúa, a Espinosa Chepe… que lo merecen, no voy a saberlo que llevó más de 15 años batallando contra esta gente o cada vez que “un dirigente se pasa de fila”.
 
El nombre de Montaner lo relacionan con Armando Valladares desde la causa que los puso en prisión, bien. Valladares es mi amigo y como todo cubano que reconozca el sacrificio por la libertad hecho durante 54 años, lo considero un héroe, pero no se me puede intentar regalar como “contra” al tipo de Six Barral.
 
Hace más de 6 años que también lucho contra este tipo, porque tenía idea de que estaba inmerso en una espiral de traición, objetivo protagonismo de propio beneficio, que no termina solo en el patrocinio de lo peor de la lucha opositora dentro de Cuba.
 
En un artículo de ayer domingo en la sección Opiniones del Nuevo Herald, el jefe de la división “de gente que le dice la buena desde Cuba” como ni a Furry Colomé por la cantidad de agentes que tiene, escribió un sugerente material titulado ¿Por qué eligieron a Obama? que le coloca otra vez, quizás definitivamente, en la acera del frente a los luchadores por el rescate nacional.
 
Escudándose en los argumentos de un dúo de “pensadores que nunca se equivocan”, sencillamente lo que hace 5 años que decimos todos los que contribuimos con Nuevo Acción entre muchos, Montaner rindió su declaración de conformidad con el resultado de la elección trágica y nefasta del pasado 6 de noviembre, expresando satisfacción subliminal, casi militante, por el reelegido.
 
Era muy difícil desvincular del “obamismo” a Montaner, una vez que se conocía su posición tan temblequeante, a ciertos efectos como la de la Iglesia y en nada diferente a la de Saladrigas.
 
Nadie puede promover a Yoani Sánchez, a Espinosa Chepe, a Fariñas, a… y no simpatizar con el califa.
 
Yo lo sé y me responsabilizo con mi posición, como hago siempre, ahora, quiero voces altas, claras, tan altas y claras contra este tipo como suenan cuando de Carlos Saladrigas se trata, o voy a pensar que una parte importante del exilio calla por miedo a algo que le sepan y es un decir, o porque, por alguna razón, se contubernian con el “intelectual” y, como el pueblo cubano, de la puerta hacia afuera soy así y hacia adentro “asao”.

Vía nuevoacción.com

No hay comentarios.: