¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

jueves, agosto 09, 2012

A LUSTRARLE LAS BOTAS A RAÚL

Por Esteban Fernández

Posiblemente una de las cosas más interesantes del proceso cubano es el engaño inicial de Fidel Castro a los comunistas. Los embaucó y los traicionó. Y las consecuencias todavía las estamos pagando hoy en día los que deseamos una Cuba completamente libre.

A los socialistas cubanos el recién estrenado dictador los utilizó y después los desechó. De la misma manera que les permitían a los dueños de las empresas, si querían, quedarse un rato como empleados y utilizar sus conocimientos y después echarlos del negocio cuando el interventor se sentía seguro, lo mismo hicieron con los ñangaras.

A través de todo el país se dieron clases de "marxismo leninismo", se le inculcó a la población ideas extranjerizantes, comunistas, socialistas, estalinistas. Los comunistas nacionales se sintieron triunfantes, y consideraron que “al fin habían llegado a su meta: el poder”, pero cuando más envalentonados estaban recibieron un monumental golpe: Defenestraron a los hermanos Escalante y Ordoqui, y a Edith García Buchaca, y ahí descubrieron con gigantesca sorpresa que Fidel Castro Ruz no tenía un solo pelo de comunista, que no era "uno de los nuestros" y que habían sido vilmente traicionados. Se dieron cuenta de que el dictador era, sobre todas las cosas, un fidelista rabioso, a pesar de que lo venían camelando, aupando y ayudando desde que era un mozalbete....

Y tuvieron que optar por la cárcel, el ostracismo o unirse a la comparsa fidelista. Delante de mí, siendo yo un muchachito, mi padre le increpaba al comunista local Argentino González de todos los abusos que se estaban cometiendo en Cuba, y Argentino bajando la cabeza le respondió: “Sí, Esteban, pero por esto no fue por lo que yo luché toda la vida”...

E increíblemente, después de muchos meses encarcelando a cubanos por decir que “Fidel es comunista” comienzan a encerrar y acorralar a socialistas por decir todo lo contrario, por manifestar que “Fidel no es suficientemente comunista”...

Y de ahí, causada por esa artera maniobra, surge una monstruosidad histórica a la cual yo le llamo “Comunismo sin Fidel”, es decir que casi desde un principio hasta la actualidad existen muchos cubanos que son “anti-Fidel” sin dejar de ser marxistas, leninistas, comunistas y hasta trotskistas.

Algunos de ellos están en el exilio. Estudien sus declaraciones públicas y verán que "El problema reside en Fidel, no en el sistema" Y notarán muy pocos ataques al comunismo internacional. Averigüen, pregúntenles a los que están aquí, por ejemplo, si el régimen hizo bien en intervenir y robarle las propiedades a sus legítimos dueños, que opinan de la Reforma Agraria, o de la Reforma Urbana, de la medicina y de la educación en Cuba, que creen de los Estados Unidos y del capitalismo, o si desean para Cuba un gobierno similar a los que teníamos durante la etapa republicana.

Unos fueron comunistas por toda una vida, otros fueron adoctrinados en esa maldita doctrina y de pronto se dieron cuenta que Fidel Castro no era precisamente como el melón "verde por fuera y rojo por dentro", y encima de eso llega la bancarrota soviética y se vieron huérfanos ideológicamente y pasando mas trabajo que un forro de catre. Por esto último ¿Saben ustedes quién es el hombre mas odiado de esa gente? Mikhail Gorvachev por "el daño que les hizo a ellos en Cuba".

Y, por si ustedes no lo saben: después del desplome del desgobierno actual ellos quisieran que se implante en Cuba “Un comunismo puro como el que estudiaron desde el Kindergarten hasta la Universidad”. Entre el COMUNISMO y nosotros, entre el socialismo dialéctico y “LA MAFIA DE MIAMI” ellos están tirados de barriga con el comunismo. Entre la bandera de la Brigada 2506 y la de la hoz y el martillo ellos se quedan con la roja ensangrentada.

Para ellos Fidel Castro hizo muy bien en hacernos picadillo, en acabar con la democracia, se emocionan llenos de alegría al echarnos en cara el fracaso de la lucha armada, el fallo imperdonable del tirano fue hacer del comunismo un simple disfraz, un camuflaje. Quieren que se acabe el FIDELISMO pero MANTENIENDO “LOS LOGROS” de la Revolución socialista. Cuando hablamos de barrer del mapa todo vestigio de “marxismo leninismo” y sus secuelas, nos repelen y hasta nos odian.

Y algo extremadamente importante: AHORA ESTÁN MUY ESPERANZADOS EN QUE RAÚL SI ES UN VERDADERO COMUNISTA y por eso están tratando de conversar con él y de llegar a algún entendimiento tras lustrarle los botines “florsheim”...
  Vía nuevoacción.com

No hay comentarios.: