¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

martes, marzo 27, 2012

¡MIS HERMANOS INTRANSIGENTES!


Por Esteban Fernández Jr.

Mantenerse firmes es una heroicidad. Quizás en todo el mundo, en la historia universal, no ha existido nunca un grupo de seres humanos que les dificulten tanto mantener la firmeza, con tantos obstáculos y enemigos, como a los patriotas cubanos. SON LOS INTRANSIGENTES. Son los que CONTRA VIENTO Y MAREA, QUE ARDA EL CIELO Y LA TIERRA PERO QUE CUBA SEA LIBRE siguen adelante.

Sí, porque los intransigentes anticastristas y anticomunistas consideran una claudicación ¡hasta, a veces, ir al cine! Porque el cine, Hollywood y sus estrellas, está inundado de fidelistas, de izquierdistas y de H.P. y por cada artista patriota hay cientos de Jane Fonda, de Robert Redford, de Harry Belafonte, de Ed Asner, de Danny Glover, de Oliver Stone, de Martin Sheen, de Susan Sarandon, de Sean Penn, de Tim Robbins etc. etc. etc. No visitan países que mantengan simplemente amables relaciones con Cuba. Es decir, si les regalan un pasaje en primera clase, y todos los gastos pagados, para pasarse unas vacaciones en Venezuela mandan al diablo a quien les haga la oferta.

Adoran y añoran a nuestro país pero no han regresado allí en 50 años. Y no ponen un pie en Cuba a no ser que Cuba sea libre.

Votan en contra de todo candidato que no mantenga una línea clara contra la dictadura. No participan en ninguna fiesta, ni pachanga, donde toquen o actúen artistas que representan al desgobierno cubano como los Van Van por ejemplo.

Veneran al béisbol pero mandan al DIABLO al equipo de pelota enviado por la satrapía. Es más, los verdaderos hermanos míos intransigentes ¡no quieren verlos ni jugar por la televisión! Y los que han entrado al stadium es para enseñar un letrero diciendo “ABAJO FIDEL”.

Son gente con buenos sentimientos, que hasta les cuesta trabajo matar una mosca, sin embargo, disfrutan (al igual que yo) las enfermedades de la hiena. Y si se muere (usando una frase mexicana) ese “hijo de su pinche madre” van a dar la fiesta más grande que ojos humanos han visto en el mundo entero.

No se ponen (y si se las regalan las botan) ropas hechas en Viet Nam, o Corea o de ningún país comunista. Hasta con España (que siempre hemos considerado “la madre patria”) están SÚPER incómodos desde que abrieron un montón de hoteles en la Isla.

¡Hasta el color rojo les molesta! Y muy difícil que usen una combinación de camisa y pantalón (o blusa en caso de que sea una cubana intransigente) roja y negro.

Puede ser la mejor persona del planeta pero si se pone un T-shirt con la efigie del Che Guevara lo consideran un imbécil y un ignorante. Ahí mismo dejó de ser buena gente.

Ni un paso atrás en el radicalismo, ni un fallo, ni tramitación, ni transición. El amigo de nuestro enemigo es nuestro enemigo. Nada de pacifismos, nada de contemporizar con el monstruo. El que simpatice con la tiranía no nos interesa como cantante, ni como pelotero, ni como actor, ni como ser humano. Y que se vayan al infierno. Y el país que nos rechace o nos traicione puede tener miles de turistas MENOS A NOSOTROS. Y LOS ENEMIGOS ¡que se atengan a las consecuencias el día en que Cuba sea libre!

Los que no le aceptan una sola virtud al castrismo, los que jamás claudican, ni dan un paso atrás, ni perdonan a los que han destruido a Cuba, ni creen en dialogos con los enemigos, son los que consideran la volencia como única solución, son los que yo no considero mis amigos sino MIS HERMANOS DE LUCHA.

Vía baracuteycubano.blogspot.com

No hay comentarios.: