¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

domingo, octubre 16, 2011

LA BATALLA DE YORKTOWN Y LA INDEPENDENCIA AMERICANA

Nota del Editor: Se dice con base en datos fidedignos que muchas de las armas utilizadas en la Batalla de Yorktown fueron adquiridas con fondos proporcionados por familias acaudaladas de La Habana que simpatizaban con la independencia de los Estados Unidos. Para detalles sugiero visiten la brillante conferencia pronunciada en la Universidad de Alabama por el historiador cubano Dr. Salvador Larrua Guedes, bajo el titulo de Ayuda de España y Cuba a la Independencia de los Estados Unidos.

A CONTINUACIÓN UNA APRETADA SÍNTESIS DE LA BATALLA

La batalla de Yorktown tuvo lugar durante la guerra de Independencia de los Estados Unidos de América entre el 26 de septiembre y el 19 de octubre de 1781. Enfrentó a los insurgentes continentales y a sus aliados franceses, tanto los enviados oficialmente al mando del conde de Rochambeau como los voluntarios del marqués de La Fayette, a los británicos al mando de lord Cornwallis

Contexto

Cuando los generales Rochambeau y Washington se encuentran en Wethersfield, Connecticut, el 22 de mayo de 1781 para decidir la estrategia a adoptar respecto de los británicos, tienen intención de avanzar hacia Nueva York, ocupada por 10.000 hombres al mando de Henry Clinton, el comandante británico de mayor graduación.

Durante este tiempo, le llegó al general Lafayette la información de que lord Cornwallis había tomado posiciones en Yorktown, en Virginia cerca del río York. Antes de volver a caer sobre la campiña virginiana, Cornwallis acampaba con sus 7.500 hombres en las colonias del sur, de las que ocupaba una buena parte, aunque tuvo que abandonar sus posiciones para reavituallarse y permitir a sus soldados recuperar fuerzas en Yorktown, ya que sus efectivos habían menguado notablemente en razón de la campaña que Nathanael Greene había sostenido sin descanso contra sus tropas desde dos años atrás. Clinton deseaba también este movimiento hacia Yorktown para que las tropas pudiesen contactar con la Royal Navy.

Washington conoce la posición de los británicos en julio, y prevé reunir las tropas francesas y patriotas para llevarlas a Virginia, esperando que Cornwallis siga con sus tropas en Yorktown.

Respecto de las operaciones navales, Washington recibe la confirmación, el 14 de agosto, de que el almirante de Grasse, que hasta entonces se encontraba en las Antillas, estaba ahora fondeado en la bahía de Chesapeake con una potente flota de ochenta y ocho navíos.

La Batalla

La Batalla tuvo lugar en Yorktown, colonia de Virginia, asediada desde hacía varias semanas. Por un lado, tenemos a 8.000 británicos al mando de lord Charles Cornwallis, y por otro, a 9.000 insurgentes continentales, voluntarios de La Fayette, al mando del coronel Armand Tuffin, marqués de la Rouerie, y George Washington, así como 5.000 hombres del cuerpo expedicionario francés del conde Jean-Baptiste Donatien de Vimeur de Rochambeau (11.000 franceses en total).

La flota francesa sostiene el bloqueo del puerto de Yorktown, impidiendo cualquier operación británica de reavituallamiento por mar, mientras que tropas terrestres francesas y patriotas rodeaban la ciudad.

El ejército francés-insurgente asedia la ciudad tras haber tomado las fortificaciones y bastiones que debían defenderla. El general británico que mandaba las tropas sitiadas en Yorktown, lord Cornwallis, se rinde, pretendiendo encontrarse enfermo, y envía a uno de sus subordinados a entregar su espada a los vencedores.

Aunque no se suele hacer mención de ello, es importante resaltar la importancia de la ayuda española para el triunfo final de los insurgentes continentales. Los fondos y avituallamiento aportados por Francisco de Saavedra resultaron vitales para permitir a la flota francesa del almirante de Grasse trasladarse desde el Caribe, y permitir el triunfo final sobre los ingleses.

Los canadienses franceses en la Batalla de Yorktown
Varios canadienses de origen francés tomaron parte en la batalla de Yorktown. Así, por ejemplo, el mayor Clément Gosselin, Germain Dionne y varios otros combaten con La Fayette y Washington. La derrota británica lleva a 40.000 realistas al Quebec y a Nueva Escocia, que se unen a una población de 90.000 francófonos. Ello supondrá de hecho la creación del Canadá inglés.

Louis-Philippe de Vaudreuil, nieto de un gobernador de Nueva Francia, probablemente nacido él mismo en Nueva Francia, es almirante en la Marina francesa durante la batalla de Chesapeake ante Yorktown. Jacques Bedout, nacido en Quebec y por entonces teniente de fragata francés (más tarde contraalmirante), se encuentra por su parte en la fragata la Railleuse.

Vía lanuevanación.com

No hay comentarios.: