¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

lunes, octubre 17, 2011

¿SORPRESA POR LA MUERTE DE LAURA POLLáN?


Por Esteban Fernández

Apoyo todas las reacciones negativas ante la muerte de Laura Pollán. Con la única que estoy en desacuerdo es con la de SORPRESA porque la dejaron morir o la mataron.

¿Contra quiénes creen que estamos luchando en una guerra desigual desde hace más de 52 años? ¿Contra los Boy Scouts de América? No, mis amigos: esta contienda es contra la pandilla de hijos de perras y asesinos más grande del mundo.

Son matarifes adoctrinados hasta sus médulas. Sofisticados en la maldad, en el engaño, y en la infiltración. Los que ellos consideren adversarios no pueden ni coger una neumonía porque les dificultan hasta conseguir una penicilina.

Aquello es -en la forma en que se plantea- una lucha de león contra mono amarrado. Es como si en el medio de una jungla llegan unos niños recién nacidos gateando y sé ponen a molestar a una manada de tigres hambrientos y sedientos de sangre humana.

Sinceramente, los que discrepan del régimen públicamente deben huirle hasta a que un quiropedista del Ministerio del Interior trate de curarle un juanete. Hay mucha gente, aquí y allá, que no acaba de entender y asimilar la intrínseca maldad de los hermanos Castro y sus perros de presa.

Pregúntenle a Cary Roque, a Iliana Curra, a Alicia del Busto, y a todas las ex presas políticas, las barbaridades que cometieron con ellas. Los esbirros siempre han estado jugando “al duro y sin guante” y muchos creen que por las buenas se puede combatir aquello. Y los bárbaros son tan desmadrados que no quieren aceptar ni ese modo de discrepar. Ni aunque sea pacífico.

En mi humilde opinión a Laura Pollán la quitaron de en medio. Porque esta cubana ya les estaba cayendo mal a ellos. Prácticamente yo puedo imaginarme perfectamente a Fidel y a Raúl Castro gritando: “¡Déjensela que se muera, y si pueden acelerar su muerte mejor!”…

O ¿es que hay alguien tan estúpido en el planeta tierra que cree que la asistencia médica que le dieron a Laura Pollán es parecida a la que recibieron Fidel Castro y Hugo Chávez?…

Yo les aseguro y les juro que si Mariela Castro Espín o Dalia Soto del Valle hubieran tenido exactamente las mismas enfermedades que Laura Pollán estuvieran vivitas y coleando. A las dos semanas hubieran salido del CIMEQ rozagantes y saludables.

La tiranía castrista ha sido desastrosa para la nación cubana, ha fracasado en todo, pero ha perfeccionado la maquinaria trituradora de seres humanos. Te captan, te neutralizan, te asustan o te trituran. Y tal parece que a Laura no pudieron captarla ni neutralizarla ni acobardarla, y tampoco consiguieron desterrarla, pues entonces utilizaron la opción que más resultados les ha dado: acabar con ella.

Y encima de todo yo considero que fue tremenda injusticia la que hicieron con Laura Pollán. Porque esta dama no estaba poniendo petardos en La Habana, ni matando milicianos en emboscadas, ni nada parecido. Sólo protestaba serenamente caminado por las calles rumbo a la Iglesia. Fíjense lo que les voy a decir: si a mí me asesinan, me ponen una bomba en el carro como le hicieron a Rolando Masferrer, sería un crimen PERO NO UNA INJUSTICIA. Porque si yo tuviera un chance barría del mapa a los castristas. Por lo tanto, si ellos lo hacen conmigo que nadie se queje. Pero con esta señora si que ha sido una barbaridad lo que han hecho.

Que sirva esta salvajada para que todos los que no lo sabían que se enteren, que acaben de reconocer y entender que el régimen castrista es el más perverso del Orbe. Y que los asesinos no solamente son unos matones profesionales sino que también son siquiatras, médicos, enfermeros y de cuanto el diablo creó en Cuba. Entre esa gentuza no hay Juramento de Hipócrates sino miedo a Fidel. Y el día en que Cuba sea libre tenemos que esclarecer el asesinato de Laura Pollán entre miles más… .

(Amabilidad del autor).

Vía zoévaldés.net

No hay comentarios.: