¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

viernes, abril 06, 2012

¡BÉISBOL!


Por Esteban Fernández, Jr.

¿Quién politizó todo en Cuba? ¿Fui yo o fue usted? No, mis queridos amigos, FUE LA TIRANÍA CASTRISTA. Que no me fastidie nadie diciéndome o refiriéndose a ningún conjunto de pelota proveniente de nuestra patria como "el team de Cuba" porque para mí son "los equipos de los Castro".

Esos monstruos se adueñaron de todo, acabaron con todo, politizaron todo, y lo que es peor aun: se adueñaron de la mente de muchísimos compatriotas que han vivido bajo el adoctrinamiento castrista durante 53 años y hoy no saben distinguir entre lo que es Cuba y lo que es Castro.

¿Qué alguien cree que me equivoco? O.K. Yo reto a cualquiera de los peloteros a que públicamente indique alguna discrepancia con el régimen opresor de nuestro país. ¿A que no lo hacen? ¿A que no se atreven? Vaya ¿a que no pueden?

El pelotero cubano que se lance a hacer cualquier tipo de declaración que no vaya de acuerdo con la línea dictada por el dictador NO JUEGA MAS PELOTA EN CUBA.

Un pelotero libre en los Estados Unidos puede públicamente defecarse en el presidente de este país y no le pasa absolutamente nada, sigue jugando pelota como si nada y sigue ganando millones de dólares. Igual con los deportistas de todas las naciones libres del mundo. En la Cuba de antes los peloteros podían simpatizar u odiar a Machado, a Grau, a Prío, a Batista y jugaban al béisbol sin tormentos.

Desde 1959 los genocidas son los dueños de los bates, de las pelotas, de los guantes, del equipo, de los terrenos y hasta de las bases en Cuba, y convirtieron al adorado deporte de las bolas y los strikes (una verdadera belleza aquella época de Almendares, Habana, Cienfuegos y Marianao) en punta de lanza para "ganarle una batalla al Imperialismo Yanqui", y utiliza los deportes, la música, las artes, la pintura, la poesía, en tentáculos y armas para su propaganda personal.

¿Que no son fidelistas los integrantes del equipo castrista? No sé, que sé yo, ese es otro producto del castrismo: Que nadie sabe como piensa nadie, que todo el mundo tiene que tener "dos caras", y muchos que en realidad NO SABEN NI COMO PIENSAN porque el régimen se ocupa de pensar por ellos. Y esos están en el terreno y en las gradas.

Lo que me gustaría es que los peloteros cubanos (fidelistas y no fidelistas) se enteraran y comprendieran que los que echaron a perder todo NO FUIMOS NOSOTROS sino los dos tiranos y sus testaferros. Los que dividieron el país, separaron a los cubanos, nos pusieron en bandos diferentes, nos siguen echando a pelear son los H.P. más grandes que ha dado la historia universal. Como les dije hace poco: si los Castro no hubieran nacido en la isla hoy los cubanos fueran libres de jugar donde quisieran, 12 millones de cubanos los estuvieran aplaudiendo, fueran ricos y prósperos, y CUBA YA TUVIERA UN PAR DE EQUIPOS EN LAS GRANDES LIGAS.

Si un equipo cubano gana o pierde, allá o en el extranjero, me daba lo mismo, me importaba un comino. Yo, los que quiero que acaben de perder son Fidel Hipólito Ruz y Raúl Mirabal Ruz. Porque lo triste del caso es que, ganen o pierdan los peloteros, si los medio hermanos siguen en el poder -y de dueños de la Isla- todos seguimos muy desmejorados.

Pueden jugar muy bien a la pelota, pueden sentirse contentos pegando cien hits y volándose las cercas con batazos en Cuba y en el exterior, pero son esclavos que NO PUEDEN HABLAR, a no ser hablar basura porque no pueden expresar una sola crítica ni una discrepancia con los dueños del equipo que les tiene una jauría de policías en su entorno para que no escapen, y mantiene a sus padres e hijos de rehenes en la Patria que creen representar.

Créanme que una de las primeras leyes de Cuba libre debía ser volver a tener a nuestros cuatro equipos tradicionales y desde ahora yo propongo que al frente del béisbol organizado cubano estén cuatro amigos míos- expertos en la materia- llamados Andrés Pascual, Fernando Vilá, Amaury Pi González y Pepe "Chamby" Campos. Y sé que desde el cielo los estará observando el inolvidable Ángel Torres.

Vía nuevoacción.com

No hay comentarios.: