¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

jueves, febrero 02, 2012

SI, ESE TIPO DE MUJER, PUDO…


Por Andrés Pascual

Según la Presidenta de Brasil Dilma Rousseff, ella quería decirle a las familias de las mujeres del llamado Gigante Suramericano que “Sí, una mujer puede…”

Ya esa frasecita de la campaña de Obama “sí se puede” como que indigesta, sobre todo por lo amoral, poco realista y huérfana de éxito en Estados Unidos, que nadie dude que pudiera convertirse en un estigma en poco tiempo.



Fue una tomadura de pelo al consumidor venderle la llegada al poder de una ex guerrillera, ex convicta común por asalto a un banco y rica por herencia que, además, estuvo envuelta en crímenes materiales como que “ganó” las elecciones en Brasil. No, esos comicios los ganó Lula, que algunos creen que es muy bueno para Brasil; pero que el aumento de la pensión a los “aposentados” o retirados la elevó en 54 rais como medida de apoyo a “su candidata” y que permitió por las fronteras el más soberbio tráfico de drogas hacia el país en su historia. Todavía hay otros que dicen que este miembro de la red terrorista castro-iraní sacó a Brasil de la pobreza y que esa realidad la reflejan 30 millones de cariocas… Se leen cada cosas… como que “la presidenta se aleja cada día más de su predecesor en asuntos de política internacional…” Bueno, en ciertas cosas, como aceptar esta barbaridad, “a un gustazo, un trancazo”

Lula fue “socio comercial” de gente tan corrupta, como los actores de los mil y un escándalos que tuvo durante su presidencia, tal los Kirchner que, cuando concluya la Viuda su segundo período, no va a quedar ni “donde amarrar una chiva” en Argentina. Fue aliado ideológico de la más formidable doctrina antiamericana de destrucción moderna como parte de los ejes que pretenden liquidar a la democracia en América y que enfilan a poner al mundo a sus pies por la amenaza del desarrollo y el uso de armas nucleares; en la región, el Grupo de Río no está ahí para celebrar partidos de balompié.

Lula es el discípulo más aventajado del tirano de Cuba desde mucho antes de que pensara optar por la presidencia de Brasil; desde la época de la Reunión contra la Deuda Externa a mediados de los 80’s; pero no gobierna en Venezuela ni, mucho menos, en la Mayor de las Antillas, por eso ha tenido que encubrir su instinto tirano-dictatorial en “izquierdista moderado”, a pesar de que a veces se le van “plumas” de absolutista intransigente e inconforme con respecto a, digamos, la libertad de prensa.

Dilma no hubiera podido ni asearse en lo personal si no cuenta con el apoyo y la guía militante del llamado Partido de los Trabajadores, que hasta un cambio de “look” le aplicaron.

En su interior, así como en sus proclamas y planes de trabajo, el Partido de Lula en Brasil, como el peronismo de izquierda en Argentina, el indigenista de Bolivia o el Socialismo del siglo XXI, al que sospechosamente no le colocan “bolivariano” también, son tan comunistas como el de Castro o el de los Kim en Norcorea y tan antioccidentales y peligrosos como el islamismo iraní de los Ayatollahs.

Las mujeres pueden, los corruptos pueden, los ex guerrilleros, con sus cuotas de sangre inocente a cuestas, pueden; los negros pueden y los abusadores de niñas, sobre todo si son de la familia y la madre lo conciente; los curas aprovechados con varios hijos sin reconocer, también y a todos los trata de salvar la media indecente y filocomunista encubierta en liberal o izquierdista en todas parte. El pecado no es el pasado; sino ser de la derecha anticastrocomunista.

Y créase, ningún comunista abandona su credo como no sea para tratar de lograr objetivos políticos por medio del odiado “voto democrático” el que, una vez en el poder, tratarán de eliminar radicalmente y hay ejemplos en América Latina bien comprobados que no conocen sino los sordos intencionales o los ciegos voluntarios.

Margaret Thatcher “llegó” y sin ningún tipo de propaganda sugerente de tiempos feministas ni políticamente comprometida con lo peor de la sociedad internacional; pero fue “la Dama de Hierro” inglesa que puso en orden cosas muy peligrosas para la Gran Albión y para el mundo en general; pero eso tiene que ser descartable del recuerdo sublime para no regresar a concepciones que afectarían la labor de la dictadura encubierta en populismo o nacionalismo de hoy que, o continúan o comienzan mujeres militantes del comunista regional como Cristina en Argentina y la sucesora de Lula en el país de la zamba.

Dilma Rousseff llegó apoyada por el partido de Lula y apadrinada por este, el mismo que trató al mártir cubano Orlando Zapata Tamayo peor que la tiranía castrocomunista; por lo que se supone que representa Brasil para América y el mundo en asuntos de dignidad, libertad y democracia, al catalogarlo de “delincuente”, la misma forma que utilizó la dictadura.

Vamos a ver qué epítetos la dura ex presa común con velo de guerrillera, maquillada para restarle lo repulsivo natural a su cara y para darle un toque femenino inútil, cuando se tenga que referirse a las Damas de Blanco, a las que descartó de su camino en la Isla. La computadora está preparada, aunque logre hacer un millonario de cada indio del Amazonas o de cada negro o blanco que se muere de hambre en la favela o en cualquier otro rincón de ese país, a pesar de lo que digan.

Para el cubano debería ser otra enemiga y muy peligrosa del concierto castrocomunista; claro que dije “para los cubanos”, no para el que crea que lo es, que es bien distinto. Para iniciar el primer acto, le otorgó la visa a Yoanis, con lo que dejo claro que, para ella, en Cuba, “unas pueden y otras no”

Vía nuevoacción.com

No hay comentarios.: