¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

martes, marzo 27, 2012

LA HISTORIA EN LA MEMORIA

El Primer Congreso Nacional Católico de Cuba, noviembre 1959.

Peregrinaje de la Virgen de la Caridad desde el Cobre hasta La Habana. Cuba sí, comunismo No.

En noviembre de 1959 era un secreto a voces, que Fidel Castro y sus allegados estaban a pasos agigantados implantando un régimen totalitario marxista leninista en Cuba, por lo que el Episcopado de la Iglesia Católica decidió hacer un congreso nacional, y que la Virgen de la Caridad del Cobre recorriera la isla. Para tal efecto hicieron un maratón de relevos, que saliendo del Santuario del Cobre en Oriente, miembros de la Juventud Católica y creyentes en general, se fueran pasando la antorcha flameando esperanza, libertad, justicia, y rechazo al comunismo.

Por las calles y carretera que pasaban con la llama los portadores de la Fe, el Amor y la Paz, el pueblo congregado en espera impaciente irrumpía en aplausos, y a los más devotos le brotaban lágrimas.

Al tiempo que avanzaba el maratón, los católicos, y no católicos que se oponían al comunismo, se organizaban en los pueblos y ciudades del interior de la isla, alquilando guaguas, y automóviles para trasladarse hacia la Habana. La meta era decirle en presencia de la Patrona de Cuba, un rotundo NO a la implantación de un sistema comunista,

Para el día 27 de noviembre, ya eran miles los que desde el interior de la república se encontraban alojados en escuelas católicas, y casas particulares en La Habana.



( En la foto: El Obispo Alberto Martín Villaverde, antítesis del Cardenal Ortega Alamino)

Atardecía en La Habana, era el 28 de noviembre. Desde la mañana decenas de miles se iban reuniendo en la Plaza Cívica, y ahora con uno de esos atardeceres que inspirara a Cristóbal Colón manifestar "Esta es la tierra mas hermosa que ojos humanos vieran", casi un millón de cubanos se encontraban esperando a la Virgen; la plaza completamente abarrotada, eran en ese instante gran parte de la conciencia democrática de los casi seis millones doscientos mil habitantes que tenia Cuba

Al hacer su aparición cargada en hombros por religiosos "la Virgen mulata, la Patrona de Cuba, la Virgen Mambisa, Cachita, como cariñosamente la llaman los cubanos", los aplausos se hicieron sentir hasta el último rincón de la Plaza Cívica, y a continuación los sacerdotes pasaron a oficiar la misa.

En la clausura de este, el Primer Congreso Nacional Católico Cubano efectuado en el estadio de pelota, ante unos cuarenta mil miembros de la Acción Católica, los asistente coreaban constantemente: "Cuba si, comunismo no", entre otros lemas, y se destacó por sus valientes palabras a favor de la justicia democrática, y contra del totalitarismo comunista, enemigo del hombre, enemigo de Dios, el Obispo de Matanzas, Monseñor Alberto Martín Villaverde.

Luego de este multitudinario acto de Fe contra el comunismo, demás está señalar que la represión se hizo implacable contra los religiosos, deportando sacerdotes y monjas, y no permitiendo mas procesiones por las calles de los pueblos, Ahora, después de permitir la visita del Papa por motivos de limpiar un poco su imagen de régimen represivo, brutal, permiten muy contadas procesiones solamente alrededor de alguna de las Iglesias.

El pueblo de Cuba estaba en un absoluto y total rechazo a que se implantara un sistema comunista en Cuba, lo cual se avala con miles de alzados en armas, de fusilados, asesinados, y los cientos de miles que han pasado por las ergástulas marxistas luchado por la libertad, en este casi medio siglo de totalitarismo comunista (Publicado en la edición del miércoles 15 de noviembre del 2006)

Vía nuevoacción.com

No hay comentarios.: