¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

sábado, septiembre 15, 2012

EN VEZ DE HUELGA DE HAMBRE, OTRA COSA

Por: Dionisio de la Torre,Jr
 
Muchas veces me pregunto, ¿Cómo es posible que algunas personas puedan criticar tan fácilmente? Y esta pregunta puede aplicarse a un número grande de situaciones y momentos donde vemos como saliendo del hueco mental donde habitan saltan estas personas y desparraman una avalancha de críticas y  acusaciones contra personas y las opiniones que vierten y amparándose en la libertad de opinión se escudan para hasta tratar de ofender, desde lejos por supuesto y mostrando el tremendo vacio de personalidad, credibilidad e intelecto, no se dan cuenta que ese mismo derecho lo tienen  las personas que ellos critican y tratan de ofender. Dicho esto pasaré a algo importante, ¿por qué huelgas de hambre y o otra cosa?
 
Yo personalmente no apoyo nada que vaya contra la integridad y la salud de las personas, a no ser que sea en actos de defensa personal o en una causa donde también el contrario pueda recibir pérdidas notables o cuando el mensaje pueda producir ganancias para la causa que se defiende. No apoyo ninguna huelga de hambre, especialmente en Cuba, donde a no ser por casos notables y llenos de enteresa y decisión por parte de los participantes, a los que rindo mi respeto e inmensurable agradecimiento, pues hicieron algo que yo no sería capaz de realizar, además de cumplir con su compromiso, pero lamentablemente ante un régimen como el castrista no ha resultado en nada más que lo que se ha estado haciendo por medio siglo, condenas públicas, pero no condenas mundiales y de los organismos internacionales que pudieran poner fin a este régimen dictatorial.

Después de la huelga de hambre que llevo a Zapata a la muerte, han surgido otras con más o menos relevancia, pero como he dicho anteriormente el régimen se ha acostumbrado a vivir con esos actos tanto como otros actos que en otras sociedades hubieran producido un escándalo mundial, no en Cuba, quizás uno de las causales de la poca importancia que el mundo le da a estos hechos en Cuba sea que en innumerables ocasiones nos enteramos de opositores que comienzan una huelga de hambre, las redes de comunicaciones se llenan de esta noticia y luego con el pasar de los días quedamos esperando una de dos noticias, como en el caso de Zapata cuando murió o como muy pocas veces pasa el anuncio de la suspensión de la huelga por las razones que sean y muy respetables, pues es algo muy personal, pero en la mayoría de la veces nos quedamos con la duda de que pasó con el huelguista y ni nos enteramos si le descocieron la boca o no, pero si sucede algo, el régimen no ha cedido en nada.(En la foto de arriba a la izquierda: el protagonista de una infame huelga de hambre fingida, Vladimir Alejo Miranda)
 
Nuevamente surgen huelgas de hambre múltiples en Cuba, un grupo de opositores, periodistas independientes y disidentes, están en huelga de hambre, realmente respeto esa decisión de ellos, no quiero criticar ni el por qué de la huelga, ni a los huelguistas, mis respeto a su decisión, pero creo que existen muchas otras formas de reclamar lo mismo, estoy seguro que cualquier otra demostración de descontento, especialmente pública y organizada, provocaría un efecto multiplicador en la población y sería una forma que obligaría al régimen una vez más a lanzar sus hordas contra quienes quieren un cambio, aunque a veces no sabemos cuán grade sería el cambio que quieren y hacia donde sería ese cambio, digo esto por lo que he dicho muchas veces: no existe un proyecto hacia el cambio y que yo sepa nadie quiere ser el dirigente de ese cambio, nadie quiere ser alcalde ni concejal, menos que menos ministro o presidente de Cuba, todos quieren cambio, anjá, pero ¿quién lo va a hacer y con quienes? Y ¿Cómo?
 
Al inicio de este comentario mencioné a los que critican saliendo de sus huecos mentales y no quiero que por lo que he escrito me coloquen en el mismo saco, respeto todo tipo de lucha, puedo no estar de acuerdo con alguien o su forma de actuar, pero respeto y defiendo a que pueda expresarse, por ejemplo algunos critican a Ramón Saúl Sánchez por sus flotillas y viajes frente a Cuba, muy bien quizás no te guste, pero esas flotillas no impiden que otros que quieren desembarcar con las armas en la mano lo hagan , ¿cierto o no?, Ramón y su grupo no son guardadores de las costas cubanas ni americanas, pero están haciendo algo que sacude la opinión mundial aunque sea por dos días.
 
Algunos están comentando que quizás producto de la muerte de Payá (solo digo Paya, pues el otro difunto la familia no lo quiere mencionar y me acojo a ello) y en la forma que la esposa e hija han actuado ante la opinión del régimen las ha colocado en un punto alto dentro de la oposición, por lo que es necesario para otros viejos disidentes y opositores  hacer algo para rehacerse nuevamente y volver estar en la noticia, básicamente en el extranjero ya que en Cuba la población permanece en la ignorancia noticiosa producto a que todo sale hacia fuera, pero no hacia dentro, espero que ese no sea el motivo real, pues tampoco entiendo mucho lo que piden, porque nunca exigen, pero respeto la decisión de hacer otra huelga de hambre más, que terminará de una forma u otra, pero no producirá el efecto aglutinador para desplazar del poder a los causantes y responsables de estas huelgas.
 
No creo que el tiempo sea de más huelgas de hambre y esta es mi opinión que espero sea respetada también. Creo que existen muchas cosas de extrema importancia en la sociedad cubana que exigen atención inmediata por parte de la oposición seria y patriótica, pienso que uno de los puntos a reclamar por ellos es el exigir al gobierno el reconocimiento legal de todas las organizaciones y partidos formados por la oposición, esta debe ser uno de los puntos de lucha fundamentales, el exigir el reconocimiento y la participación pública en las actividades políticas del país, esto es si realmente quieren una vía pacífica y civilizada. Esto entre otras más, como sucedió con el Proyecto Varela, puede ser ignorado o tener la misma respuesta que la que se le dió al Proyecto Varela, pero es un punto de coincidencia entre los grupos opositores y que lo puede llevar a actuar en conjunto y no como ahora donde cada día crece el número de organizaciones, pero con la característica de que un solo opositor pertenece a cinco organizaciones diferentes. Quizás llegó la hora de consolidad organizaciones y partidos, de reducir los grupos y aumentar los militantes, creo que esto es un punto que produciría más efecto que una huelga de hambre independientemente del resultado que se esté buscando.

Vía nuevoacción.com


No hay comentarios.: