¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

lunes, octubre 10, 2011

SIN LIBRE EMPRESA NO HAY LIBERTAD POLíTICA


El marxismo-leninismo es fundamentalmente enemigo acérrimo de la economía de mercado, o sea, de la libre empresa. Y esto ocurre porque el marxismo, para lograr imponer su dictadura que degenera en tiranía absoluta, necesita que no haya libertad económica y que solamente el estado omnipotente sea el que decida el sistema de vida de la sociedad. Si ese sistema de vida se desenvuelve dentro de los conceptos y normas de la libre empresa, sean cuales fuesen sus defectos, el pueblo, con sus dirigentes a la cabeza, está en condiciones de poder determinar, aun en medio de dificultades, gran parte de su vida.

Cualquier programa político en el cual asome la intención que restrinja o anule la libertad de empresa debe ser considerado como enemigo de la libertad política. De esa libertad política dentro de la cual la comunidad se desenvuelve en condiciones de elegir el destino nacional, aunque no siempre se pueda lograr este propósito en forma absoluta. Hay que tener, pues, mucho cuidado para advertir a tiempo en cualquier país, antes de que sea demasiado tarde, el propósito aniquilador de la libertad de empresa, de la economía de mercado, en el sentido de frenar los ímpetus de los que quieren que el estado sea dueño de vidas y haciendas que corresponden a los particulares. Ahora se están viendo protestas en New York contra el sistema capitalista y de libre empresa producto, posiblemente, del descontento generalizado por la crisis económica mundial. Esta situación merece ser vigilada.



Un estado con poderes absolutos siempre está dominado por una dictadura totalitaria dentro de la cual la iniciativa privada en todas sus manifestaciones, desde la escuela hasta el comercio, incluyendo la vida religiosa, está subordinada a las “franquicias” que otorga el estado de acuerdo con sus conveniencias. Y esas conveniencias son las que representan la ideología y el capricho de la clase gobernante que dispone de todos los recursos del poder público para imponer su voluntad y aniquilar los derechos individuales y colectivos que son fundamentales para una sociedad democrática.

Los que no están familiarizados con la doctrina y métodos marxistas, abiertos o solapados, están expuestos en alto grado a ser reducidos a la condición de vasallos de un estado materialista dentro del cual los derechos humanos, la libertad política y la vida social, cultural y religiosa, son agredidos por el autoritarismo marxista-leninista. Y hay que tener mucho cuidado en saber identificar la conspiración y la maniobra comunistas, porque sus artífices disponen de grandes recursos dialécticos para engañar.

Vía diariolasmericas.com

No hay comentarios.: