¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

jueves, febrero 09, 2012

TENGO 74 Y ESTOY MUY CANSADO


Por Bill Cosby

Traducción de Alfredo M. Cepero

Tengo 74 y estoy cansado. Con excepción de un breve período de tiempo en la década de 1970 cuando presté mis servicios a la nación he trabajado muy duro desde que tenía 17 años. Excepto en momentos en que confronté pequeños problemas de salud, trabajé como promedio 50 horas a la semana y nunca me ausenté del trabajo argumentando que estaba enfermo. He ganado un salario razonable pero no heredé ni mi trabajo ni mi ingreso y he trabajado para llegar adonde he llegado. Y tomando en cuenta la economía actual parece que el retiro es una mala idea. Sin embargo, estoy cansado, pero muy cansado.

Estoy cansado de que me digan que tengo que compartir mi riqueza con gente que no comparte mi ética de trabajo. Estoy cansado de que me digan que el gobierno se va a apoderar, por la fuerza si es necesario, del dinero que he ganado para dárselo a gente demasiado holgazán para ganarlo por sí misma. Estoy cansado de que me digan que el Islam es una religión pacífica cuando todos los días leo docenas de informaciones sobre hombres musulmanes que dan muerte a sus hermanas, esposas e hijas por el honor de su familia. De musulmanes que se amotinan por la más pequeña ofensa. De musulmanes que asesinan a cristianos y judíos porque no son verdaderos creyentes. De musulmanes que queman escuelas destinadas a la educación de niñas. De musulmanes que matan a pedradas a jóvenes víctimas de violación a quienes acusan de adulterio. De musulmanes que mutilan los genitales de niñas pequeñas en nombre de Allah y en obediencia a la ley de Sharia.

Estoy cansado de que me digan que en señal de tolerancia de otras culturas debemos dejar que Arabia Saudita y otras naciones árabes utilicen el dinero que ganan con el petróleo que les compramos para financiar mezquitas y escuelas islámicas donde predican el odio contra Australia, Estados Unidos, Nueva Zelandia, Inglaterra y Canadá. Todo esto cuando en esos mismos países árabes no se permite la operación de iglesias, sinagogas o escuelas religiosas donde se predique el amor y la tolerancia hacia nuestros semejantes.

Estoy cansado de que me digan que tengo que reducir mi nivel de vida para luchar contra un supuesto calentamiento global que a nadie se le permite siguiera debatir. Estoy cansado de que digan que los adictos a las drogas son víctimas de una enfermedad y que yo debo ayudar a pagar por su tratamiento y por el daño que le causan a los demás. ¿Hubo algún germen que salió de un callejón solitario, los agarró, y les introdujo por la fuerza un polvo blanco en sus narices o les clavó una aguja en el brazo mientras ellos trataban de defenderse?

Estoy cansado de escuchar a atletas acaudalados, actores y políticos de todos los partidos hablar sobre inocentes, estúpidos e infantiles errores cuando todos sabemos que su único error fue haber sido atrapados. Estoy cansado de gentes, pobres o ricas, que se creen que se lo merecen todo.

Estoy cansado, verdaderamente cansado, de gente que no acepta la responsabilidad de sus actos. Estoy cansado de oírlos echarle le culpa al gobierno, a la discriminación o a cualquier otra cosa por los problemas que los aquejan. Estoy cansado de ver a hombres y mujeres jóvenes que piden la ayuda del gobierno porque los tatuajes en su cuerpo les impiden obtener empleo.

Si estoy enfadado y muy cansado. Pero también estoy muy contento de haber llegado a los 74 años. Principalmente porque no voy a estar obligado a ver el mundo que esta gente está construyendo. Lo lamento únicamente por mi nieta y por sus hijos. Doy gracias a Dios porque me voy de retirada y no tengo que hacer una nueva entrada.

Vía lanuevanación.com

No hay comentarios.: