¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

viernes, marzo 30, 2012

¿PIES EN POLVOROSA?


Por Esteban Fernández, Jr.

A través de muchísimos años he escuchado a historiadores, y a cubanos en general, decir que "la escapatoria de Fulgencio Batista fue absolutamente innecesaria, y que no debió irse ni abandonar a sus fuerzas armadas y mucho menos dejar en la estacada a sus seguidores"...

Aunque la realidad era que en ese momento había alzados en las montañas y militantes poniendo bombas y realizando todo tipo de sabotajes en las ciudades. Sin embargo, todavía la mayoría de los cubanos opina que pudo quedarse allí y derrotar a sus adversarios.

Cansado estoy de escuchar que "Batista tenía el ejército intacto, y controlada completamente la capital de la República". Por lo tanto, no existía motivo alguno para el pánico ni para salir corriendo.

Y si esa teoría es cierta, ¿quién, en su sano juicio, pudiera saborear la idea de que los genocidas van a sentarse en una mesa de negociaciones para pasarle las riendas del gobierno a sus opositores, que para colmo, son súper pacíficos?

El otro día escuché decir que “Yoani Sánchez será la sustituta de los medio hermanos Castro, que eso ya está cuadrado”. Por poco me ahogo de la risa. ¿Dónde están los ejércitos fantasmas de Yoani ganando batallas que tienen a la tiranía temblando y lista para la desbandada? A lo más que ella pudiera aspirar es a que le den un puesto en el Poder Popular.

Esto parece una cosa de coña: Entonces cuando llegue toda la plana mayor de sádicos criminales castristas al destierro y les pregunten: “¿De qué, y de quiénes vienen huyendo?” contesten asustados: “De Berta Soler y de Marta Beatriz Roque”...

Una persona, por la cual yo siento respeto, me dijo con mucho misterio: “¿Tu no has notado lo presidenciable que luce Oscar Elías Biscet?” No le contesté ni discrepé con él. Por lo tanto, me quedé con la duda de que aquello que me decía fuera en serio o fuera un chiste. Pero tuve ganas de decirle: “¿Presidenciable porque se pone trajes caros obsequiados por los exiliados? ¿Con cuántas compañías y brigadas de combatientes cuenta el Dr. Biscet para aterrorizar y poner en desbandada a la satrapía?

Hasta grima da imaginar que los dueños materiales de Cuba vayan a entregar su poder (o simplemente parte del botín) a quienes no les representan ni el más mínimo riesgo de ponerlos en peligro.

Es más, ninguno de los adversarios tan siquiera predica dañar violentamente los cimientos del régimen. Y mucho menos actuar beligerantemente en ese sentido. En realidad, lo que piden los oposicionistas son elementales derechos humanos. Dicho sea de paso, derechos que no se le niega ni a un gato ni a un perrito en los Estados Unidos.

¿Usted se imagina que alguien se atreva a proponerle al Ministro de las Fuerzas Armadas Cubanas: “Leopoldo, ahora debemos cederle espacio a los enemigos"? Polito preguntaría: “¿Cuántos tanques y aviones tienen?"... Y el atrevido le contestaría: “No chico, me refiero a las Damas de Blanco, a Guillermo Fariñas, a Elizardo Sánchez, a Oswaldo Payá y los demás disidentes”. La risotada de Cintras Frías se escucharía en Cayo Hueso.
Solamente una combinación de Jets de combate de la Fuerza Aérea norteamericana bombardeando, y acto seguido que un millón de patriotas cubanos armados se lancen a las calles de todo el país lograrían la estampida de H.P. Sí, porque en Cuba hay muchas armas en manos de los esbirros que las tirarían al suelo en el desperdigamiento. Entonces, y sólo entonces, los criminales se montarían en aviones, en barcos y pondrían pies en polvorosa.

Disculpen si les exploto el globo del optimismo injustificado con el alfiler de la realidad, pero en otras palabras, lo que quiero es que a nadie se le ocurra irse para Quisqueya o Madeira para esperar a los desmadrados.

Vía nuevoacción.com

No hay comentarios.: