¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

domingo, septiembre 16, 2012

ALDO ROSADO-TUERO NUNCA SE RENDIRA

Entrevista de Zoé Valdés a Aldo Rosado-Tuero
 

 Aldo Rosado-Tuero en el comedor de su casa - Nueva Esperanza.

No conozco a Aldo Rosado-Tuero personalmente, pero leo cada día su sitio web, Nuevo Acción, y nos escribimos vía email casi a diario. Poco se sabe de este hombre que ha luchado sin desfallecer por la libertad de Cuba , en todos los frentes. Desde Nuevo Acción, como antes desde la verdadera acción en contra del enemigo en el campo de batalla, se despejan muchas incógnitas y lo más importante, se rebelan grandes verdades.

Coincido con él en su radicalismo anticastrista, porque no hay otra forma de ver la luz, sin que la empañe la traición del entreguismo. Y Aldo Rosado-Tuero nunca se rendirá, como mismo afirma al final de esta entrevista.

ZV: -¿Tienes una web que se llama Nuevo Acción? ¿Cuál es el objetivo de ese sitio netamente informativo sobre Cuba y el exilio cubano?

ART: -El objetivo de Nuevo Acción, es la continuación de la lucha emprendida contra el totalitarismo castrista desde los primeros meses del 1959, usando otros métodos,  pues yo siempre he sido consecuente con lo que predico y  ya a mi edad, se me hace un poco difícil, continuar con la lucha armada; por lo tanto Nuevo Acción (prolongación digital de un periódico escrito fundado en los años sesenta por mí, como órgano del Movimiento Nacionalista Cristiano, que se llamaba “Acción”, Movimiento del que yo era Jefe Nacional) es mi arma para seguir combatiendo a los verdugos de mi pueblo, desenmascarando sus mentiras y denunciando sus crímenes.


 Junto a Otto Reich.

ZV: -También tratas el tema de Estados Unidos, puesto que es tu otro país. ¿Crees que Barack Obama saldrá reelecto?

ART: -Aunque al principio evité los temas partidistas dentro de EE.UU., ante la actual coyuntura histórica, en que lo que está en juego es la existencia misma de esta nación tal como la hemos conocido y de sus valores tradicionales, he decidido tratar el tema electoral, para alertar a los lectores, de la amenaza que se cierne sobre la patria de nacimiento de mis hijos, nietos y mi biznieta, y el país en que he vivido la mayoría de mis años de vida.


 Con sus hijos y el compañero del MNC Heny Agüeros, antes de salir para una manifestación.

Creo que, desafortunadamente, Obama tiene muchísimas posibilidades de resultar electo por la mayoría de los votos electorales, ya que la lucha de Romney y los republicanos se hace cuesta arriba debido al gran respaldo que recibe Barack Obama de la gran prensa y los medios masivos de comunicación  izquierdistas, que son la mayoría en este país.


 Con su esposa e hijos en Big Bear, Calif.

ZV: -¿Piensas que en caso de que fuera electo Mitt Romney éste tomaría medidas consecuentes en contra de la tiranía castrista?

ART: -Francamente no creo que una Administración republicana iría más allá de apretar un poco más las clavijas que Obama ha soltado, pero de ahí a liberar a Cuba, falta mucho trecho. Estimo que ninguna administración de Estados Unidos, ni ningún otro gobierno del planeta moverán un dedo para derrocar al castrismo y traer la democracia a Cuba, mientras el pueblo cubano, no se decida a amarrarse los pantalones y salga a la calle a reclamar y exigir sus derechos; inclusive, los del exilio histórico que en el pasado hemos peleado y combatido a la tiranía castrista con las armas en la mano, después de comprobar la poca disposición de los “opositores” a tomar la iniciativa, hemos llegado a la conclusión—y muchos a un acuerdo tácito—de que no acudiremos a no ser que la llama estalle y el pueblo de allá tome la iniciativa.


 Aldo Rosado-Tuero en el regazo de su madre, a los dos días de nacido.

ZV: -¿De qué parte de Cuba eres?

ART: -Soy de Caibarién, puerto de la costa norte de la antigua provincia de Las Villas.


 Sarah Tuero, viuda de José Rosado, madre del entrevistado.

ZV: -¿Puedes hablarnos de tu infancia, de tus padres, de la educación que recibiste?

ART: -Cuando nací mis padres vivían en Caibarién, y por lo tanto fui inscripto y pasé mi primera infancia en ese pueblo, pero en realidad nací en una finca que tenía mi abuelo materno en Cambao, en el término municipal de Yaguajay, pues mi padre llevó a mi madre a que pariera en casa de los padres de mi mamá. Nací, como relato en mi novela “Recuerdos de Aurelio” – “En un amplio bohío de tablas de palmas y techo de guano, situado en una pequeña elevación a la orilla de un arroyuelo de agua semi salobres que los lugareños llamaban pomposamente río Cambao”.

Mi madre Sarah, era una bellísima y joven campesina que se casó con mi padre, José, al que todos en la familia llamaban “Pepe”, que a lo largo de su vida desempeñó varios oficios, desde Administrador de una gran finca, propiedad de la familia Wolter del Río y Wolter Rojas, hasta comerciante.



Estudié la primera enseñanza hasta el ingreso al bachillerato en el Colegio Presbiteriano de Caibarién, donde me destaqué por mis buenas notas siendo casi todos los cursos Alumno Eminente. Comencé la segunda Enseñanza en el Instituto de Remedios, y ví interrumpido mis estudios por los avatares políticos de esa época y por combatir al gobierno de Fulgencio Batista, producto del Golpe de Estado del 10 de marzo de 1952. Al triunfo de “la revolución” intenté retomar mis estudios de bachillerato, pero lo abandoné a los pocos meses para integrarme de lleno a la lucha contra la incipiente tiranía.




 Aldo y Celia Gutiérrez Guevara, ambos alumnos eminentes, en un acto del Colegio Presbiteriano de Caibarién, 1951.

Mi padre murió en Cuba en 1965, cuatro años después que yo abandoné el país en 1961. Nunca pude visitar su tumba. Mi madre me acompañó y me ayudó a criar a mis dos hijos, mis 5 nietos y una biznieta, hasta el pasado 11 de noviembre en que a la edad de 96 años su cansado corazón se detuvo durante el sueño.

ZV: -¿Qué recuerdas de la Cuba de antes y qué extrañas más de aquel pasado?

ART: -Recuerdo con tremenda nostalgia mis años de colegio y mis relaciones con mis condiscípulos, los valores morales que me inculcaron en aquel colegio mantenido por la Iglesia Presbiteriana de Norteamérica y mis correrías por los campos villareños y camagüeyanos cazando tomeguines, explorando cuevas y mi maravillosa juventud en aquel paraíso marino que era el pueblo de mi feliz  y loca juventud. Y a veces lloro en las noches añorando mis vacaciones  en la finca de mis abuelos y mis correrías por los preciosos cayos de la costa norte de la isla grande.



ZV: -¿Crees que el pasado, su memoria, podría ayudarnos a reconstruir nuestro país tras el castrismo?

ART: -No soy muy optimista al respecto. Cada vez vamos quedando menos de los que conocimos ese pasado y, como me dice mi esposa de 54 años de matrimonio: “Cuba puede ser reconstruída físicamente, con la ayuda del exilio y su dinero, en una década, pero reconstruir al cubano, al hombre nuevo del castrismo, críado sin valores morales ni cívicos, con el cerebro lavado después de varias generaciones sometidas al totalitarismo, acostumbradas a depender de ‘papá estado’ para todo, sin el hábito del trabajo y la responsabilidad, va a tomar varias generaciones”.


 Boda por lo civil de Aldo y Lidia Rosado.

ZV: -En algunas ocasiones la prensa de Miami ha debido citar tu web porque en ella se han descubierto cosas que no se ha atrevido esa prensa a publicarlas. ¿Por qué crees que la prensa de Miami, y en general, todavía le teme tanto o es tan carnera con los Castro?


 Con un tucán.

ART: -Unos porque quieran estar bien con la tiranía para que les permita establecer sus corresponsalías en la isla o para que no les expulse a sus corresponsales; otros porque están tremendamente infiltrados por personas que hasta ayer fueron periodistas, funcionarios y hasta agentes de inteligencia del castrato. El Nuevo Herald y el Canal 41 son el mejor ejemplo de lo que decimos. Al Canal 41, donde el ex secretario de Raúl Castro Alcibiades Hidalgo es uno de los “mandamases” y cada vez que llega de Cuba un técnico, camarógrafo o aguantador de cables le dan trabajo, es conocido como la sucursal del ICRT en Miami; además que la tiranía es dueña a través de testaferros y familiares de los jerarcas de muchas compañías que se anuncian en los medios.

ZV: -Sé que amas el campo, y que tienes una colección de pájaros extraordinaria, ¿podrías ampliarme un poco sobre el tema?

ART: -Yo soy un guajiro de corazón, aunque mis primos del campo me decía que yo solo era  “guajiro amateur” porque jamás corté una caña, ni madrugué para ordeñar una vaca o levantar una carreta de caña de azúcar, pero es en el campo donde me siento a plenitud. Creo que soy un “homo ruralis”.



.
                                                                            
 Aldo en Fort Jackson, Unidades Cubanas del Ejército Norteamericano.

ZV: -¿Crees que dentro de Cuba sea posible un movimiento libertario serio que derrumbe a los tiranos del poder?

ART: -Perder la esperanza sería lo último que haría, pero hay que ser realista y poner los pies en la tierra. Cada día intento una nueva vía de estimular a gente dentro de Cuba para hacer posible la estructuración de un movimiento serio que tenga posibilidades de éxito. Con dolor tengo que confesar que en los últimos meses he visto cosas terribles que le quitarían las ganas de luchar a cualquiera menos cabeziduro que yo, pero mi esperanza no muere ni me doy por vencido. Sigo pensando—aunque yo tal vez no llegue a verlo—que un día, un joven, un puro, examinará la historia de lucha de nuestro pueblo, se sentirá iluminado, levantará la bandera y guiará a los cubanos hacia su liberación definitva. No olvidemos que “la revolución es la obra de una resuelta minoría inasequible al desaliento”.

                                                                            
 Aldo en Cayo Bahamas.

ZV: -¿Cuál sería tu mensaje para los cubanos de Cuba, y para los jóvenes del exilio?

ART: -Tanto a los jóvenes que viven en el Archipiélago, como a los del exilio, les diría que la libertad no la regalan, que hay que ganársela a cualquier precio y haciendo sacrificios. Que de ellos depende el futuro de su nación. Que hay que seguir la máxima martiana de que “La libertad cuesta muy cara y es necesario o resignarse a vivir sin ella o decidirse a comprarla por su precio”. Y que un joven castrado no es un hombre y que contra todos los augurios Cuba tiene un luminoso destino que cumplir para ser ejemplo y guía de América. Que avancen hacia adelante con la cabeza metida en lo eterno y seguros de sus pisadas, con la convicción de que las fuerzas telúricas de nuestro suelo han de parir un día a ese joven puro a que me refiero en la anterior respuesta.



ZV: -Muchas gracias, si quieres añadir algo…

ART: -Me gustaría agregar lo siguiente: Alguien preguntó hace poco que como yo quería ser recordado y mi respuesta fue que por encima de cualquier logro, deseaba resaltar que fui un luchador que nunca se ha rendido y que estaría conforme, cuando abandone mi envoltura terrenal, con un simple epitafio: NUNCA SE RINDIÓ.

                                     Diploma Co-Chairman. 

 



  


 En una manifestación interrumpiendo el Orange Bowl Parade, Miami.

Vía eleconomista.es 



No hay comentarios.: