¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

miércoles, octubre 17, 2012

BRASIL: CONDENADO POR CORRUPCIÓN JOSÉ DIRCEU, MINISTRO DE LULA Y AMIGO DE CASTRO


 En un fallo histórico, el Tribunal Supremo de Brasil condenó el martes a José Dirceu, el exjefe de gabinete del expresidente Luiz Inacio Lula da Silva, tras considerarlo responsable de un plan de pagos mensuales a políticos a cambio de sus votos en el Congreso.

El fallo contra Dirceu, cofundador del gobernante Partido de los Trabajadores, cerró el más insospechado capítulo de la vida de un líder de la izquierda brasileña que luchó contra la dictadura y fue el ministro más poderoso del Gobierno de Lula, reporta EFE.

Según concluyeron la mayoría de los magistrados del Tribunal, Dirceu fue el mayor responsable de las corruptelas denunciadas en 2005, que pusieron a Lula al borde de la destitución durante su primer mandato.

Más que un fallo, la decisión fue como una losa que cayó sobre la turbulenta vida política de Dirceu, que comenzó en 1965, cuando cursaba Derecho en la Pontificia Universidad Católica de Sao Paulo y se unió a los movimientos estudiantiles que combatían a la dictadura instalada en Brasil un año antes.

Muchos de quienes lo conocieron en esa época dicen que tenía fama de mujeriego y pinta de ídolo "beat", pero aseguran que se transformó a medida que se involucró en la lucha contra el régimen y comenzó a forjar su ideología.

Coqueteó con la guerrilla, aunque nunca participó en la lucha armada, y en 1968 fue detenido en una asamblea estudiantil.

Su nombre comenzó a cobrar ribetes de leyenda un año después, cuando fue incluido en una lista de 14 presos políticos que la dictadura se vio obligada a liberar a cambio del entonces embajador de Estados Unidos, Charles Elbrick.

El diplomático había sido secuestrado por una pequeña célula del "Movimiento Revolucionario 8 de Octubre", integrada entre otros por Franklin Martins, luego ministro de Información durante el segundo mandato de Lula.

Los presos políticos fueron enviados a México, pero Dirceu recaló en Cuba, donde recibió entrenamiento militar y tejió una amistad que mantiene hasta hoy con importantes dirigentes, como Fidel Castro.

Algunas biografías no autorizadas sostienen que llegó a trabajar para el servicio secreto cubano, algo que él nunca ha confirmado.

En cambio, Dirceu sí admite que en la Isla pasó por una cirugía plástica que le modificó ligeramente el rostro antes de regresar a Brasil clandestino, en 1971, para integrarse al "Movimiento de Liberación Popular".

Tuvo divergencias con ese grupo de inspiración castrista y volvió a La Habana, pero en 1975 retornó definitivamente a Brasil, aún en plena dictadura, bajo la falsa identidad de Carlos Enrique Gouveia de Melo, un supuesto empresario de origen judío.

Se vinculó a grupos armados y entrenó guerrilleros, pero él mismo afirma que "jamás" participó en ninguna acción, porque las armas "no eran" lo suyo.

En ese segundo retorno, bajo el falso nombre, se casó con Clara Becker, quien solo supo quién era su marido cuatro años después, cuando ya tenían un hijo, y el Gobierno dictó una amnistía que le permitió volver a la política a cara descubierta.

Dirceu se afilió al Partido de los Trabajadores (PT), el cual presidió entre 1995 y 2002 y en el que dirigió severas purgas que expulsaron a los grupos radicales que pululaban en esa formación.
Acabó siendo el principal escudero de Lula y su mayor consejero en las campañas de 1989, 1994 y 1998, en las que el exsindicalista aspiró sin éxito a la Presidencia.

En 2002, fue el principal artífice de la campaña que finalmente llevó a Lula y al PT por primera vez al poder y fue nombrado ministro de la Presidencia, cargo desde el que se controlan todos los resortes políticos del poder.

Fue tildado de "maquiavélico", de "poder en la sombra" y despertó críticas por su estilo extremista, las cuales atribuía al supuesto "odio" de una derecha que, en su opinión, "no digirió" el triunfo electoral de Lula.

No obstante, se le atravesó el enemigo más inesperado para un partido que enarbolaba la bandera de la decencia, al ser acusado en 2005 por el entonces diputado Roberto Jefferson, denunciante de todas las corruptelas que juzga el Supremo, de ser el "jefe de la pandilla".

Dirceu lo negó con vehemencia, pero debió renunciar al Gobierno el 16 de junio de 2005, después de que Jefferson, durante una comparecencia ante el Congreso y mirando a las cámaras de televisión declaró "José, sal de ahí y sal rápido, que harás de Lula un reo".

Por el escándalo, perdió luego su cargo de diputado y desde entonces se ha dedicado a formular su defensa, pero no ha logrado convencer al Supremo de su inocencia.

Como culpable de corrupción activa, ahora se enfrenta a una pena que puede llevarle a pasar 18 años en una cárcel como la que dejó en 1969, canjeado por un embajador de Estados Unidos.
En su blog, Dirceu criticó la condena diciendo: "Luché por la democracia e hice de ella mi razón de vivir. Voy a acatar la decisión, pero no me callaré. Continuaré luchando hasta probar mi inocencia. No abandonaré la lucha. No me dejaré vencer", informó Reuters.

Además de Dirceu, fueron condenados por corrupción el expresidente del PT José Genoino, y su tesorero, Delúbio Soares.

Otra veintena de personas, entre ellas 10 legisladores, ejecutivos bancarios e intermediarios empresariales, fueron condenados anteriormente por fraude, blanqueo de dinero o conspiración en el caso de corrupción política más grande en la historia reciente de Brasil.

Vía lanuevanación.com

No hay comentarios.: