¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

jueves, octubre 04, 2012

¡ LA PERLA DE LAS ANTILLAS !

Por Esteban Fernández  
Entre mis compatriotas existe una inmensa confusión sobre lo que es Cuba y lo que son los cubanos. Los cubanos, desde 1492 hasta este 2012,   se han dividido siempre en buenos, regulares y malos. Y desde 1959 tenemos a un par de H.P. llamados Fidel y Raúl Castro acabando y destruyendo  nuestra nación. Pero la Isla, desde el primer elogio de Cristóbal Colón hasta el último turista que regresa de allá alabando la belleza natural de nuestro país, invariablemente ha sido una de las naciones mas agraciadas del planeta en que vivimos. 
 
Cuba y los cubanos son dos cosas muy diferentes. Cuba, tras la caída del régimen y la eliminación de cientos de genocidas, se levantará físicamente en menos de 12 meses. Mientras tanto, limpiarle las mentes a los cubanos que han sido adoctrinados, quizás lleve 50 años de desintoxicación. 
 
¿Ustedes no han notado que la prensa internacional se refiere “a Cuba” ante cada medida (o acción) tomada por la pandilla de cubanos desalmados que oprimen nuestro pueblo? Y no pasa un solo día sin que leamos cintillos en los periódicos diciendo: “Cuba decreta...”, “Cuba envía a la cárcel a 10 opositores”..."Cuba golpea a un grupo de mujeres indefensas"... 
 
Y entonces vemos que hasta los mismos cubanos patriotas, inconscientemente, comienzan a echarle la culpa a Cuba de los abusos de unos cubanos y de los crímenes cometidos contra otros. ¿No sería lo correcto decir: “Esbirros castristas han fusilado, torturado, enviado a las cárceles a miles de sus compatriotas”? Un cubano chusma, un cubano chivato, un cubano grosero, y hasta un cubano bueno, honrado e inteligente son cubanos, pero no son Cuba. Cuba es el Valle de Viñales y Arcos de Canasí.  
 
Vamos a comparar a Cuba con una mujer abusada, violada y  golpeada.  ¿Debemos condenar, criticar, despreciar, dejar de querer y admirar a esa inocente mujer, o culpar a los abusadores y violadores? 
 
Cada vez que nos topamos con un tártaro cubano,  ipso facto pensamos:  “Cuba está perdida”. A la pobre y sufrida Cuba le achacan todos los defectos de los malos y le tiran mil cubos de mondongo encima, y para colmo, los criticones se dan gusto haciéndose eco de esos mismos improperios. Cuando en realidad Cuba es un arco iris después de un aguacero, un manantial, el rocio de las mañanas, una rosa blanca, un manatí, unos tomeguines, una jutía, y una ceiba.  
 
Nada me molesta más que cuando le echan la culpa a las madres por las barrabasadas de sus hijos. Cada vez que un siquiatra entrevista a un reo, comienza a tratar de achacarle sus crímenes  a la madre que lo abandonó siendo un niño. Y exactamente igual pasa con nuestra Patria, que es salpicada constantemente por los horrores  que por 54 años han perpetuado sus hijos malos. Cuando en realidad Cuba es Santa Maria del Mar, el campanario de una Iglesia,  y el trinar de un sinsonte. 
 
Y algo parecido ocurre con nuestros éxitos. Cuando  un cubano se gradúa de abogado, o de médico, o llega al Senado,  no es Cuba la que triunfa,    sino que ese  logro es la victoria individual de un buen cubano. Cuba no es la que ganó, sino que son mis paisanos los que merecen el aplauso y los diplomas. Cuba simplemente es Mangos de Baraguá, es una noche estrellada, unas olas sobre el muro del malecón. Cuba es Baracoa , es Trinidad y es la Sierra de los Órganos. 

Cuba es la belleza de Varadero, de Soroa, del Salto del Hanabanilla.  Cuba es el verdor de la campiña, lo azulado de nuestro cielo, las aguas cristalinas de Guanabo, los cañaverales, las palmas reales y la fertilidad de su tierra.  Mientras que “Asere, Monina y ¿Qué volá?” son simples expresiones de determinados cubanos. Cuba no es chusma; chusmas son algunos conciudadanos. Cuba no es "coño ni carajo" Cuba es las Cuevas de Bellamar, es La Bahía de Jagua, el Cauto, el Ojo de Agua de Catalina y los Jardines del Rey.(Ilustración: Flamboyan Nuevo, obra de Federico Costa)
 
¿Es Cuba la que tortura en “100 y Aldabó”, en el Combinado del Este,  o son  simplemente unos monstruos que desgraciadamente salieron por el tubo de escape de un cacharro en algún paraje de Cuba? ... Cuba es el Pico Turquino y la Bahía de Nipe, Cuba es ciclón, tormenta y sequía. Cuba es La Perla de las Antillas, La llave del Golfo, y "La tierra mas hermosa que ojos humanos han visto". 
 
Cuba debe ser libre, próspera y gloriosa.  Lo fue ayer, y debe serlo hoy, mañana y siempre. Y si no lo es, no es por culpa de Cuba, sino de una pandilla de hijos de perra que debieron haber nacido en otra galaxia a un millón de millas de nosotros…Cuba es un arado abandonado,  Cuba es la Playa El Ancón,  y la península de Hícacos. 
 
Condenar a la nación por la maldad de algunos de sus hijos es un crimen. Ver las casas sucias, sin pintura, los edificios apuntalados, la porquería en las calles, la pobreza, debe inspirar lástima por Cuba y odio contra los que la han destruido. Las jineteras no son Cuba,  sino el producto de la miseria impuesta por cubanos perversos.   Cuba es sagrada y eterna. Y los cubanos se dividen en víctimas y victimarios porque así lo ha querido la satrapía. Cuba resucitará como Jesucristo y resurgirá de sus cenizas como el Ave Fénix después que se haga una gigantesca limpieza de sabandijas.

Vía nuevoacción.com

No hay comentarios.: