¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

miércoles, enero 11, 2012

EL BIZCO, EL MICO, EL COMA, EL HERMANAZO Y LOS DEMáS CACOS


Por Zoé Valdés

El título de este artículo podría sugerir que trata de una película de Peter Greenaway, con perdón del gran cineasta, pero no, ni remotamente es el caso. Algunos habrán adivinado que "el bizco" no es otro que Mammoud Ahmadineyad, el dictador de Irán, "el mico" es Hugo Chávez, "el coma" es el Comandante o Comediante en Jefe, Fidel Castro, "el hermanazo" es Castro II, y "los demás cacos" son la recua de ladrones y saqueadores de la democracia que ostentan el poder en Bolivia, Ecuador y Nicaragua, quienes también le han rendido recientemente pleitesía al Bizco de Teherán.

Yo le llamo el Bizco de Teherán, porque es realmente bizco. Lo de llamar "el mico" a Chávez es porque, como habrán observado, hasta un gorila se comporta de manera más protocolar y diplomática que él; lo del "coma" a Castro, porque lleva años que no es ni la sombra del Comandante, es más bien el Coma Andante, en su estado lamentablemente comatoso, aunque fingiendo que sigue listo para la pelea, y el "hermanazo", por supuesto, es Castro II, o Raulito, como lo llama Miguel A. Sánchez, El Koreano, con sus "nalguitas apetitosas" (a estas alturas dudo que sigan tan apetitosos esos dos pellejos colgantes), colgado de la teta de la Maraca Antilla, su hermano, que de hermanito se convirtió en hermanazo, sucesión dinástico-castrista mediante.

Lo cierto es que toda esta partida de atorrantes que mal gobiernan América Latina se reúne actualmente con uno de los hombres más peligrosos del planeta, con Mammoud Ahmadineyad, el Bizco; el mismo que acabó con la Revolución Verde asesinando a jóvenes en las calles, el que acabó con la vida de Nedda, el que lapida a mujeres y ahorca homosexuales, el que asesina a niños y adolescentes, el que constituye una amenaza real, puesto que posee energía nuclear y ha amenazado al mundo con lanzar los cohetes (cosa que ha hecho ya de manera casera y a modo de ensayo) con la intención de acabar con la humanidad.

Hace unos días Ahmadineyad visitó Venezuela, en una de las intervenciones públicas, el Mico soltó entre risotadas que irían a atacar a Estados Unidos, y nadie se ha alarmado lo suficiente como para aprovechar y detenerlos a todos juntos y acabar con este verdadero Eje del Mal que nos azota y se burla de nuestras vidas y de la paz.

Después de irse de Venezuela, el Bizco de Teherán viajó a Nicaragua, con su presencia apoyó la tercera presidencia del pedófilo Ortega. La acusación de pedofilia sobre su hijastra Zoilamérica todavía se puede leer en internet, y aunque la mujer retiró su testimonio, sólo ella sabrá por qué, ahí han quedado los hechos. Un pedófilo gobierna Nicaragua y el mundo y los defensores del menor, así como la izquierda, y también la derecha, todos continúan tan tranquilos. Al parecer los niños nicaragüenses no importan tanto como otros niños.

En los instantes en que escribo este artículo el Bizco debe de haber llegado a La Habana, si no ha llegado ya lo hará en breve, para reunirse con el Coma y el Hermanazo. ¿Qué saldrá de esa reunión? Nada bueno. ¿Qué podría salir de una reunión con el hombre que estuvo a punto de conducir al mundo a una tercera guerra mundial en la época de la Crisis de los Misiles en los años sesenta (Fidel Castro), con el que amenazó con poner dos bombas sobre Nueva York, también en los sesenta (Raúl Castro, su sueño se lo cumplió Al Qaeda), y con el que, teniéndola en su poder, ahora amenaza con lanzar la cohetería nuclear? Pues nada saludable podrá salir de esa reunión sino, por el contrario, lo más macabro que podamos imaginar. ¿Se inquietan los demócratas del mundo? El único gobierno que ha protestado, que yo sepa, y de manera muy tibia, es el de Barack Obama, que por debajo del tapete o de la alfombra voladora, es otro aliado del Eje del Mal.

¿Ha protestado por esta visita Francia? No, están muy ocupados en que Sarko vuelva a ganar, o en impedir que gane Marine Le Pen. ¿Ha dicho algo Alemania? No, la Merkel anda en sus cosas con el euro, y de paso armando sus triquiñuelas para dominar el mundo al mejor estilo alemán. Igual se dará cuenta muy tarde que no podrá dominar el mundo cuando ya no exista el mundo, porque el Bizco se lo habrá hecho explotar en sus mismas narices.

El Bizco es el peor de todos, desde luego, el más peligroso, porque no sólo atesora su propia maldad, además se ha ido apertrechando de la de los demás, y sobre todo de la del Magister de todos: la de Castro I. Con el Bizco sucede como si un kamikaze hubiera tomado el poder, y estaría dispuesto en cualquier momento a hacer estallar la bolita en la que vivimos, en el nombre de Allah y de todos los arrebatos que le inunden el cerebro.

¿Cambiará esta visita en algo al mundo? Sí, para mal. Porque son ellos los que mandan, los que controlan, los que amenazan. Pero aun no nos hemos enterado del todo. No sé si habrá tiempo para enterarnos demasiado, y mucho menos para poder contarlo.

La presencia de este señor en Cuba es una afrenta y una humillación para la mujer cubana y para los homosexuales. Me pregunto qué dirá Mariela Castro de esta visita, y si se pondrá el burka e intentará defender a los homosexuales procastristas (a los otros que los arrolle un tranvía) que ha defendido pateando medio mundo en las últimas semanas. Que Ahmadineyad vaya a poner flores en la estatua de José Martí resulta un miserable escarnio a la memoria del poeta, que brinde una conferencia en la Universidad de La Habana constituye una violación de los derechos del estudiantado. ¿Han protestado los cubanos? No he oído a ninguno, los que protestan verdaderamente, ésos, están ahora mismo en una cárcel de castigo, como es el caso de Ivonne Malleza y de su esposo, Ignacio Martínez. Los demás forman parte de la comparsa pro raulista light que andan detrás de las aperturas y los viajecitos. Yo les recomendaría que le envíen una carta al Bizco pidiendo que los Castro reformen las férreas medidas migratorias, y de paso a ver si se les da un viajecito a Teherán. Si no se apuran, el viajecito lo harán al Más Allá, pero allí iremos todos si la cosa sigue como va.

Vía libertaddigital.com

No hay comentarios.: