¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

viernes, diciembre 23, 2011

FRANK ESCOBAR: "5000 'chivatones' ESTABAN EN 1992 EN LA HOJA DE PAGOS EN LA POLíCIA DE LA HABANA"


Hace pocas semanas una nueva plataforma del exilio cubano, la Alianza Fuego, reveló datos personales de varios funcionarios del gobierno de Raúl Castro, incluso el teléfono y dirección de José Ramón Machado Ventura, viceprimer presidente del Consejo de Estado de Cuba. En esta entrevista, uno de sus miembros, Frank Escobar, nos explica algunos detalles sobre el proyecto y objetivos que persigue la plataforma en cuanto a la identificación de las personas que dentro de Cuba hacen posible el funcionamiento de la estructura paramilitar que, hoy por hoy, permite elevar el nivel de represión contra los movimientos opositores en la Isla.

¿Cuál fue la génesis de esta nueva plataforma, Alianza Fuego?

Tanto en Cuba como en el exilio los cubanos nos hemos caracterizado por crear múltiples grupos. Debido a eso es muy difícil llevar a cabo proyectos de unidad. Todos los que se han tratado de hacer en el exilio han fracasado precisamente por la propia intransigencia de nosotros mismos con respecto a nuestras pequeñas diferencias, es decir, por el hecho de detenernos más en las pequeñas diferencias que en tratar de buscar las grandes similitudes estratégicas. Para mí, en estos dieciséis años que llevo aquí [Miami], siempre ha habido muchos inconvenientes con el asunto de los grupos o de los megagrupos. ¿Qué es lo que pasa? A veces se han hecho proyectos de unidad y entonces se reúnen grupos bajo una misma sombrilla, pero entonces resulta que se nombra a un presidente y caemos en la misma situación: que no hay multiplicidad de opiniones, no hay múltiples puntos de vista sino que, de nuevo, es un grupo de organizaciones pero que tiene que seguir de alguna manera u otra los lineamientos de este presidente. Alianza Fuego reúne grupos o individuos pero mi opinión cuenta tanto como la tuya y nos podemos poner de acuerdo con respecto a estrategias de lucha.

Una de esas primeras estrategias ha sido la revelación de nombres, números de teléfonos y direcciones.

Exacto. Ahí es a donde vamos. Nos reunimos un día un grupo de amigos en la finca Media Luna, aquí en el sur de Miami, y allí conversando empezamos a manejar la idea de tratar de hacer un grupo de amigos, para coordinar estrategias y comenzar a aplicarlas. Empezamos algunos asociados de Nueva Esperanza de Cuba, en el caso de Aldo Rosado y Dionisio de la Torre, Luis Domínguez -quien durante mucho tiempo mantenía el sitio Secretos de Cuba-, Katungo, Frank Caner -quien mantiene Pinceladas de Cuba-... Decidimos cooperar con lo que estábamos haciendo de manera independiente y tratar de verterlo con más profundidad sobre nuestro enemigo común que es el castrismo. Y así fue como surgió Fuego, el Frente Unido de Entidades y Grupos Opositores. La idea es utilizar la tecnología, porque nos hemos dado cuenta, como se ha dado cuenta todo el mundo, que hay algo contra lo que el castrismo no puede, y esto es contra la tecnología. Es imposible, en la era de las comunicaciones, mantener un país cerrado, aunque puedes intentarlo. El propio desarrollo tecnológico y la propia evolución natural impide que lo puedas hacer. Entonces no puedes cerrarte a los teléfonos celulares, no puedes cerrar Cuba a ellos, porque si la cierras a eso te incomunicas a tí mismo y a tus propias redes represivas. El hecho de que tengas que permitir los celulares significa que ya permitiste que se abriera una ventana por la que va a entrar todo. Porque hoy con los teléfonos celulares se puede hacer de todo: desde filmar vídeos, tomar fotos, comunicarse con un tweet, hacer cualquier cosa. Aprovechando esas ventajas de la tecnología y esas cosas que son imposibles de frenar llegamos a la conclusión de que el primer frente que teníamos que abrir era la identificación. En Cuba todos sabemos que existe un sistema de identificación de los chivatos. Por ejemplo, y estos datos son del año 91 y 92, en la ciudad de La Habana, había 5.000 personas inscritas como "pueblo" a la hoja de pagos de la Policía de la capital. 5.000 trabajadores que reciben un salario del presupuesto de la Policía en Ciudad de La Habana y cuya única función es presentarse en todos los lugares donde haya una manifestación en contra del gobierno de Cuba. Hay una estructura paramilitar que se compone de un mínimo de 5.000; ése es el primer anillo, luego hay otro de 10.000, que se movilizan cuando ya los 5.000 son insuficientes. Eso fue creado por la opinión del pueblo del Departamento de Orientación Revolucionaria, que es el brazo ideológico del Partido Comunista de Cuba. ¿Por qué? Porque ellos dicen que no puede haber una manifestación a favor del gobierno de Cuba con menos de 5.000 personas.

¿Y esto es algo que se mantiene oculto?

Claro que se mantiene oculto. Lo sé yo por investigación y el régimen lo va a negar, pero existe. Mucha gente no se explica cómo se hace un acto de repudio y puedes contar, inicialmente, con cientos de personas que se presentan allí, que no son de ese barrio, que no tienen relación con ese vecindario y que después empiezan a venir más hasta que se reúnen miles de personas que nadie sabe de dónde salieron. Eso es una estructura paramilitar, que está establecida como mismo se establece la Policía y que está organizada. Además de eso tiene logística y transportación y toda una serie de cosas. Estas personas hay que identificarlas, si tenemos la oportunidad de identificarlas, y en este caso tenemos la oportunidad porque producto de la tecnología, ETECSA, que es la compañía telefónica de Cuba, ha tenido que poner los teléfonos en una base de datos y las bases de datos son más fáciles de penetrar que un listado de teléfonos de una guía telefónica. Hay una gran diferencia. A partir de la penetración de esa base de datos puedes obtener los teléfonos de todo el mundo. Y lógicamente si identificas al personaje y tienes teléfono y localización esta persona, que hasta ahora ha mantenido su fortaleza en el anonimato y en el desconocimiento, se siente vigilada y, al sentirse vigilada, se atemoriza. Tenemos suficientes ejemplos de chivatos atemorizados que han renunciado a asistir -porque además de eso los hemos estado monitoreando- a los actos porque han cogido miedo, porque los hemos llamado por teléfono, los hemos desenmascarado, les hemos dicho "sabemos quién eres y estamos publicando tu nombre y vas a tener que enfrentarte algún día frente a un tribunal por las cosas que están haciendo". Simplemente han cogido miedo.

Así pues, la estrategia está funcionando...

Sí, cómo no. Hace unas semanas Juan Tamayo, un periodista que atiende las cuestiones cubanas para El Nuevo Herald, quiso comprobar la veracidad de estos teléfonos y de los cuatro, tres le respondieron, en dos, le respondieron las personas involucradas y en el otro una criada, porque era el teléfono de Ventura Machado, el segundo de Raúl Castro. Entonces hemos empezado así. Se ha creado la página de Cuba Represor ID, donde se publica constantemente la identidiad de los represores que se van investigando, de los que van apareciendo. Las personas entran por Facebook o distintos foros y, por ejemplo, se dan casos como el de un chivato que estaba escondido en Mariano. Cuando los vecinos de esta persona que viven en Miami identificaron a este personaje inmediatamente avisaron a sus familiares que están en Cuba sobre quién era este individuo.



¿Pero no existe un margen de error y se pueden crear problemas a personas inocentes?

Esas cosas siempre pueden suceder, y en todo aquello en que vayas a involucrar a un número de personas y donde tengas determinados datos que puedan ser subjetivos o dependan de la observación, eso, hasta des del punto de vista estratégico, son tristes errores que se cometen hasta en las guerras. Aclaro que nosotros no estamos alentando el pase de cuentas, no estamos alentando la persecución. Nosotros no le estamos pidiendo a nadie que golpee a esas personas, porque no queremos hacer lo mismo que hacen ellos. Estamos hablando de identificación, de desenmascaramiento, para que estas personas simplemente dejen de hacer el triste papel que están haciendo. En ningún momento hemos estado involucrados en un acto de repudio, escándalo, en ningún momento hemos tratado de desatar un pase de cuentas porque, además, no creemos en eso. La historia nos ha demostrado de que esas cosas producen más daños que beneficios porque no se hace justicia. Yo no estoy de acuerdo en la manera en que ajusticiaron a Gadaffi; eso no me representa a mí, porque ese es un asesino, es un individuo que no merece la compasión de nadie, pero las personas que lo mataron de esa manera, desgraciadamente, lo que hicieron fue comportarse de la misma forma que este asesino se comportaba con sus vícitmas. Por lo tanto, no fue un buen ejemplo. Estoy de acuerdo en la manera en que ajusticiaron a Sadam Hussein, que lo encontraron como a una rata, pero lo llevaron a un juicio y después lo ahorcaron porque eso era lo que se merecía, que es lo que se merece el asesino este que está bien muerto. Pero el método es lo que no es correcto, porque uno tiene que tener mucho cuidado, sobre todo cuando estás luchando contra un régimen totalitario y tus verdaderos intereses son el restablecimiento de la democracia. Ya esas cosas han pasado en Cuba, cuando la caída de Machado, en el año 33, hubo pase de cuentas, personas que fueron asesinadas a golpes en plena calle porque eran unos asesinos, pero fueron asesinados a golpes por multitudes enfurecidas delante de todo el mundo. Eso dejó un mal ejemplo. Al principio de la Revolución en Cuba también se hizo y se fusiló a mansalva. Esas cosas no deben volver a suceder. Ahora, sí creo que cada una de estas personas que están comprometidas con este tipo de acciones deben ser juzgadas o, aunque sea juzgadas moralmente, pero que de alguna manera se sepa que lo que están haciendo es completamente injusto. La finalidad es esa y lo que estamos haciendo es eso.

Recientemente se reveló información de la Dirección de Inteligencia, ¿es esa otra vertiente?

Aquí hay dos vertientes de información. Una es completamente visual. Todo el mundo sabe que en Línea y A está la Dirección de Inteligencia del MININT, pero ese es un edificio por el que no puedes ni tan sólo caminar por la cera correspondiente, porque no te lo permiten. Es como un lugar que está dentro de La Habana, pero misterioso, del que nadie sabe absolutamente nada. Entonces mucha gente sabe que eso está ahí, ahora bien, desmenuzar ese edificio, decir dónde está situado cada departamento, qué es lo que hace cada departamento, mostrar así exhaustivamente todo lo que sucede ahí, enseñarle a la gente dónde están las cámaras que lo están retratando cuando está pasando por ahí, ya eso es diferente. Ninguna organización de inteligencia necesita que le hagan eso.

¿Cuáles son las garantías de las fuentes que habéis usado?

Son reales. Yo no trabajo directamente esa fuente, no tengo acceso a esa información, porque por mi carácter e historia y mi propia educación es difícil, no soy lo suficientemente diplomático para poder mantener una relación estable con un informante que formó parte del aparato represivo, que tiene una necesidad muy grande de purgar sus daños, y que se siente muy bien hablando gratuitamente por el hecho de dañar a esas personas para las que él estuvo trabajando durante mucho tiempo. Otras personas no tienen ningún problema en mantener un contacto, relaciones y cierto tipo de amistad con este tipo de fuentes y saben trabajarlas muy bien. Esta es una información secreta, y por tanto controlada. Eso no está publicado en ninguna parte, ni se puede fotografiar, ni grabar, tiene que salir de las propias fuentes. Año tras año siguen saliendo, por diferentes vías, connotados oficiales y funcionarios del castrismo que tuvireon ciertas responsabilidades y cargos que, en algún momento habría también que juzgar a ver hasta qué punto son culpables de ciertas cosas, pero llegan a Estados Unidos y sienten una necesidad muy grande de colaborar. Tenemos buenas fuentes.

Fuego es una plataforma de organizaciones e individuos independientes. ¿Cuál es tu campo de acción?

Es la parte más difícil de explicar. La lucha contra el castrismo ha tenido diferentes etapas. En los años 60 y 70 era la etapa de la lucha directa, tanto dentro como fuera de Cuba. Todo fue neutralizado a partir del gobierno de Nixon, por la figura básica del nuevo orden mundial. A partir de los 70 hubo un cambio y en Cuba se impuso la lucha pacifica, el criterio de que el castrismo se podía derrotar con lucha y campaña de resistencia pacificas. Durante muchos años, casi treinta, gracias al coraje de estos luchadores pacíficos la verdad de Cuba se supo y organizaciones como Amnistía Internacional empezaron a comprometerse con la lucha de los derechos humanos en la Isla. En los últimos dos o tres años las cosas han ido cambiando, producto de un aumento de la represión. Todo el mundo es consciente de que Raúl ha hecho una militarización del gobierno cubano, ha habido un cambio de consciencia y cambio de estrategia. Aunque la lucha pacífica se sigue respetando a rajatabla, en Cuba ya tenemos disidencia oficial y disidencia espontánea. La disidencia oficial mantiene el criterio [Escobar menciona el artículo de Guillermo Fariñas en Diario de Cuba La 'variante dulce' de la represión castrista] de que si los cubanos abandonan la lucha pacífica y comienzan con el enfrentamiento directo -que ya está pasando, sobre todo en Oriente- el castrismo va a empezar a crear pueblos cautivos, como hizo en el Escambray; lo que hizo Pol Pot, pero sin cortar cabezas. Y así es como van a controlar. Creo que existen diferentes estrategias y hay un momento en que chocan y cada cual se vuelve demasiado intolerante con su punto de vista. Esto se está yendo de las manos. Particularmente creo que la lucha pacifica te crea un ambiente de legitimidad pero, por si misma, en casos enquistados como el caso de la dictadura castrista y el poder represivo que posee, no es posible. Desgraciadametne hay un momento crítico donde ya la represión es tan directa que hay que enfrentarse frontalmente al costo de lo que sea. Es lo que yo siempre he creído. Y es lo que está sucediendo acutalmente en Cuba. Hay unos grupos que han surgido espontáneamente, las Falanges de Acción Cubana, grupos celulares, secretos, no públicos, no revelan su identidad, que consideran que es hora de empezar la lucha frontal.

¿A qué se refieren con lucha frontal?

Ellos se refieren a que si la Policía te golpea tú tienes que responderle. Y si te golpea, tú le golpeas. Eso ya está pasando porque la gente está perdiendo el miedo. Estos grupos solicitaron por los canales que tenemos algún tipo de representación y nosotros los apoyamos. Son grupos espontáneos, en una fase muy inicial de desarrollo, pero creo que puede ser el germen... porque tradicionalmente eso engancha perfectamente con lo que ha sido la propia historia de Cuba y la lucha contra las diferentes dictaduras que hemos padecido los cubanos. Particularmente estoy muy interesado en apoyar a ese grupo. En Palma Soriano hace poco, por ejemplo, se tiraron muchas octavillas con cosas como "abajo Gandhi, olvidemos a Gandhi y a Martin Luther King, nosotros somos de Maceo y la resistencia pasiva es una cobardía". Cosas hasta muy crudas, como todas las cosas que salen espontánemente, y como una necesidad, es algo que está latente y que se está desarrollando.

Txt & Fotos @joanantoni70

Vía joanantoniguerrero.blogspot.com

No hay comentarios.: