¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

lunes, junio 25, 2012

MUCHAS PROVINCIAS CHINAS PUDIERAN ALBERGAR UNA DEUDA COMO LA DE GRECIA

PBI de China: un indicador económico como herramienta de propaganda. 

Economistas advierten que los indicadores económicos positivos reflejan la manipulación del régimen chino para proteger su imagen internacional 
 

 Protestas en la ciudad china de Zengcheng en la provincia sureña de Guangdong (Canton).

En China, más que un indicador económico, el PBI es una herramienta de propaganda usada para mejorar activamente la imagen del partido comunista, tanto en el exterior como internamente. El dato que coloca a China como la segunda mayor economía del mundo por el crecimiento de un 9 % de su PBI en 2010, ha inspirado duras críticas por parte de economistas disidentes que llaman la atención sobre el daño causado por la búsqueda de Beijing de fingir un alto crecimiento. Afirman que las cifras del régimen son principalmente el resultado de la manipulación.
Yi Gang, director de la Administración Estatal de Divisas y vicegobernador del Banco Popular de China, declaró el 30 de julio que la calidad de las estadísticas del crecimiento del PBI debe mejorar.

El economista chino Cheng Xiaonong dice que el PBI de China ha sido reforzado por los préstamos bancarios inescrupulosos y el exceso de gastos en obras públicas, en todos los niveles del régimen.

En otras palabras, “si para los préstamos bancarios el régimen elimina el falso crecimiento del PBI, el crecimiento económico de China caería dramáticamente, y todo el cuadro no sería el mismo", explicó Cheng Xiaonong, quien actualmente se desempeña como editor en jefe de la revista trimestral Estudios Modernos de China. Cheng fue asesor del ex primer ministro de China, Zhao Ziyang.
Jason Ma, comentarista económico de New Tang Dynasty TV, dice que el alto crecimiento del PBI de China, más que elevar la riqueza nacional y mejorar los niveles de vida, refleja la manipulación del régimen.

Señala que entre los componentes del PBI, el activo fijo y la inversión bruta, son los principales motores de crecimiento del PBI chino, mientras que la proporción del gasto privado sigue siendo muy baja.

A nivel del régimen central, el alto crecimiento del PBI, especialmente durante la recesión económica mundial, fue ampliamente propagado para mejorar la imagen del régimen y disipar la intensificación de los conflictos sociales en el país. Los regímenes locales están obligados a centrarse en cumplir con la meta del PBI, y el rendimiento de los funcionarios locales es evaluado en gran medida por el PBI de la región.

Es más, la presión de mantener una curva ascendente del PBI se muestra ante la sociedad china de muchas maneras.
Los regímenes locales suelen recurrir a la venta de tierras y a los desarrolladores de bienes raíces para un ingreso rápido. En 2009, los ingresos de venta de terrenos representaron el 4,4 % del PBI, según las estadísticas oficiales. En algunas ciudades, hasta el 60 % de los ingresos del régimen como resultado de la venta de tierras.

Esto se manifiesta en el alto costo de la tierra, los altos precios de la vivienda y en que la mayoría de los chinos no pueden cumplir con el ingreso de toda una vida. Las estadísticas de crecimiento del PBI se realizan a costa del poder adquisitivo de los chinos.
Un notorio resultado de la venta agresiva de terrenos, son los desalojos forzosos que implican agresiones físicas y detención ilegal de los residentes que se niegan a mudarse. Son muchos los reportes de suicidios en señal de protesta.

La codicia por una producción rápida ha contribuido, en gran parte, al absoluto desprecio de los efectos ambientales involucrados, tanto por la industria y el régimen.
De acuerdo con un artículo de 2007 publicado por Xinhua, agencia portavoz del régimen, el 70 % del agua en China, que incluye el 95 % de las aguas que rodean las zonas urbanas, están muy contaminadas; 400 millones de habitantes citadinos no tienen aire fresco para respirar, y una tercera parte del territorio del país sufre de las lluvias ácidas.
Según una encuesta del Banco Mundial, 16 de las 20 ciudades más contaminadas del mundo están en China.

Otro resultado de la alta presión del PBI, es la falsedad en las estadísticas económicas. Beijing ha tenido que admitir la poca credibilidad de las cifras reportadas por los regímenes locales.
En enero de 2010, la Oficina Nacional de Estadísticas (BNE) ha anunciado un plan para unificar el cálculo del PBI de la nación con el fin de evitar que los regímenes locales "cocinen sus cifras económicas", según difundieron los medios estatales.

Vía lagranepoca.com

No hay comentarios.: