¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

miércoles, abril 11, 2012

ALTO : ¿CUBA O BRASIL?

Runrunes El Universal


Fue la propia Cancillería venezolana la que en un comunicado el pasado martes 3 anunció que el presidente Chávez tras hablar con su ex colega Lula da Silva tenía previsto viajar a Sao Paulo para saludarlo y conversar sobre distintos tópicos entre los que destacaba el tema del cáncer que afecta a los dos amigos. La verdad tras todo ello es que el ex mandatario brasileño ha estado insistiéndole infructuosamente a Chávez que se trate con los médicos del Hospital Sirio Libanés de Sao Paulo desde agosto del año pasado. Casi convencido tras los resultados del último PET Scan que indican daños en otros órganos y errores en la aplicación del tratamiento cubano el impaciente paciente decidió por unos horas llamar a Lula y planear una revisión en el HSLSP, disimulada con la visita al paciente ambulatorio que trata de recuperar el normal funcionamiento de la laringe tras una operación para removerle un tumor canceroso el año pasado.

El extraño accionar de la cancillería obedecía a preparar el ambiente. Un avión Falcon de la Casa Militar llevó a Sao Paulo una avanzada de funcionarios a los que no les volvieron a aceptar las peticiones de confidencialidad y seguridad exageradas como el 2011. Otra indicación del intento de viaje fue la declaración ofrecida el 5A por el médico Raúl Cutait, del hospital paulista y quien fue el cirujano que operó a Lula cuando señaló que “es posible que Chávez sea convencido de someterse a algunos exámenes aquí”. Mientras eso sucedía en el Sur más al norte, en Barinas, Chávez tomaba la decisión de seguir con el tratamiento en La Habana. Pesó más que su vida su fidelidad al anciano Fidel Castro. “No le puedo hacer eso a Cuba. Se nos cae todo lo que hemos hablado de la misión Barrio Adentro y los médicos cubanos. Dudar en este momento de la calidad de la medicina antillana sería una puñalada a Fidel y Raúl y al pueblo cubano que me han dado todo su cariño y dedicación”.

Palabras más palabras menos fueron el dialogo con sus familiares y allegados. Discrepancias fuertes hubo en Barinas. Los temas metástasis y quimioterapia seguirán siendo un tabú. Hasta cuándo no se sabe. Supe inclusive que para el último retorno a Barinas pidió le aplicaran de nuevo una pequeña dosis de esteroides para verse mejor a pesar de la prohibición médica. Con Lula y Rouseff coordinó que el médico brasileño que ha estado varias veces en Cuba dando su opinion profesional siga supervisando los procedimientos a aplicarse. Recuerden que de esta cooperación entre dos médicos de Brasil y dos de Venezuela, he hablado en anteriores runrunes. Ya una vez aquí reseñé aquella frase de la actual presidenta de Brasil, que ayer dialogaba con Obama en la Casa Blanca antes de volver a encontrarse en Cartagena esta misma semana, refiriéndose a que el afán de seguridad de su colega venezolano en Cuba seria su perdición en cuanto a su salud. El laberinto que debe tener el comandante presidente en su cabeza no se le desea a nadie…

Vía runrun.es

No hay comentarios.: