¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

domingo, mayo 27, 2012

¡ HONOR A QUIEN HONOR MERECE !

PREMIADO ABOGADO CUBANO-AMERICANO POR SU DEFENSA DE POSADA CARRILES


Luis Posada Carriles a la izquierda, a su lado el abogado defensor cubano-americano Arturo Hernández

Por Redacción Café Fuerte


La Asociación de Abogados Penalistas de la Florida (FACDL) premió al cubanoamericano Arturo Hernández como Defensor del Año por su desempeño profesional y victoria legal en el caso del exiliado anticastrista Luis Posada Carriles. La poderosa organización de abogados criminalistas reconoció la labor de Hernández, quien asumió una prolongada y compleja defensa de Posada desde el 2006. Su cliente estaba acusado por el gobierno de Estados Unidos por fraude migratorio y perjurio en un caso que atrajo la atención internacional.

En abril del 2011, un tribunal federal de Texas absolvió a Posada de 11 cargos, tres de ellos por perjurio relacionado con los atentados en hoteles cubanos entre 1997 y 1998. "Es un reconocimiento muy importante, porque lo otorgan mis colegas del gremio", declaró Hernández a CaféFuerte. "Creo que batallamos contra todas las adversidades para enfrentar las acusaciones del gobierno y salir airosos, demostrando que este es un país con un sólido sistema de leyes". Un proceso millonario El Departamento de Justicia gastó entre $25 y $40 millones de dólares en el procesamiento de Posada desde el 2006.

La FACDL también distinguió a la abogada criminalista Ronda Anderson, integrante del equipo legal que defendió a Posada, y al veterano juez Alan Gold, titular del tribunal federal de Miami. Los premios fueron otorgados durante una cena de gala, celebrada el pasado sábado en Miami. La organización, con sede en Tallahassee, está afiliada a la Asociación Nacional de Abogados Penalistas de Estados Unidos. Hernández dijo que una de sus mayores satisfacciones fue recibir la distinción en presencia de sus colegas, de su familia y especialmente de su hijo Ramón A. Hernández, de 28 años, quien acaba de graduarse de la Escuela de Leyes de la American University en Washington y ha sido aceptado en el programa de Derecho Internacional de La Sorbona, en París. Con 30 años de labor profesional, Hernández considera que el caso de Posada figura no sólo entre los más significativos de su carrera, sino que además hizo historia en el sistema judicial de Estados Unidos.

Los pormenores legales del caso saldrán a la luz en un próximo libro testimonial que Posada elabora en coordinación con Hernández. Se espera que la edición en inglés del volumen esté lista para el 2013. Casos de alto perfil Nacido en La Habana en 1955, Hernández emigró con sus padres a Estados Unidos cuando tenía seis años. Cursó sus estudios primarios y secundarios en los colegios católicos de Santa Rosa de Lima y Cristóbal Colón en Miami. En 1977 se graduó de Literatura Inglesa y Filosofía por la de la Universidad de la Florida (UF) y un año después de Derecho en la Universidad Nova, en Fort Lauderdale. Desde entonces ejerce como defensor público y luego integrado a la práctica privada.

Actualmente tiene su bufete en Coconut Grove. En los últimos años Hernández ha tenido a su cargo la defensa en casos de alto perfil en el sur de la Florida y la nación. En 1993 intervino como defensor en el polémico caso Habibe, uno de los mayores procesos de narcotráfico y lavado de dinero en la historia judicial de Estados Unidos, y en 1995 asumió la representación de Humberto Hernández, un ex comisionado de Miami acusado de fraude bancario. Desde el 2005 ha estado involucrado en la representación de exiliados anticastristas, acusados por tenencia ilegal de armas y conspiración en actividades dirigidas contra el gobierno cubano.

Entre sus clientes figuraron el urbanizador Santiago Alvarez y el empresario Robert Ferro, propietario del mayor arsenal privado de armas en la historia de EEUU. Con más de 100 juicios en su trayectoria, Hernández es miembro titular del Colegio de Abogados de la Florida desde 1981 y ha recibido las más altas calificaciones como penalista.

Vía superpolitico.blogspot.de

No hay comentarios.: