¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

viernes, diciembre 09, 2011

SIN PEROS EN LA LENGUA



Por Tito Rodríguez Oltmans

Acabo de ver una entrevista filmada por “VIMEO” en el Internet. Dicha entrevista se la hacen a Reinaldo Escobar, conocido en Cuba entre sus amigos por “Macho Rico”, pareja de la bloguera Yoanis Sánchez. Esta entrevista es parte de una serie hecha a disidentes por parte del proyecto Cuba Money Project del Gobierno de EE.UU., el cual les envía dinero a muchos “disidentes” en La Isla, para que escriban y denuncien irregularidades del sistema castro-comunista. Proyecto siempre tratando de promover un cambio pacífico en aquel infierno tiránico-estalinista.

Las preguntas en la entrevista no se oyen bien. Escobar es una persona preparada de corte netamente socialista, que maneja con su verbo dialéctico su historia personal, su pensamiento y obra. En historia personal, relata su gran diferencia de años con Yoanis y otros asuntos personales sin importancia. Lo que si importa es su explicación de su trayectoria y oposición protestataria pacífica como disidente.

Y por eso cabe revisar y preguntarle directamente, sobre sus acciones y verdadera posición frente a la situación que ha imperado e impera en Cuba por más de medio siglo.

El entrevistado no dice que desde que tenía catorce años en 1961, era un furibundo fidelista. Tampoco habla cuando cumplió 16 años en 1963 de su alistamiento en el Ejército Rebelde, y de su trabajo en la cohetería, recibida de la ex Unión Soviética.

Y la pregunta es; ¿Si usted sabía, que desde el mismo año de 1959 miles de cubanos, siendo la mayoría de origen campesino y obrero se alzaron en armas en los campos de Cuba. para combatir la insipiente tiranía comunista y derrocarla?

Usted debió saber de los fusilamientos, abusos de poder, robo, asesinatos e injustas condenas a largos años de presidio a mujeres y hombres “cubanos” que no acataron la doctrina marxista y la combatieron con todas sus fuerzas y medios a su alcance.

Según una entrevista que le hizo a usted el periódico El Mundo de España, usted dijo que en 1970 cuando tenía 23 años usted trabajaba arduamente en Camagüey, su provincia natal, en la estúpida llamada “ Zafra de los diez Millones”, haciendo números de estadística para el INRA.

Según usted dijo, en 1970 después del fracaso de esa Zafra, usted todavía seguía creyendo en Fidel. Menos mal que en aquel entonces ya en la cuba castrista no se creía en la llegada de Los Reyes Magos.



Según sus propias palabras usted estuvo trabajando en varios medios informativos del régimen, el último fue en el periódico (libelo) Juventud Rebelde, órgano oficial de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), del cual fue separado en 1988, o sea, después de 29 años de control total de la prensa por el Régimen.

Durante la entrevista en “VIMEO” (en la foto: Reinaldo Escobar) usted habló de las injerencias norteamericanas en el mundo, y que no quisiera que otra más fuera en Cuba. Sepa usted que ningún cubano digno quiere una intervención extranjera en suelo Patrio, pero cuando los soviéticos estaban en posesión de La Isla de Cuba, usted no protestó, ni alzó la voz. ¿Será eso parte importante del doble estándar de muchos cubanos disidentes?

Usted se refiere a Raúl Castro como Presidente del Gobierno de Cuba.

Y preguntamos: ¿Usted no sabe que Raúl Castro es el Tirano sucesor de Fidel?

Usted habla sobre la revocación del embargo norteamericano, o bloqueo como dicen los comunistas. Usted sabe que ese embargo comercial es en contra del régimen, no en contra del pueblo de Cuba, y de que decirla de otra forma es dialéctica socialista mal intencionada.

Durante la entrevista en uno de sus análisis usted habla de un pasaje de la historia del cristianismo, que relata de la caída del caballo de un ciudadano romano, que después de caerse se convirtió en cristiano, y le rectificamos que no era Pablo el apóstol, era Saulo de Tarso que después se llamó Pablo y no fue uno de los apóstoles. La comparación de la caída del caballo de Saulo de Tarso con la caída del caballo (Poder) de Raúl Castro, es risible, inapropiada y mal intencionada.

Usted dice que la disidencia ha trabajado un espacio en la sociedad en Cuba, y que se lo ha ganado. Usted sabe bien que ese régimen no da espacio ninguno, solo tolera y manipula por conveniencia. Usted debe de saber bien que si el régimen le da la orden al General Adalberto Rabeiro, jefe de Represión Nacional de la sección 10 del MININT radicada en “Villa Marista”, de acabar con toda la disidencia, esto se hace en un momento. Y hay que repetir otra vez, a la llamada lucha pacífica de la disidencia y los llamados opositores, el régimen la tolera y manipula para su propaganda de libertades en los foros internacionales.

En su análisis final usted habla de las diferentes formas que pueden ocurrir para que en Cuba haya un “cambio”. Usted considera que las mejores son las pacíficas a largo plazo, mejor dicho, a larguísimo plazo. Esta forma de que se produzca “un cambio” a largo plazo cuando todos los jerarcas de la tiranía mueran de muerte natural, y que sus sucesores empiecen a cambiar para un Socialismo del Siglo XXI no es aceptable, pues de esta manera se está jugando con la libertad y soberanía de Cuba, la cual no es ni canjeable, ni negociable en ninguna forma o manera. Y esto tiene que estar bien claro, como lo está entre los cubanos dignos y decentes que no tienen dos o más caras.

Mi generación, la de la lucha combativa contra Batista y luego contra el Castro comunismo en la década de los sesenta, ha pagado un precio muy alto en vidas y largas condenas de prisiones para obtener la libertad de CUBA, NUESTRA PATRIA. Y no cejaremos en el empeño mientras vivamos.

"Los grandes derechos no se compran con lágrimas, sino con sangre".

JOSE MARTI.

Vía nuevoacción.com

No hay comentarios.: