¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

miércoles, octubre 17, 2012

¿QUE SE JODAN?

Por Esteban Fernández
 
Disculpen el titulo, yo evito por todos los medios utilizar malas palabras, pero en este escrito no encuentro un sinónimo mejor. Hace muchos años un negro patriota, anticastrista y activista al frente del RECE en California puso en el ambiente una frase que era utilizada en los actos y desfiles del exilio cubano. La frase era “¡Revírate cubano, revírate y pelea!”
 
Es decir que desde una época muy remota los cubanos del exilio le han pedido al pueblo cubano dentro del monstruo que luche  y que le haga la guerra a sus opresores. No es nada nuevo. Lo que pasa es que eso lo están descubriendo ahora (como miles de otras cosas más) los que son novatos en esta contienda.
 
Quizás no sepan tampoco que el destierro cubano no solamente les ha pedido a los de adentro que le hagan frente a la tiranía sino que la lista de acciones violentas contra la dictadura de parte del exilio solidarizándose con los de adentro  llenarían mil páginas como esta enumerarlas.
 
Pero últimamente está de moda increpar a los que incitan a la lucha interna desde el exterior y les cae carcoma encima  con la gastada frase de que “Desde lejos, en oficinas con  aire acondicionado, es muy fácil darle cranque a los pobres opositores que se están jugando la vida allá”. 
 
Y como buen observador que soy me doy cuenta que lo del “aire acondicionado” coincide en casi todas la criticas. Lo cual me hace pensar que no es algo espontáneo sino parte de una consigna iniciada desde acondicionadas oficinas del Ministerio del Interior. Y es un "slogan" del que se hacen eco muchos inocentes. Sin darse cuenta que en los Estados Unidos hasta los gatos y los perros gozan del aire acondicionado.
 
Y tengo buenos amigos patriotas que me preguntan ¿quieren que  los exiliados anticastristas  “cambien de palo para rumba” y digan: “No, no se reviren, no peleen, reciban leña”? Y ahí es donde lanzan el exabrupto: "¿Quieren que les digamos: Jódanse y quédense esclavos?”...Y sostienen categóricamente que: "Si no se reviran y se  lanzan para las calles en un intento por derrocar al régimen, o discretamente hacen atentados y sabotajes  ¿quiénes son los que se van a fastidiar para siempre, ellos o nosotros?"... AUNQUE TODOS A MI ALREDEDOR, Y LOS CORREOS QUE RECIBO, ESTÁN DE ACUERDO EN QUE ALLÍ LA REPRESIÓN ES VIOLENTA. 
 
Pero me dicen: "Los que padecen la miseria, los abusos son ellos y las alternativas son: recibir pescozones, aceptar sumisamente (como lo hace la mayoría) o salir de Cuba. Y si van para Miami lo primero que van a decir es “¡Ñoooo, que calor hace aquí!” Y  buscar desesperadamente acercarse a un aire acondicionado.  Y, cuando lleven un año aquí, si usted los visita los escuchará diciendo: “Oye, cierra la puerta que se me escapa el aire”...
 
Y sacan a relucir aquella consigna gloriosa de Roberto Soto  de “Revírate cubano, revírate y pelea”. Y me preguntan: "¿Debemos cambiarla por “Jódete cubano, jódete y no te revires y sigue aguantando atropellos y buscando derechos donde no los hay?”. Y muchos coinciden en que pacíficamente, con gladíolos y huelgas de hambre que sólo conducen al martirologio o el choteo, y tendrán 50 años más de castrismo, hasta el día en que los biznietos se reviren y peleen".
 
Precisamente el domingo en un acto de la Junta Patriótica  un señor me dijo: "La pasividad interna no nos perjudica a usted y a mí sino a ellos que seguirán siendo esclavos. Cuando les pedimos que luchen es simplemente un honesto y sincero deseo de que los compatriotas allá rompan las cadenas que los atan". 
 
Y yo le respondí: "En lo que a mí respecta,  créame que  si algún día le di algún consejo al pueblo cubano hace tanto tiempo que ni me acuerdo. Pero, al mismo tiempo, sé lo que hay que hacer internamente y si no lo hacen, allá ellos". 
 
Y le dije: "Personalmente hago lo que puedo en contra de la tiranía, solo,  o con tres o cuatro hermanos de lucha más que me pueden servir de testigos, humildemente, sin haber recibido ni un centavo por mi labor.  Y no le voy a pedir disculpas a nadie por tener aire acondicionado en verano y calefacción en el invierno. Ah, y lo de “jódanse” quizás también le viene bien a los que se quejan en el exilio de NO TENER PATRIA mientras han vivido de espaldas a la lucha por recuperar la nación cubana"...

Vía nuevoacción.com

No hay comentarios.: