¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

viernes, octubre 21, 2011

UNAS LíNEAS SOBRE LA SITUACIóN CUBANA


Por José Sánchez-Boudy

Para no fracasar, no sólo con el comunismo sino en cualquier situación, hay que conocer al contrario. Por eso yo me indigno cuando gente que analiza el problema cubano cree que puede haber arreglo con un comunista. Kennedy, al que le decían Presidente de Estados Unidos, cuando es causante de la caída vertiginosa en el plano del liderazgo mundial de este país, este llamado Presidente erróneamente, es el culpable de todo lo que está pasando actualmente en el mundo; es el culpable del deterioro total de la política de estos momentos de esta gran nación que manda un mensaje a Cuba como acabamos de ver, ofreciendo su Presidente villas y castillos. Ya saben la noticia; le iban a dar A Fidel a uno de los espías; le iban a dar tantos beneficios que lo iban a apuntalar más de lo que ya han hecho con su torpe política exterior. A uno de los grandes asesinos que ha dado la humanidad, igual que aquellos bárbaros que tomaban prisioneros en la guerra, lo maniataban de pies y manos, abrían un hueco en la tierra cuando el sol era más inclemente, le cubrían la cabeza y el cuerpo de miel cuando alrededor de éste había miles de hormigas que lamiendo la miel torturaban al pobre caído y acababan con su vida. Esto es el comunismo.

No hay que discutir sobre el problema de la visita de Pablo Milanés, el trovador. Ese es un comunista cien por ciento, y si usted no lo sabe es que no conoce las entrañas del monstruo. Ese hombre, como las orquestas y como otros que salen a hablar flores del régimen los han preparado meticulosamente para el engaño, y para ocultar el horrible crimen que unos despiadados cometen en Cuba, o en Cambodia, donde acabaron casi con la población, o en China, donde no dejaron a un terrateniente vivo. El comunista está tan bien preparado que le enseñan respuestas para todo, y le enseñan lo que hemos visto en Milanés, que cuando llegó a Cuba ya estaba la orquesta lista para tocar y empezaron a criticarlo por lo que hizo en su viaje a Miami, fingiendo que él no era comunista, y de esa manera hacer ver que en Cuba hay libertad de expresión. ¿Cómo se puede cree en gente respaldada por los comunistas? ¿Cómo se les puede abrir los brazos, si cuando a usted le llegue la hora éste es el que va a liquidarlos a usted y a su familia? La única solución para nuestra patria es liquidar de raíz al comunismo y volver a llevar a ella la democracia y la lucha por la libertad que hizo un pueblo luchando contra España, y cuyo santo de corazón, el Padre Varela, forjó en él que la libertad hay que conquistarla, como dijo Martí, y que cuando no se tiene patria no se tiene nada.



Un amigo muy querido, que padece una enfermedad que lo puede llevar pronto a la tumba, me decía “Pepito, el médico me dijo que no me salvaré, y yo estoy llorando, no porque me muero sino porque expiro fuera de la patria, y yo quiero morir en Cuba y que me lleven al cementerio dentro de una palma, y pongan sobre mi tumba varias de ellas, y al lado las flores que tenía mi madre en su jardín. El peor de los castigos es morir fuera de la patria y que tus cenizas no reposen bajo tu cielo azul y tu lucero del alba”. Mi amigo es poeta, y la patria, como a todos nosotros, nos hizo mambises. Y éstos, y los que como Plácido murieron por la patria, como todos los que han dado la vida por liquidar al comunismo. Con el comunismo: ¡Fuego!, no los brazos abiertos. El crimen no puede ser lema de nadie de la patria cubana.

Bill Richardson, el amigo de los Castro, pensó que le iban a entregar a Alan Gross, y no dejaron que lo viera, porque este ingenuo demócrata no conoce cómo funciona el comunismo, no se da cuenta que siempre lo utilizaron, y ahora que ya no les sirve lo echan a la basura, y lo ridiculizan. Ahora Bill Richarson se siente incómodo con el régimen, pero ya es muy tarde.

El cubano de allá no ha asimilado el comunismo, a pesar de haberlo padecido. Por eso vemos hoy en día, y lo sentimos, como las entrañas de nuestra tierra vibran y las han horadado por completo. Lo que se ve por el Oriente, donde los pueblos se han rebelado contra las dictaduras como en Siria, como en Libia, etc. ha de ocurrir en Cuba, donde el comunismo irá abajo muy pronto, para el bien de todos.

Y algo más que les diré en el próximo artículo: se ha estudiado a cabalidad a través de los tiempos, por los italianos, alemanes, españoles, en fin, por muchos grandes médicos y penalistas, que los movimientos como el de Libia, Siria y Egipto, por ejemplo, cuando se presentan se repiten a través del globo. Y en las entrañas de Cuba, y ya en todas partes, se oye gritar: ¡Viva Cuba Libre! Les explicaré próximamente.

Vía diariolasamericas.com

No hay comentarios.: