¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

martes, abril 17, 2012

LOS HISPANOS Y LAS ELECCIONES 2012



Por Mike Brownfield
Fundación Heritage

La temporada de primarias presidenciales de 2012 en Estados Unidos está llegando a su fin y las miradas se están volviendo hacia la decisión definitiva de Estados Unidos en el Día de las Elecciones de noviembre. Mientras los entendidos y los encuestadores especulan sobre la competición y sobre quién cautivará los corazones y las mentes del pueblo americano, un segmento del electorado está cosechando cada vez más atención: los americanos de origen hispano.

Sin lugar a dudas se trata de una población que continúa creciendo en tamaño, voz e importancia. En las elecciones de 2008, los hispanos se convirtieron en una fuerza electoral: 9,7 millones de hispanos votaron y se estima que ese número aumentará hasta situarse entre 11,8 y 12,2 millones en 2012, con particular importancia en los campos de batalla presidenciales de Colorado y Nevada, según un informe del Wall Street Journal.

El pasado mayo, el presidente Barack Obama se dirigió a los votantes hispanos en El Paso, Texas, y pronunció un discurso altamente partidista sobre la reforma de la inmigración en el que reprobó a sus oponentes políticos y sus puntos de vista sobre la seguridad fronteriza. En julio, el presidente se acercó a la comunidad hispana en una reunión organizada por el Consejo Nacional de la Raza, en la que de nuevo trató de utilizar el asunto de la inmigración como una cuestión polémica, asignando a los conservadores el papel antiinmigración por estar en contra de la inmigración ilegal.

La iniciativa del presidente para atraer a los hispanos no es sorprendente debido a cómo ha sufrido esa población con sus normativas económicas. Está claro que él ve que hay trabajo que hacer para reafirmar su base electoral. Desde 2005 hasta 2009, la riqueza del hogar promedio entre los hispanos cayó un 66%, comparado con una caída del 53% entre la población negra y del 16% entre la población blanca no hispana; la tasa de desempleo entre los hispanos en marzo fue del 10,3%, comparado con el 8,2% entre la población en general y entre 2006 y 2010, la tasa de pobreza entre los hispanos se incrementó más que entre cualquier otro grupo poblacional, desde un 20,6% hasta el 26,6%, todo esto según el Centro Pew Hispano. Y una mayoría de hispanos cree que la crisis económica ha sido más dura para ellos que para otros grupos de población de Estados Unidos. Luego no es sorprendente que los hispanos sitúen al "empleo" y no a la inmigración como el asunto número uno de las elecciones de 2012. Además, el 56% está insatisfecho con la dirección hacia la que se dirige el país.

Nada de esto es para decir que haya alguna ideología que tenga la llave irrefutable de la lealtad de los hispanos. De hecho, entre los hispanos registrados como votantes, el 35% dice que es conservador, el 32% se ve a sí mismo como moderado y el 28% se describe como progresista. Sin embargo, lo que eso realmente significa es que los conservadores tienen un mensaje convincente para la comunidad hispana y un punto de vista que defender.

¿Y cuál es el mensaje progresista? Que los hispanos son las víctimas en una sociedad racista e injusta y que necesitan al gobierno para darles un estatus protegido. ¿Es este un mensaje inspirador para el más reciente grupo en hacer realidad el Sueño Americano y subirse al tren del éxito?
Sobre el tema de la inmigración, los conservadores siempre han reconocido la necesidad de que haya más inmigración legal. Sin embargo, la inmigración ilegal ignora a todas las personas respetuosas con la ley que buscan obtener legalmente la ciudadanía, mientras que otros desprecian ilegalmente al sistema.

Además, los conservadores deben defender su punto de vista sobre el asunto del empleo, la empresa y el mercado libre. Como todos los americanos, los hispanos están sufriendo altas tasas de desempleo, un desempleo que ya ha durado demasiado y unos niveles económicos estancados en sus hogares. La promesa del presidente de la gran ayuda gubernamental (tres billones de dólares en estímulos, Obamacare y su montaña de regímenes reguladores) no ha llevado una vida mejor a ningún americano, hispano o de cualquier otro origen. Mientras tanto, la deuda de Estados Unidos continúa creciendo y las generaciones futuras de todas las procedencias estarán sometidas a la carga de tener que cubrir el costo de los cheques que el presidente está firmando hoy en día. Por otro lado, los conservadores piden un gobierno que viva dentro de sus posibilidades, que dé poder al pueblo y aligere las cargas a los creadores de empleo de modo que puedan crecer y prosperar.

La página web en español de la Fundación Heritage, Libertad.org, transmite la investigación y el análisis políticos de la Fundación Heritage a la audiencia hispana que prefiere leer en su lengua materna. Su objetivo es educar a una creciente comunidad en los ideales conservadores y cómo un gobierno limitado (no un gobierno grande) puede ayudarles a alcanzar el Sueño Americano.

Los hispanos son una parte importante y en crecimiento del tejido social de Estados Unidos. Aquellos que emigran a Estados Unidos lo hacen en busca de una vida mejor y quieren ser recompensados por los frutos de su trabajo, igual que querría cualquier otro americano. Son también una voz política en crecimiento y deberían oír el mensaje de la libre empresa, el gobierno limitado, la libertad individual, los valores americanos tradicionales y una fuerte defensa nacional. Esos conceptos son vitales para asegurar un futuro fuerte para todos los americanos, sin importar su herencia cultural.

Vía libertaddigital.com

No hay comentarios.: