¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

jueves, abril 12, 2012

MUESTRAS DE DOLOR Y RESPETO POR LA MUERTE DE MONSEñOR AGUSTIN ROMAN



Juan Carlos Chavez,

jcchavez@elnuevoherald.com

Los restos mortales de Monseñor Agustín Román, considerado el padre espiritual del exilio cubano, serán trasladados esta tarde a La Ermita de la Virgen de la Caridad del Cobre, donde comenzará el velatorio esta noche, según confirmó la Arquidiócesis de Miami.


Se espera que el cuerpo del obispo auxiliar de Miami llegue a la Ermita de la Virgen de la Caridad del Cobre, ubicada en el 3609 de South Miami avenue, a las 6 p.m., donde se le recibirá con una Santa Misa. Los fieles podrán presentar sus respetos a Monseñor Román hasta el viernes en la noche.


El sábado 14 de abril los restos serán trasladados desde la Ermita hasta la Catedral de St. Mary, donde el Arzobispo de Miami, Thomas Wenski, celebrará una misa solemne a la 1 p.m. El entierro de Monseñor Román está pautado para las 3 de la tarde del sábado en el cementerio Our Lady of Mercy, ubicado en el 11411 de la calle 25 del noroeste.


La comunidad creyente del sur de la Florida se reunió este mediodía en una de varias misas que serán dedicadas por el descanso eterno del fallecido monseñor Agustín Román, el padre espiritual del exilio cubano y de otras nacionalidades.


El acto litúrgico se realizó en la Ermita de la Caridad del Cobre, en Miami, el centro de peregrinación y oración que Román fundó con la tenacidad y devoción, entrega y compromiso, que caracterizaron su vida pastoral y religiosa.


Román murió el miércoles de un paro cardíaco. Tenía 83 años.


Al conocerse la noticia sobre el fallecimiento de Román, las reacciones locales coincidieron en subrayar su papel en la comunidad surfloridana, la defensa que hizo por el derecho a la libertad y la protección que dedicó, con sus oraciones y actividades, a beneficio de los más necesitados.


“Era un muy querido y respetado líder espiritual que inspiró a tantos miembros de nuestra comunidad al estar siempre trabajando junto con las personas más necesitadas de nuestra ciudad, incluso personas de otras religiones y orígenes”, dijo el alcalde condal, Carlos Giménez, en una declaración.


La congresista republicana por Florida, Ileana Ros-Lehtinen, declaró que Román deja un legado ejemplar como hombre de gran dedicación.


“La Iglesia católica en el sur de la Florida ha sufrido una pérdida insuperable con el fallecimiento de la conciencia de la comunidad cubana en el exilio, monseñor Agustín Román”, precisó Ros-Lehtinen en declaraciones hechas a título personal y en nombre de su familia.


En el Ayuntamiento de la Ciudad de Miami, los comisionados empezaron su reunión regular esta mañana con un momento de silencio en honor a Román, obispo auxiliar emérito del Archidiócesis de Miami.


El alcalde de Miami, Tomás Regalado, dijo que conoció a Román hace unos 35 años, y que lo consideraba como un amigo o un familiar.


“Monseñor nunca quiso ser ni pidió ser el líder del exilio, pero él era el líder natural del exilio cubano”, dijo. “Aquellos de nosotros que trabajamos en los medios en los 80 lo vimos [a Monseñor Román] como un pacificador cuando los refugiados de Mariel llegaron a Atlanta y Arkansas. Fue la brújula moral de la comunidad cubana en el exilio”.

Eduardo J. Padrón, presidente del Miami Dade College, lamentó el fallecimiento del monseñor Román en un comunicado enviado a El Nuevo Herald.



“Día luctuoso no sólo para los creyentes sino para los amantes de la libertad. Hemos perdido nuestro intermediario más brillante con Dios”, dijo Padrón.


El comisionado Francis Suárez lo consideró “un pilar de la comunidad y de las causas importantes para los cristianos y católicos cubanos, que es lograr una Cuba libre”.


El comisionado de Miami Frank Carollo también se unió al recuerdo y homenaje en memoria de Román.


“Con la muerte de monseñor Román, Miami pierde a una de sus figuras más emblemáticas por más de medio siglo”, dijo Carollo. “Un luchador incansable, un hombre de paz y una vida de fe dedicada a Cuba en el exilio”.


Por su parte, el padre Pedro A. Suárez, presidente de Belen Jesuit Preparatory School, también expreso su pésame por la muerte de Román.


“En nombre de todos los jesuitas de Miami, nuestro más sentido pésame y nuestras oraciones por Mons. Román”, dijo Suárez en una declaración. “Al mismo tiempo, nos encomendamos a él, que ya estará junto al Padre, el Señor Jesús y su Madre Santísima. Descanse en paz el querido e inolvidable Padre y Pastor”.


Monseñor Román tocó las vidas de muchos miamenses, incluídas personalidades del mundo de las artes. Leticia Callava, presentadora de “Las tres caras de la moneda”, de Mega Tv, resaltó que el sacerdote “nunca nos dejó olvidar la patria, el que somos cubanos, y siempre nos hizo tener presente a nuestra Patrona [la Virgen de la Caridad del Cobre], fue quien le hizo la casa a nuestra patrona”.


Callava recordó que “la humildad era su característica principal” y lamentó que no lo hicieran arzobispo de Miami. “El era tan humilde que nunca exigió nada”.


Por su parte, el presentador de radio y TV Oscar Haza, consideró que la muerta de Román “es una noticia horrible. Ha muerto un hombre de una bondad infinita. No solamente por su vocación de pastor católico con su rebaño, sino por la labor social que desarrolló, y los miles y miles de personas que ayudó en esta comunidad”.


Haza recordó la contribución de Monseñor Román a dar una salida pacifica al problema de los presos del exodo del Mariel cuando el motin en la cárcel de Atlanta."Tambien jugó un papel medular en el caso de Elián González", recordó.


Las figuras del deporte también tuvieron palabras de elogios para con Monseñor Román. Enrique Encinosa, promotor e historiador de boxeo, lamentó su muerte diciendo que “era un hombre esencialmente bueno, que vivió la experiencia traumática del exilio y se comportó a las alturas de las circunstancias en ese exilio”.


“Muchas personas lo buscaban porque emanaba compasión”, consideró. “Su voz calmó a muchos y guió a otros’’.

Vía elnuevoherald.com

No hay comentarios.: