¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

lunes, abril 09, 2012

ESPÍAS CUBANOS, ELEMENTO CLAVE EN EL SOSTENIMIENTO DEL GOBIERNO CHAVISTA

Espías cubanos con acceso directo al mandatario venezolano Hugo Chávez desempeñan un papel fundamental en el sostenimiento del Gobierno de Caracas, aseguran informes de Wikileaks y un artículo de Antonio María Delgado para el rotativo El Nuevo Herald. Según estas fuentes, el personal de la Seguridad del Estado cubana informa constantemente al presidente de Venezuela sobre los movimientos de la oposición, las murmuraciones en los cuarteles y toda señal de potencial traición dentro de las filas chavistas.

Los informes —que abarcan cables del Departamento de Estado y documentos de análisis de la firma privada de inteligencia Stratfor— muestran la gran dependencia de Chávez de los servicios cubanos de inteligencia y de cómo La Habana hace uso de su influencia para apertrechar cada vez más su posición en Venezuela. Según los cables, el régimen de la Isla robusteció los servicios de inteligencia que estaban a disposición de Chávez como jefe de Estado, entrenando a sus empleados y adoctrinándolos.

También suministró miles de agentes que operan con total liberad en Venezuela monitoreando a la oposición, a fin de detectar cualquier riesgo de alzamiento dentro de las Fuerzas Armadas. “La capacidad de inteligencia venezolana recibió un fuerte impulso después de que Chávez se alió con Cuba… Esa es la razón por la que Chávez está tan endeudado con (ellos)… su régimen puede detectar todo complot de antemano y puede mantener vigilada a la oposición por la gran cantidad de cubanos involucrados en la recolección de inteligencia”, dijo un analista de Stratfor en un correo electrónico interno elaborado en referencia a un artículo de El Nuevo Herald sobre el espionaje a la oposición venezolana.

Según el reporte, que forma parte de los más de cinco millones de correos electrónicos de la compañía filtrados por Wikileaks, el SEBIN (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional) no sería tan efectivo, si no fuera por la ayuda cubana. “Si Cuba alguna vez decidiera retirar su cooperación, Chávez tendría que desarrollar alguna capacidad de inteligencia rápidamente, porque de lo contrario quedaría jodido”, añadió el informe. En otro correo electrónico de Stratfor, empresa que ofrece informes de inteligencia y de riesgo para clientes corporativos, sobresale el papel clave que desempeña la seguridad cubana en el sostenimiento del régimen chavista.

“El uso de activos de inteligencia de un jugador externo interesado en mantener el flujo barato de petróleo ha ayudado a Chávez a maniobrar cuidadosamente y administrar situaciones de política doméstica potencialmente venenosas”, señala la firma. La infiltración cubana también fue reportada en otro cable de la embajada de Estados Unidos en Caracas difundido por Wikileaks. El informe “Eje de Travesuras” resaltó que las operaciones de los servicios de inteligencia cubanos en Venezuela están tan avanzadas que estos incluso compiten contra los venezolanos para captar la atención del Gobierno bolivariano. “Oficiales de inteligencia cubanos tienen acceso directo a Chávez y frecuentemente le suministran informes de inteligencia” sin estar autorizados por oficiales venezolanos, indicó el cable. Asimismo señaló que integrantes de los servicios de inteligencia cubanos entrenan a sus similares venezolanos y que esa formación también incluye adoctrinamiento político.

El autor del informe indicó que la presencia de espías cubanos en Venezuela podría afectar los intereses de Estados Unidos. “Los servicios de inteligencia venezolanos están entre los más hostiles hacia Estados Unidos en el hemisferio, pero carecen de las habilidades que los servicios cubanos pueden suministrar”, sostuvo. “Los servicios de inteligencia cubanos suministran informes de inteligencia al Gobierno bolivariano rutinariamente sobre las actividades del Gobierno de Estados Unidos”, señaló. Según la información divulgada por Globovisión, los activos de la inteligencia cubana son una de las razones por las que el Gobierno chavista subsidia a Cuba con petróleo y pagos directos que de acuerdo con estimaciones privadas podrían sumar entre $ 5.000 millones y $ 10.000 millones, si bien no es la única. Los cables señalan además que Chávez está haciendo uso de los cubanos para que le ayuden a crear el ordenamiento político e institucional que le permita mantener un control más férreo sobre el país, y en particular sobre el Ejército. Los documentos subrayan que La Habana ha infiltrado a las Fuerzas Armadas “virtualmente en todos los niveles”, mientras aprovechado la influencia que ejerce sobre Chávez para “apertrecharse aún más en Venezuela”.

Según un correo electrónico de Stratfor titulado “Informe Especial: El Control de Venezuela sobre las Fuerzas Armadas”, la simbiótica relación entre Chávez y los Castro se manifestó claramente con la aprobación en el 2008 de la Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional, la cual redefinió al sector castrense desde una organización apolítica no alineada, como establece la Constitución de 1999, a un cuerpo “patriótico, popular y antiimperialista”, como quedó luego descrito en esa legislación. “Chávez, no queriendo ser sorprendido de nuevo por sus generales como sucedió en el golpe de estado de abril del 2002, apareció con esta Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional para desarrollar la Fuerza Armada Bolivariana, cuyo objetivo principal es proteger y defender al régimen”, señaló el informe. Por su parte, “el Gobierno cubano, queriendo asegurar la dependencia venezolana de la seguridad cubana, desempeñó un papel en uno de los más controversiales artículos de la ley, que permite que ciudadanos extranjeros que se han graduado de las instituciones de defensa venezolanas puedan obtener rangos de oficiales dentro de las Fuerzas Armadas Venezolanas”, agregó. La ley también introdujo un mecanismo para facilitar purgas periódicas dentro de la Fuerza Armada Bolivariana mediante la expulsión de potenciales disidentes.

Una cláusula de la ley obliga al retiro forzado de oficiales que han pasado dos años sin ser promovidos. Con ese sistema, las alianzas políticas frecuentemente se imponen sobre el mérito a la hora de recibir ascensos o de ser forzado al retiro. “Asesores cubanos, que han recibido la tarea de identificar y de localizar las amenazas dentro de las fuerzas armadas, ejercerían gran peso sobre estas decisiones”, indicó. La integración de las Fuerzas Armadas venezolanas con la cubanas ha causado malestar dentro de la institución castrense, pero es un riesgo que Chávez estuvo dispuesto a correr. “Los generales problemáticos pueden ser forzados al retiro, mientras que el restante puñado dentro de la élite militar puede ser observada de cerca por los cubanos y se les entregan las prebendas financieras que les mantienen atados al régimen”, agregó el reporte. Sin embargo, el mecanismo resulta ineficiente a la hora de intervenir en los rangos medios, que son fuente de preocupación para Chávez, abundó.

Vía lanuevanación.com

2 comentarios:

José Alejandro Amorós dijo...

Una division en parrafitos haria la lectura mas comoda. :)

José González dijo...

Jose, gracias por tu comentario muy acertado..!!

saludos