¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

sábado, septiembre 29, 2012

CONFRONTACIÓN ENTRE ROMNEY Y OBAMA SOBRE POLÍTICA CUBANA


Por Emili J. Blasco, ABC
Corresponsal en Washington

Diferencias entre Barack Obama y Mitt Romney en política exterior hay unas cuantas, pero ninguna se vive dentro de Estados Unidos tan intensamente como la que se refiere a Cuba. «No acomodación, no entreguismo» es el lema del candidato republicano a la Casa Blanca, frente al relajamiento de restricciones sobre la isla llevado a cabo por la Administración demócrata.

La confrontación se revivió este fin de semana con intercambio de acusaciones. Paul Ryan, candidato republicano a la vicepresidencia, lamentó en el barrio de la Pequeña Habana de Miami, en Florida, la flexibilización de viajes y envío de paquetes a Cuba por parte de ciudadanos estadounidenses aprobado por Obama. «No seguiremos practicando esta política de contemporización. Seremos duros contra este brutal dictador», afirmó Ryan.

Esos mensajes coinciden con la tradicional línea mantenida por los republicanos, expresada esta semana en Washington al secretario de Estado de Asuntos Exteriores de España, Gonzalo de Benito. «Quieren que el Gobierno español mantenga una política de dureza con Cuba», indicó tras reunirse con la presidenta de la comisión de Exteriores de la Cámara de Representantes, la republicana Ileana Ros-Lehtinen y otros congresistas cubanos.

Desde el equipo de campaña de Obama se respondió a Ryan que insistir en la falta de contacto entre miembros de una familia «no contribuirá nada a debilitar el régimen castrista». «Necesitan explicar a centenares de miles de cubanoestadounidenses que se han reunido de nuevo con sus familias por qué es que ellos los quieren mantener separados», dijo Jen Psaki, portavoz de la campaña de Obama.

La Casa Blanca añadió al intercambio dialéctico entre las dos candidaturas que la política dura contra Cuba defendida por los republicanos ha estado en funcionamiento durante cincuenta años sin resultados, por lo que tiene estudiar el resultado de una política de mayor flexibilización en algunos aspectos, mientras «seguimos comprometidos como antes para obligar al régimen de Fidel Castro a respetar los derechos humanos básicos».

Romney incluso ha llegado a abogar por la muerte de Fidel Castro, lo que algunos han interpretado como una llamada a su eliminación física. «Si soy afortunado de convertirme en el próximo presidente de Estados Unidos, es mi esperanza que Fidel Castro finalmente sea sacado de este planeta», señaló hace unos meses.

En su opinión, Obama «le ha dado un regalo a Castro, permitiendo envíos desde Estados Unidos a Cuba y ayudar a la economía cubana. Ha permitido más viajes a Cuba, mostrando una rama de olivo, por decirlo así. El presidente no entiende que ayudando a Castro no está ayudando al pueblo de Cuba, sino que le está haciendo daño».

Romney defiende un plan de diez puntos frente a Cuba, entre ellos la reinstauración de las restricciones de viajes y envíos, la elaboración de un listado oficial de «opresores» del régimen cubano y el compromiso a insistir más en la liberación de Alan Gross, estadounidense detenido en la isla.

Vía lanuevanación.com

No hay comentarios.: