¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

lunes, febrero 20, 2012

LA REVOLUCIóN DEL CALLO


Por Enrique Artalejo

Recibo una nota publicada en el Blog de Zoé Valdés donde dice los siguiente: "Más del 70 por ciento de los cubanos ha nacido bajo la dictadura. Por Zoé Valdés.

Esa información nos hace pensar, que es hora de recordarle a los que lo han olvidado y explicarle a ese más de 70% de compatriotas nacidos bajo la tiranía castrista, que entre todas las desgracias conocidas, una de ellas es la desinformación, el porqué al desastre castrista se le llamó la Revolución del Callo y como la historia se repite, por ignorar la historia.

El 1ro de enero de 1959, la mayoría del pueblo cubano, creía en todas las promesas de Fidel Castro. Muy pocos sabían y otros poco no quisieron oír, los avisos de los que sabíamos quién era y que era el verdadero Fidel Castro. No voy a pedir excusas, por saber quién era y por haberlo denunciado siempre. Antes de que se le entregara el poder y después de ocuparlo.

Pero vamos al famoso “Callo”. Desde sus primeros días en el poder y mientras actuaba de espaldas al nombrado Gobierno Provisional, comenzó a ignorar todas las promesas que hizo al pueblo cubano.

De visita en EE.UU. fue ¨muy claro¨ al decir "NO SOMOS COMUNISTAS" http://www.youtube.com/watch?v=VNlKFt11Yxc

El pueblo cubano ante las denuncias de lo que significaría la “Revolución tan verde como las Palmas” gritaba “Fidel ésta es tu casa” y la peor “Si “Fidel es comunista, que me apunten en la lista”.

Comenzaron las denuncias contra los malversadores, los ricos etc., tema clásico en las clases de Marxismo 101, divide y vencerás. El tema de ricos y pobres es el número 1, siempre y en todo mundo hay y habrá más pobres que ricos, pero el tema siempre produce dividendos y Cuba no fue la excepción.

Comenzaron los despojos, los robos llamados “expropiaciones”. Cuando usted le quita la propiedad a un legítimo propietario, en contra de su voluntad y sin el pago correspondiente, en el resto del mundo, el civilizado, se le llama robo. Pero en Cuba, la mayoría gritaba... está bien que se la quiten a fulano o a mengano, y que ahora sea de nosotros, del “pueblo”¨.

Pero ¿Qué pasó ¿Solo fueron robadas las empresas de los poderosos, de los ricos, de los extranjeros o cubanos? No.

En poco tiempo comenzó el robo de todo lo que quedaba, y ahí comenzaron los gritos “A ellos está bien, pero a mí que no soy ni rico ni poderoso, no, no por qué a mí? Y así comenzó a llamarse no la revolución cubana sino la Revolución del Callo, que acabó con toda propiedad privada.

Y ¿Todo pasó a ser “propiedad del pueblo de Cuba”?

No. No tardó Castro en declarar, que había mentido, que era Marxista Leninista y todo lo robado dejó de ser del pueblo cubano para convertirse, en patrimonio de la Robolución. El resto es historia.

Pero la historia. La historia siempre es la misma y se repite. Y los pueblos insisten en ignorarla. En muchos países donde la “agenda marxista” lleva años infiltrada, han hecho grandes progresos.

Primero: Control de la información. El pueblo se enterará, solamente de aquello que conviene que se entere. Segundo: Control de la educación. La enseñanza superior primero, las universidades formarán los progresistas del futuro, en todas las especialidades. Uno de los objetivos principales, la eliminación de algunas asignaturas como por ejemplo la Historia y por supuesto la de Moral y Ética.

Los principios y la agenda de los marxistas leninistas, o fascistas, o comunistas, o liberales y ahora conocidos como progresistas, siempre han sido los mismos y veamos:

En la unión está la fuerza, así que divide y vencerás.

Dividir blancos y negros, ricos y pobres, patronos y el proletariado.

Hace unos días la empresa encuestadora Rasmussen, publicó un artículo son el siguiente resultado “52% for GOP To Work With Obama Than Stand on Principle”

En buen cubano más o menos quiere decir, que el 52% de los posibles votantes opina, que los Republicanos en el Congreso deben trabajar con Obama y no fajarse con él y olvidarse de los principios.



¿Sabrá éste 52% de votantes, que están esgrimiendo precisamente, una de las principales Reglas Radicales de Saul Alinsky (foto), y de su seguidor y profesor de esas mismas Reglas, en la Universidad de Chicago, el actual presidente Barack Hussein Obama. (Forget moral or ethical considerations)... olvídese de consideraciones éticas o morales.

¿Y, en qué se parece la famosa “Revolución del Callo”, con lo que estamos viendo ahora, y no en Cuba, sino en los Estados Unidos de Norteamérica?

Pues veamos. El Sr. Barack Hussein Obama, tiene un historial de marxista radical, de toda su vida. Fidel Castro engañó a la mayor parte del pueblo cubano, mintiendo. En aquella época no existían los medios de información y el acceso a ella, con que cuenta el pueblo norteamericano, y la historia de éste sombrío personaje, está y estuvo al alcance, de todo el que quiso y debió ser “un elector informado”.

¿Qué la prensa está controlada casi en su totalidad, por las empresas progresistas?

¿Qué el The New York Times, es el mismo que le vendió hace más de 50 años, al mismo pueblo norteamericano, a un Fidel Castro, un joven de 33 años y con barbas, como el Mesías, que restaurarías en Cuba la prosperidad y el respeto a la Constitución de 1940, con elecciones libres y pluripartidistas y el respeto a la dignidad y los derechos humanos de todo un pueblo?

¿Qué ese mismo The New York Times, y el resto de esa prensa fascista o progresista, le vendió al pueblo norteamericano a Barack Hussein Obama y su “CHANGE”?

El CAMBIO en manos de un marxista radical, enemigo de la libre empresa, que con todos sus defectos, es la única fórmula que lleva a los pueblos prosperidad y una mejor vida.

Sin la utopía de que todos somos iguales y que todo el que trabaja tiene la obligación de mantener al que no lo hace. Una cosa es que todos tengamos el derecho a buscar la felicidad, a trabajar, prosperar y tener una mejor vida, a que un “gobierno marxista” divida a la población entre trabajadores y mantenidos. Fórmula fracasada en todas partes que lo han intentado.

No miremos solo a Cuba y su fracaso, imitado por otros pueblos que se han negado a aprender de la historia. Ahí está Europa, tratando infructuosamente de salir del desastre en que la Administración Obama está enterrando a EE.UU.

En éstas mismas páginas de Nuevo Acción, y antes de las elecciones de 2008, avisamos, a los que quisieron oír, y a los que quisieron ser “electores informados”, del peligro que significaba para EE. UU. y el resto del mundo, la elección de un marxista radical, como presidente de la nación más poderosa del planeta. (nuevoaccion.com Edición del Viernes 17 de Octubre, 2008 Barack Hussein Obama- Radical Socialista)

En los último días he recibido muchas cartas y artículos, publicados por las distintas instituciones religiosas. Las protestas, por las medidas aprobadas por Barack Hussein Obama y su socialización de la medicina. El ObamaCare, los anticonceptivos, los abortos etc... Y también he recibido una estadística que dice: En las elecciones del 2008 votaron alrededor de 28 millón de católicos y de ellos, 19 millones votaron por Barack Hussein Obama.

Barack Hussein Obama es hoy, el mismo peón, de la agenda radical marxista que era cuando se postuló en el 2008, y entonces, muchos guardaron silencio, incluida las iglesias.

Hoy escuchamos los gritos. Les han pisado el callo.

¿Qué esperaban? ¿Respeto a la Constitución? ¿De un marxista?

¡Por favor!

Vía nuevoacción.com

No hay comentarios.: