¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

lunes, junio 25, 2012

EL TUERTO ES EL GALLO


Por Esteban Fernández Jr.
 
Unos opinan que el dictador del futuro es Eusebio Leal. Otros consideran que la heredera del trono es la malvada Mariela.  Según yo, son dos buenos prospectos para sustituir a Ricardo Alarcón jamás a Raúl Castro. Hay quienes están ilusionados creyendo que la sustituta será Yoani Sánchez. Ninguno tiene la sed de sangre ni el aval para eso. La esbirrada lo que requiere y exigirá es OTRO TIRANO y ninguno de estos mencionados tienen lo que hace falta para ser aceptados en ese rol. 


Muertos, o completamente incapacitados Fidel  y Raúl Castro, el que tome las riendas de la tiranía tiene necesariamente que tener el absoluto respaldo de las Fuerzas Armadas, del Ministerio del Interior, de los generales, de los coroneles y teniente coroneles. Estamos hablando de una jauría de hienas. Esta gentuza ha bajado siempre las cabezas ante los hermanos Castro,  pero JAMAS ACEPTARÍAN como líder máximo a unas enclenques mujercitas sin historial ninguno de matarifes. Jamás aceptarían a un payaso arribista  (Zoé Valdés lo describe magníficamente bien en un escrito) llamado Eusebio Leal.   


Carlos Alberto Montaner, o Lincoln Díaz Balart, o Marco Rubio, Oscar Elias Biscet o Rodolfo Nodal Tarafa, pudieran ser presidentes de Cuba pero después de caída la tiranía en unas elecciones libres. Y en este escrito yo no estoy hablando de eso, me refiero al cambalache que se avecina al desaparecer física o mentalmente los dictadores Castro. 


Olvídese de los peces de colores, el escogido desde hace mucho rato es Alejandro Castro Espín (foto).  No  sé si algunos de ustedes visitó las gallerías en Cuba y vio los cuidados  que le daban a los gallos finos que iban a batirse en la valla el próximo domingo. Cuando los gallos salían al ruedo eran unas fieras. 




Según mi amigo Luis Crespo ese es el animal más bravo del Universo. Tirados en el suelo, ensangrentados, ciegos y siguen peleando. Eso no es nada comparable, hasta pena da  equiparar esto, con lo que vienen haciendo con el hijo de Raúl y Vilma. Los entrenamientos son de altura, de padre y muy señor mío.   


Para empezar, el tipo de por sí, sin que nadie se lo pidiera ni se lo inculcara, es un ESBIRRO. Mientras todos los hijos de Fidel Castro son unos chulanpines, y las hijas de Raúl son  unas gatas igualadas, este es  HASTA PEOR que su padre y tío. 


Toda la plana mayor del castrato está consciente de que Alejandro dejará chiquito hasta al mismísimo  Ramiro Valdés.  Y le temen, porque está al frente de un aparato encaminado a “barrer con la corrupción”- menos la de los Castro, desde luego- y es "Asistente personal de su padre" y donde quiera que llega, junto a su compinche Senénsito Casas Regueiro, hasta él mas encumbrado Ministro  sabe que “van a rodar cabezas”.  


Mientras -para poner dos ejemplos- Antonio Castro anda de bacanal en bacanal, y Alex Castro está de fotógrafo aficionado ¿saben donde está metido Alejandro? Desde hace mucho rato en el Ministerio del Interior, donde ya tiene el grado de Coronel. Recibe, desde hace años, clases constantes de oratoria y de economía y ya tiene escrito su primer libro titulado El Imperio del Terror.  


Y como colofón, mientras ninguno de los miembros de su familia ha disparado ni un tiro al aire  en 54 años, él en contra de la voluntad de su padre, se fue a Angola y combatió y perdió un ojo. Así es que los militarotes lo respetan y lo aceptarán de buena gana.  


Por tanto, yo les sugiero a todos mis compatriotas anticastristas que vayan enfilando todos los cañones contra este hijo de Vilma. Y si ustedes piensan que no hay nada peor que Fidel, Ramiro y Raúl, yo les garantizo y les doy mi palabra que este hombre volverá a ensangrentar a Cuba de San Antonio a Maisí. Cosa la cual que ni soñar haría Mariela, mucho menos Eusebio, y ni pensar en Yoani.  


Simplemente acuérdense que se los dije, por lo pronto comiencen a echarle con todos los hierros... Vamos a cerrar filas porque “el gallo tuerto” nació en el año 65 y  puede aguantar  50 años mas de genocidio si no se le corta a  tiempo la cabeza con un machete bien afilado.


Vía nuevoacción .com

No hay comentarios.: