¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

sábado, septiembre 15, 2012

LOS MAS MEDIATICOS

 Por Zoé Valdés

Recientemente me he enterado de que una persona del medio político europeo y español, a quien yo admiraba enormemente, y de quien no daré su identidad por razones éticas, cometió un error con Cuba, o lo que yo considero un error imperdonable, por frívolo e injusto.

La persona en cuestión opinó que a ella le interesaban los opositores "más mediáticos" de Cuba. No diré nombres, ya ustedes sabrán quiénes son, o quién es. Esta persona prefiere la cobertura que le da la prensa internacional a algunos, que lo que hicieron y hacen muchos disidentes durante décadas, sin ser apoyados por la prensa internacional ni por los partidos políticos. Tampoco le importó demasiado que esos "mediáticos", precisamente debido a esa ultramediatización de la que se benefician, hacen considerablemente menos que los que de verdad se la juegan día a día en las calles de Cuba. Aparte de que esos "mediáticos" serán los más conocidos en internet y en los blogs, pero en las calles no los conoce nadie. Esta persona, política europea y española, decidió que "los mediáticos" estaban por encima de Sara Marta Fonseca Quevedo, de las Damas de Blanco, de Jorge Luis García Pérez Antúnez, de Martha Beatriz Roque (estos últimos en una huelga de hambre de la que el mundo todavía no se ha hecho eco como debiera), de Óscar Elías Biscet, de Rosa María Payá y de Ofelia Acevedo, entre otros.

A mí esto de la mediatización me da mucha gracia. Cuando yo publiqué mis primeras novelas, que tuvieron el éxito que tuvieron, el cual debo exclusivamente a los lectores, la prensa empezó a decir que yo era una autora mediatizada. Nada más falso, pero lo que no decían era que no me citaban en los reportajes sobre escritores cubanos; no porque fuera una autora mediática, sino por mi anticastrismo. Esos a los que les molestaba que yo fuera una autora mediática son los que han fabricado a los "más mediáticos" que hoy acaparan las actualidades sobre Cuba en la prensa mundial. Curioso, ¿no?

Sin embargo, lo que no se dice ahora, y este personaje político tampoco analizó, es que esos "mediáticos", o sea "los más mediáticos" de la disidencia cubana, no son verdaderamente disidentes u opositores, porque, frente a lo que piden los demás, la libertad entera de Cuba y la democracia, estos abogan por el levantamiento del embargo norteamericano y por los cambios cosméticos bajo el Raulato (gobierno de Castro II). Y es la razón por la que antes de ser conocidos en Cuba, antes de ser populares, han sido populizados o peoplelizados por la prensa de la socialdemocracia, de la izquierda que siempre se componenda para dar aire y salvar el pulmón a las dictaduras de izquierda.

Es, por supuesto, esa misma prensa que le ha hecho la guerra a este personaje de la política al que me he referido y que dijo que sólo le interesaban "los más mediáticos". ¿Y por qué le han hecho la guerra o ha sido tratado con indiferencia? Pues por no ser lo suficientemente de izquierdas, por no admitir, por ejemplo, el diálogo con los terroristas, y situarse precisamente en el centro, en la justicia, en el equilibrio de la democracia. Es la razón por la que me sorprende su injusticia con los verdaderos demócratas cubanos. Porque esa persona debería saber, por experiencia propia, que "los más mediáticos" están casi siempre fabricados por los más injustos, por los menos demócratas, y en este caso por los oportunistas de la izquierda procastrista.

Vía libertaddigital.com

No hay comentarios.: