¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

lunes, noviembre 14, 2011

ARISTOTELES: LEVANTATE Y ANDA


Por Armando Ribas

“Lo importante es, no nivelar las propiedades sino nivelar las pasiones, y esta igualdad resulta de la educación”.

Aristóteles

En 1937 Ortega y Gasset publicó: “La Rebelión de las Masas”. Algunas de sus conclusiones no las comparto, pero aun recuerdo que respecto a su análisis de Estados Unidos tuvo la grandeza de reconocer sus errores públicamente. Dicha obra tiene un capítulo titulado El Mayor Peligro el Estado” que puede ser considerado como una predicción indubitable de los acontecimientos que se perciben hoy en nuestro mundo occidental y cristiano.

Permítanme citar algunas de sus observaciones que tienen una vigencia tal, que puede considerarse que Ortega tenía la bola de cristal. Así dice: “La sociedad para vivir mejor crea como utensilio al Estado. Luego el Estado se sobrepone y la sociedad tiene que vivir para el Estado…La burocratización de la vida produce la mengua absoluta en todos los órdenes, la riqueza disminuye y las mujeres paren poco”.Las anteriores palabras son una explicación apriorística de la situación en la Unión Europea. Así podemos ver que la evolución de la economía europea muestra una relación inversa entre el aumento del gasto público y el crecimiento económico en el período 1960-2010. Asimismo puede observarse que en ese período la tasa de crecimiento de la población en los principales países de Europa se redujo a menos del 1% por año. Y pareciera que en los últimos años el crecimiento poblacional de esos países se ha debido a la inmigración aparentemente no deseada.

Puedo decir que la actual crisis europea muestra a las claras la validez de las predicciones de Ortega y Gasset respecto al proceso de estatización y así escribió:” Este es el mayor peligro que hoy amenaza a la civilización, la estatización de la vida, el intervencionismo del estado, la absorción de toda espontaneidad social por el Estado; es decir la anulación de la espontaneidad histórica, que en definitiva sostiene, nutre y empuja los destinos humanos”. Un ejemplo por antonomasia es el caso de Grecia, donde según las últimas noticias, la burocracia alcanza tal nivel que algunos empleados ni van a trabajar pues carecen de oficinas.

Ante el realismo del anterior análisis, no puede sorprender que el país que cambió la historia del mundo reconoció ab initio la falacia del concepto del Estado, tomando conciencia de que el gobierno está formado por hombres, que como tales son falibles. En otras palabras el excepcionalismo de los americanos no surgió de su raza y religión sino de la conciencia del carácter de la naturaleza humana. Ese sistema político reconocido como el Rule of Law, al que Marx denominara capitalismo, surge de una concepción biológica, ética y consecuentemente política y jurídica. Los principios en que se basara ese sistema fueron reconocidos inicialmente en Inglaterra a partir de la Glorious Revolution de 1688 cuando se pusieron límites a las prerrogativas del rey.

No obstante estas realidades de las determinantes de la crisis europea, el mundo pretende culpar al capitalismo por la misma. En un reciente artículo de The Economist hace referencia a esta evidente contradicción y al respecto dice: “La social democracia europea prometió a los votantes beneficios que ya las sociedades no pueden proporcionar” Asimismo reconoce que la crisis inmobiliaria americana surgió en un mercado libre distorsionado por el gobierno. (SIC) Lamentablemente está visto que la demagogia impera y de ella resultan los indignados en Europa y en Estados Unidos y hasta el presidente Obama descalifica a Wall Street.

Como he repetido hasta el cansancio, el socialismo fue la denominación que le diera el Iluminismo a la demagogia. Por ello me permito rogar: Aristóteles levántate y anda. Así recordemos lo que dijera en La Política: “Tan pronto como el pueblo es monarca (Gobierno de uno) pretende actuar como tal porque sacude el yugo de la ley, y desde entonces los aduladores del pueblo tienen un gran partido (peronista)… Que los pobres porque están en mayoría podrán repartirse los bienes de los ricos y esto no será una injusticia porque el soberano de derecho propio haya decidido que no lo es. Horrible iniquidad”.

Ya Jeffersson se había percatado de esta realidad y así dijo:
“Un despotismo electivo no es el gobierno por el que luchamos. Y así fue que en esa línea Madison determinara que las mayorías no tenían el derecho de violar los derechos de las minorías. Y en reconocimiento de la naturaleza humana prevé la limitación del poder político en defensa de los derechos individuales a la vida, la libertad, la propiedad y el derecho a la búsqueda de la propia felicidad. Y respecto a este último derecho sepamos que cuando es el gobierno el encargado de darle la felicidad a los pueblos se quedan con ella. Esa es la gran diferencia entre el rule of law y la democracia mayoritaria que como se recordará trajo a Hitler.

En esa misma línea de pensamiento debo decir que cuando las necesidades generan derechos, se violan los derechos de los que satisfacen las necesidades. En otras palabras desaparece la creación de riqueza, como había previsto Ortega. Así la consecuencia es que son mayores necesidades del pueblo y más riqueza de la nueva clase. Pregúntenle a Fidel las necesidades que tiene o inclusive a Chávez. Por supuesto en virtud de la primavera árabe se pretende ignorar el más que dramático trágico de los crímenes cometidos durante 52 años en Cuba por el gobierno de Fidel Castro.

Hoy afortunadamente le acaban de otorgar el Premio Nobel de Economía a dos economistas que Oh milagro de la historia descubrieron que la economía depende de la política. En otras palabras que el mercado no es una entelequia universal, sino el resultado del ejercicio de los derechos individuales. De aquí la falacia de usar el pecado de codicia para denigrar el sistema que creara riquezas por primera vez en la historia. Por tanto se olvida que la voluntad general (Russeau) a través de la soberanía del Estado ha sido a través de la historia y sigue siendo el mayor pecado de codicia y de avaricia. Pues “el poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente”(Lord Acton).

Ilumínalos Señor ilumínalos. Y recuerdo que a poco tiempo en la Habana de la Revolución del Melón- verde por fuera y roja por dentro- se decía elimínalos Señor elimínalos. Pero el Señor no fue condescendiente con los cubanos. Por tanto esperemos y confiemos que Aristóteles y Ortega nos iluminen y reconozcamos que el llanto socialista por los pobres es hoy el mayor instrumento para hacerse rico desde el poder a través del Estado.

Vía lanuevanación.com

No hay comentarios.: