¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

viernes, febrero 24, 2012

PIDEN INCLUIR A CUATRO MILITARES CUBANOS EN LA LISTA DE INTERPOL


El presidente del Consejo por la Libertad de Cuba (CLC), Diego Suárez (i); el investigador Luis Domínguez (c) y la directiva del CLC, Ninoska Pérez (d), asisten a una conferencia de prensa celebrada en la sede del CLC en Miami. (Foto EFE/Sonia Osorio)

Por Sonia Osorio
Agencia EFE

Un grupo del exilio cubano pidió que cuatro militares sean incluidos en la lista de personas buscadas de la Interpol por su participación en el derribo de dos avionetas en el que murieron cuatro pilotos de la organización Hermanos al Rescate en 1996.

“Este crimen no puede quedar en el olvido, los cubanos tenemos que insistir hasta que logremos juzgar a los criminales que fueron capaces de cometer tantas atrocidades”, dijo el presidente del Consejo por la Libertad de Cuba (CLC), Diego Suárez, en una conferencia de prensa.

Los militares que el CLC quiere en la lista de la Interpol son el general Rubén Martínez Puente y los tenientes coroneles Lorenzo Alberto y Francisco Pérez Pérez, y el exmayor Juan Pablo Roque.

Martínez Puente, quien lideraba la Fuerza Aérea de Cuba, y los hermanos Pérez Pérez, pilotos de cazas MIG fueron acusados en el 2003 y Roque en 1999 en un tribunal federal de Miami (EE.UU.) por el caso.

Tras la solicitud, la congresista cubano-estadounidense Ileana Ros-Lehtinen envió una carta a la Interpol pidiendo que ayude al Departamento de Justicia de su país a investigar la “participación” en el hecho del exgobernante cubano Fidel Castro y de su hermano Raúl.

Y que emita “notificaciones rojas” contra Martínez Puente y los hermanos Pérez Pérez.

“Los hermanos Castro cometieron un acto de terrorismo y debemos trabajar juntos para implementar cualquier medida legal para llevar a la justicia a todos los individuos involucrados en estas acciones”, dijo la legisladora en la misiva.

La solicitud de la presidenta del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de EE.UU. y del CLC se dio a conocer un día antes de conmemorarse el décimo sexto aniversario del derribo de las avionetas de Hermanos al Rescate, una organización humanitaria del exilio cubano.

El hecho ocurrió el 24 de febrero de 1996 cuando sus avionetas fueron impactadas por misiles aire-aire disparados por cazas MIG cubanos en espacio aéreo internacional, según un informe de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), adscrita a la ONU.

El Gobierno de Cuba ha afirmado que las aeronaves violaron su espacio aéreo.

Los pilotos Armando Alejandre, Carlos Costa, Mario de la Peña y Pablo Morales, murieron en el siniestro.

La CLC divulgó datos personales de los cuatro militares y del general Eduardo Delgado Rodríguez, quien presuntamente ayudó a las operaciones de la red de espionaje “Avispa”, desmantelada en el sur de Florida en 1998 y a la que perteneció Roque, según las autoridades estadounidenses.

También se desvelaron datos de otro piloto, Emilio Palacio Blanco, y de los coroneles José Francisco Odriozola Diez y Daniel Eutimio Salas Plutin, miembros de la Inteligencia cubana que el CLC dijo ayudaron a planificar el derribo de las avionetas.

Las direcciones, los números de los celulares y fotos de las casas donde viven, fueron revelados por el investigador Luis Domínguez, quien aseguró que la información fue suministrada por fuentes de la isla caribeña.

Una de las fotos muestra un avión de Francisco Pérez Pérez que tiene pintado dos machetes y que, según Ninoska Pérez, directiva del CLC, “fue la condecoración que le dio el régimen de Cuba por haber derribado dos cubanos”.

La activista resaltó que el objetivo de dar a conocer esos datos es “para que sepan que algún día ese régimen terminara y ellos tendrán que enfrentar la justicia tanto en Cuba como en EE.UU.” y es un mensaje para el Gobierno del presidente Barack Obama de que no siga relajando las sanciones a un “régimen que protege a estos asesinos”.

“Cuando exista un Gobierno democrático (en Cuba), así como extraditan a los narcotraficantes colombianos, los tendrá que extraditar a ellos. Y que sirva esto de mensaje para aquellos que se están prestando para agredir a mujeres indefensas y a golpear y a reprimir la disidencia”, detalló.

Domínguez, por su parte, dijo que incorporar a los militares a la lista de la Interpol es el paso que no se ha dado durante 16 años.

“Mataron a tres ciudadanos estadounidenses en aguas internacionales, a 112 kilómetros de Cayo Hueso (Florida) y no se ha hecho nada. Ese paso se puede dar y lo que necesitamos es juntarnos todos y empujar al Gobierno y a las autoridades a que concluyan (el caso)”, apuntó.

Gerardo Hernández, cabecilla de la red “Avispa”, fue juzgado en el 2001 y condenado a cadena perpetua por colaborar en el derribo de las avionetas.

Un juez federal de Miami concedió en 1997 a los familiares de tres de los pilotos una indemnización de 187 millones de dólares, tras determinar que fue un “asesinato a sangre fría”, pero la familia de Morales no pudo presentar una demanda porque él no era ciudadano estadounidense. EFE

Vía diariolasamericas.com

No hay comentarios.: