¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

viernes, diciembre 16, 2011

EL CELAC Y LA HISTORIA ARGENTINA


Por Armando Ribas, economista cubano-argentino

En la Cumbre de América Latina se promovió por Hugo Chávez la creación del CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) en sustitución de la OEA y con la exclusión de Estados Unidos y Canadá. Recientemente la 3ª Cumbre que tuviera lugar en Caracas no se habría llegado a un acuerdo sobre las funciones y la estructura de dicho organismo. Independientemente de las razones por las cuales no se haya llegado a un acuerdo sobre las propuestas de Venezuela, Ecuador, Cuba y Nicaragua, creo pertinente señalar la impertinencia de un proyecto de esa naturaleza.

Antes de seguir adelante no puedo menos que recordar una vez más las palabras de José Martí: “Ver cometer un crimen en calma es cometerlo”. Esas palabras tienen hoy una vigencia dolorosa ante la realidad de los crímenes cometidos por los Castro, la falta de libertad de los cubanos y la pobreza lograda por el régimen totalitario instaurado el 1º de enero de 1959 y el cinismo universal y latinoamericano para ignorarlo.

Por tanto, independientemente de las supuestas discrepancias, la mera idea de participar en un proyecto de esa naturaleza, constituye un crimen de lesa humanidad. Aun parece haber habido acuerdo para pedir a Estados Unidos la eliminación del “bloqueo” a Cuba. Se sigue ignorando que Estados Unidos jamás bloqueó a Cuba sino que estableció un embargo en respuesta a la nacionalización de las empresas americanas sin compensación. Así se sigue pretendiendo explicar la pobreza generada por el régimen, como causada por un bloqueo que nunca existió. Ese embargo que en la realidad no afectó económicamente a Cuba, sino que vino a justificar políticamente a Fidel Castro ante el mundo.

Que podemos esperar de un proyecto promovido por Chávez, Correa, Ortega y los Castro, que han dado más que evidencias de violar los derechos humanos, los derechos de propiedad y la libertad de expresión en sus propios países. En ese sentido, podría decir que la aceptación del presidente chileno Sebastián Piñera de la presidencia pro tempore de ese organismo, es una contradicción con la naturaleza de la democracia chilena, que habría pasado a ser un ejemplo para América Latina. La mera aceptación del proyecto de exclusión de Estados Unidos de dicha organización, es la expresión misma de la demagogia latinoamericana del antiimperialismo.

El realismo de esa confusión ideológica, implica la aceptación del ideario de Lenín expuesto en su “Imperialismo Etapa Superior del Capitalismo”, y consecuentemente, la ignorancia de los principios ético-políticos que lograron la libertad y la creación de riqueza por primera vez en la historia. En ese sentido, debo destacar que la realidad que definió la historia de América Latina, tuvo su excepción en la Argentina. Lamentablemente en la actualidad la política nacional, en sus distintas vertientes se empeña en desconocer el éxito logrado por Argentina a partir de su constitución de 1853, basada en los principios liberales. Así se adelantó a Europa, saliendo de la Edad Media (Religión o muerte) y pasando a ser el séptimo país del mundo en los primeros años del siglo XX.

Fue esa época en que los padres fundadores de aquel proyecto, reconocían los principios que dieron origen a la libertad. Así Juan Bautista Alberdi, el inspirador y creador de la Constitución Nacional Argentina escribió:”Mi convicción es que sin Inglaterra y Estados Unidos la libertad desaparecería en este siglo”, Y Sarmiento, segundo presidente de la Argentina libre después de Caseros y que realizara el proyecto de educación que redujo el analfabetismo en el país del 80% en 1853 al 25% a principios del siglo dijo: “Solo la Inglaterra y los Estados Unidos tienen instituciones fundamentales que ofrecer como modelo al mundo Futuro”.

No obstante, esta realidad incontrastable de la historia argentina, en los considerandos del decreto de creación del instituto para la revisión de la historia argentina y latinoamericana Manuel Dorrego se dice: “No se abarcará en exclusividad a la figura del mártir de Navarro, sino a la reivindicación de todas y todos aquellos que, como él, defendieron el ideario nacional y popular ante el embate liberal y extranjerizante…” O sea que se pretende denigrar el sistema ético-político que permitiera la libertad en el mundo y definió la grandeza argentina. Y recordemos que de no haber sido por Estados Unidos, seríamos nazis o comunistas.

Además de pretender rescatar la figura de Rosas, el decreto prevé conocer la vida y obra de los personajes que considera los exponentes del ideario nacional y popular, entre los que se encuentran Luis Alberto Herrera, Simón Bolívar y José Martí. Entonces comencemos por rescatar el pensamiento del primero de ellos que en su obra magna “La Revolución Francesa y Sur América” publicada a principios del siglo XX, no solo denostó los efectos nefastos de la Revolución Francesa en Sur América sino que rescató los principios fundamentales de la creación de los Estados Unidos, y al respecto escribió: “Desde los orígenes, Estados Unidos se levanta con magnitudes de astro… Todas las advertencias de la sensatez imponían, en cambio, la copia discreta del modelo americano… Hasta tuvimos la ventaja accidental de que el norte, adelantándose en el esfuerzo viril, nos ofreciera a la vista cultivo de felices experiencias.” También rescata el pensamiento de Alberdi de gobernar es poblar, y recordemos que también había considerado a Moreno el corifeo de Rousseau.

Dado que Bolívar es también rescatado como prócer, pasemos a su pensamiento político que expuso en su discurso ante el Congreso de Angostura y en carta al gobernador de Barinas y así dijo: “Jamás la división de poder ha establecido y perpetuado gobiernos. Sólo su concentración ha infundido respeto a una nación y no he liberado a Venezuela sino para representar ese mismo sistema”. Y con respecto a Esparta y Atenas escribió:” Solón ha desengañado al mundo… Pisistrato usurpados y tirano fue más saludable para Atenas que sus leyes”. Supongo que ese es el pensamiento que priva en el socialismo del Siglo XXI, y Castro sería el Pisistrato de América Latina.

Fue en función de la constatación de ese liderazgo despótico que prevalecía que ya Sarmiento tomó conciencia del mismo y así consideró que la dictadura había empezado en Venezuela y continuado con Rosas en Argentina. Y consciente de la realidad de la experiencia americana, escribió en sus “Comentarios de la Constitución” “Ahora bien nuestro país se constituye bajo el sistema federal…resulta necesariamente que toda la labor de aquella sociedad, que toda su ciencia y experiencia viene a la par de la constitución a servir de apoyo a la nuestra” Por tanto Sarmiento al rescatar los principios de la libertad sería un extranjerizante. Pero fue esa extranjerización la que hizo de Argentina un ejemplo para el mundo., que se perdió cuando llegó el movimiento nacional y popular hasta nuestros días.

Dado que Cuba parece representar un papel fundamental en el CELAC permítanme rescatar el pensamiento de un cubano ilustre que fuera el Padre Félix Varela que igualmente tomando conciencia de la realidad americana escribió: “Si el ejercicio de la soberanía del pueblo no conoce límites, sus representantes, que se consideran con toda ella, podrán erigirse en unos déspotas y a veces el interés rastrero de un partido formaría la desgracia de la nación… Jamás lo que es injusto será justo, porque muchos lo quieran”. En las anteriores palabras se recoge el principio fundamental del Rule of Law que tal como lo expuso Madison las mayorías no tienen el derecho de violar los derechos de las minorías y por tanto se requiere el límite al poder político y el respeto por los derechos individuales. Evidentemente estos principios son los opuestos a la creación del CELAC y por supuesto los que rigen el revisionismo histórico argentino. Lamentablemente el presidente Obama en su reciente discurso avanza sobre la demagogia de exponer la inequidad del ingreso en Estados Unidos. Parecería que se está ganando un puesto en el CELAC. Perdón por las citas pero yo creo en las ideas que transformaron al mundo.

Vía lanuevanación.com

No hay comentarios.: