¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

jueves, octubre 13, 2011

TODOS HABLAMOS MAL EL ESPAñOL

Por Emilio Martínez Paula

En algunos de sus artículos mi tocayo Emilio Bernal Labrada, purista de la lengua, señaló que muchas personas dicen: -Voy a comprar un aire acondicionado. Cuando lo que quieren comprar es un acondicionador de aire, pues aire acondicionado no se vende en una tienda como se vende una libra de papas o frijoles. Lo que se vende son aparatos para acondicionar el aire para refrescarnos en los días de intenso calor. Es evidente que algunas palabras y reunión de palabras que expresan un pensamiento quedan detenidas en el habla coloquial y muchas veces decimos cosas que si las analizamos es lo contrario de lo que queremos decir.

-----------------------------------------------------------------------------

Así mismo escuchamos enciende el televisor, o apaga el televisor. Prende la luz o apaga la luz. Prende la cocina o apaga la cocina. Tranca la puerta o cierra la puerta. Todas estas formas de expresar una idea no responden con exactitud a lo que queremos decir. Encender quiere decir hacer que una cosa arda, prender fuego. Claro que encender ahora se usa, por costumbre, para hacer que pase la electricidad a un aparato y que comience a funcionar: enciende la luz, enciende el televisor. Pero prende la luz se decía en los tiempos que se encendían las velas o lámparas, instrumento que sirve para producir luz. Una lámpara de "luz brillante", así se le llamaba a las que tenían como combustible el kerosén.

Tranca la puerta se escucha algunas veces, y es una expresión de los tiempos ya un tanto lejanos cuando a las puertas se les ponía una tranca que el diccionario define como palo grueso y fuerte que se usaba para asegurar puertas y ventanas cerradas. No sé si podemos definir mejor cómo se coloca la tranca. Para que la puerta o ventana quede bien cerrada la tranca debe estar bien cerca de la puerta y sostenida por dos piezas de metal que se ponen a cada lado y que sostienen la tranca.

También podemos observar que una palabra sobrepasa los siglos: Pluma. Cuando en la antigüedad se llamaba pluma al adminículo que servía para escribir, no era una metáfora porque era realmente una pluma de ave que mojaban en la tinta. Un buen día se inventó un sustituto metálico que por inercia siguió llamándose pluma. Con el tiempo se fabricó una pluma que en su propio mango contenía la tinta, para que el escribiente no tuviera a cada rato que meter la pluma en el tintero. Y mucho menos tener que andar cargando con el tintero. Los ingleses la llamaron pluma fuente (fountain pen). Mejor, una pluma de fuente, en español.

Ahora, tras este nada original repaso, pero sin duda que ayuda a resolver dudas, pasemos a las palabras que significan algo en un país y lo contrario en otro. Bernard Shaw decía que los Estados Unidos e Inglaterra eran dos países separados por un mismo idioma.

También pudiéramos decir que los países de lengua española en ciertas ocasiones están separados por un mismo idioma. Hay palabras que en un sitio son inocentes y en otras es peligroso pronunciarlas. En Puerto Rico bicho alude al sexo masculino, en Cuba define al individuo que es "muy listo", aunque no muy confiable. En La Habana papaya alude al sexo femenino, por eso los habaneros dicen fruta bomba. Los de Santiago de Cuba, papaya, sin segundas intenciones. En Puerto Rico decirle a un hombre que es un cabrón termina en un duelo a muerte, pues se dice del hombre al que su mujer engaña con otro. En Cuba: el tipo es un cabroncito de la vida es un vive bien sin tener en cuenta la moral. Cabrón es el que sabe que su mujer lo engaña y lo soporta por conveniencia. En Colombia un berraco es un hombre que se enfrenta a cualquier cosa o aguanta valientemente, capaz, dotado de valiosas cualidades, también se aplica cuando una persona está brava o enfadada, en Cuba por el contrario se dice ¡El tipo es un berraco! Es deir un idiota, un incapacitado.

Pato en Cuba es homosexual, Guanajo equivale a idiota. Peligroso es el verbo coger. Se coge el autobús, se coge cualquier cosa. Pero no es lo mismo en Buenos Aires, allí hay que usar el verbo agarrar. Lo mismo pasa en, México, Guatemala, Nicaragua, Perú, Venezuela, Cuba. Hay algunos sustantivos que deben emplearse con cuidado, Picha, en España y Cuba. Concha, tradicional nombre de mujer no debe usarse en los países del Río de la Plata. Si una Conchita va a Buenos Aires mejor que se llame Consuelo. Y terminamos con la palabra huevos, dejando docenas de mencionar, donde en algunos países resulta obscena. Prefieren decir blanquillos. Bueno dejemos de hablar de estos tabúes lingüísticos, tal vez en otra ocasión podemos hablar de cosas más interesantes.

Vía lainformación.us

No hay comentarios.: