¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

jueves, octubre 06, 2011

LA AGENDA SECRETA DE UNIVISIÓN


Por Diego Trinidad, Ph. D.

La nueva controversia entre el Senador republicano de la Florida Marco Rubio y la Cadena noticiosa Univisión no es nada nuevo. Desde el pasado domingo octubre 1, cuando tanto The Miami Herald como El Nuevo Herald (irónicamente los dos diarios son socios de Univisión en cobertura de noticias) reportaron un posible intento de presionar al Senador Rubio para que apareciera en el programa “Al Punto”, conducido por el periodista de Univisión Jorge Ramos. Univisión, de acuerdo con la oficina de Rubio, ofreció no reportar una “noticia” (noticia ya reportada desde 2006) del involucramiento en un caso menor de drogas del cuñado del Senador, a cambio de la comparecencia de Rubio en Al Punto. (Univisión ha negado las acusaciones.) Jorge Ramos es un buen periodista quien ha demostrado su valor en varias entrevistas con controversiales personalidades. Se destaca una entrevista con Hugo Chávez hace algunos años donde, rodeado de militares chavistas, Ramos se mantuvo firme ante acusaciones del presidente venezolano que se hicieron amenazantes, sobre todo en el contexto de la situación. También se mostró combativo en entrevistas con los expresidentes mejicanos Salinas de Gortari y Zedillo. Pero Ramos es un notorio extremista en cuestiones de inmigración, y su intención casi seguro era “emboscar” al Senador Rubio en esa posible comparecencia en Al Punto, tratando de comprometer a Rubio por su oposición al propuesto proyecto de ley conocido como Dream Act, el cual Ramos fanáticamente apoya, ocultando los detalles que le conceden ciudadanía preferencial a los estudiantes ilegales que se supone ayudaría. Rubio apoya ciertas partes del Dream Act, pero no otras que las considera, correctamente, como una “amnistía”. Hasta aquí la nueva controversia, la cual, por cierto, hoy se agudizó, cuando cinco de los nueve principales candidatos republicanos, se negaron a participar en un debate auspiciado por Univisión a fines de enero si la Cadena no se disculpa por el quid pro quo de no reportar la “noticia” a cambio de la presencia de Rubio en Al Punto.

Pero Univisión, inexplicablemente, lleva tiempo tratando de perjudicar a Marco Rubio. El año pasado, en el primer debate entre los tres candidatos al escaño senatorial de la Florida abandonado por Mel Martínez, el demócrata Kendrik Meeks, el independiente gobernador de la Florida Charlie Crist y Marco Rubio, Univisión forzó a los tres candidatos a aceptar sus interpretes, a pesar de que Rubio habla español perfectamente. Pero en aras de ser “justos” (la palabra correcta en inglés “fair”, no tiene buena traducción al español), la Cadena consideró el bilingualismo de Rubio como una ventaja. Durante el debate, las preguntas de los entrevistadores Alina Mayo Azze y Mario Andrés Moreno, dos destacados presentadores de noticias de Univisión, a Marco Rubio fueron mucho más rígidas que a los otros dos candidatos, sobre todo en cuestiones de inmigración (cuando aquello estaba en las noticias la ley aprobada por la legislatura de Arizona que supuestamente “discriminaba” a los hispanos; una falsedad, ya que el propósito de la ley era el control de la criminalidad en la frontera). Los tres intérpretes contratados por Univisión demostraron una gran incompetencia en las traducciones, pero el intérprete de Rubio fue el peor y es difícil pensar que no lo hizo a propósito.



Indignado por el intento de Univisión de influenciar la elección (ya los ataques contra Rubio por su apoyo a la ley de Arizona eran públicos y notorios, sobre todos los de Jorge Ramos, María Elena Salinas y Andrés Oppenheimer), fui al programa radial de Alina Fernández(en la foto) en Univisión Radio (la cual me había invitado como analista a su programa muchas veces antes), y al de mi buen amigo Tomás García Fusté en Miami Latin TV a denunciar la manipulación de Univisión de la elección senatorial. Que yo sepa, fui el único analista local que acusó a la influyente Cadena por sus ataques contra Rubio. Lo cual tuvo consecuencias. Cuando Alina Fernández (quien no vio el debate por estar fuera de Miami) me preguntó por qué consideraba que Mayo Azze y Moreno, ambos cubanos y ambos bien considerados como periodistas objetivos, se habían mostrado parciales en contra de Rubio, contesté que no lo sabía, pero que quizás se habían tratado de congraciar con la gerencia. Inmediatamente Fernández me llamó la atención, diciendo que ya me había advertido antes que no emitiera ciertas opiniones “ofensivas” en su programa (se refería a una vez que llamé demente al candidato presidencial colombiano Mucus; lo cual es verdad). Yo le contesté que ella me invitaba a su programa como analista y eso era lo que estaba haciendo: analizar la noticia. Minutos después del programa, me llamó para protestar airadamente que la había perjudicado con Univisión y que quizás hasta pudiera ser demandado por Mayo Azze y Moreno por difamación. Pero ella, como casi todos los hispanos, incluyendo los cubanos, ignoran las leyes americana sobre el tema; yo no. En Estados Unidos, la verdad es una defensa absoluta contra acusaciones de difamación, y lo que dije fue solamente la verdad. En fin, nunca mas me invitó a su programa, el cual tengo entendido ha sido cancelado. Tampoco me han publicado desde entonces ninguno de mis artículos en Univisión Radio. ¿Será por casualidad?


Hoy la destacada analista política local Ana Navarro(foto de la izquierda), opina que Jorge Ramos, a quien llama su amigo, nada tuvo que ver en la presente controversia con Rubio. Lo dudo. En cuestiones de inmigración, Ramos no es ningún inocente. Una vez hace años, en la Feria del Libro después de verlo presentar uno de sus libros, le pregunté su opinión sobre el expresidentes mejicano Zedillo. Me contestó que no lo consideraba como un buen presidente (si lo fue, uno de los mejores). ¿Por qué? Porque le había mentido en una entrevista. De manera que la opinión “imparcial” de Ramos no era tan imparcial, sino que estaba influenciada porque Zedillo, según el, le había mentido. Ya he mencionado las opiniones extremas de Ramos sobre el tema de la inmigración y lo que el consideran la “discriminación” del partido republicano contra los hispanos; otra falsificación. María Elena Salinas es peor, mucho más estridente y parcial, ya que abiertamente apoya a los demócratas. El tercer “mosquetero”, Oppenheimer, sin embargo, me ha invitado dos veces a su programa de TV para hablar de la inmigración ilegal y la ley de Arizona. Aunque mi tiempo fue corto, pude exponer mis ideas. Lo cual no exime a Oppenheimer de sus extremas opiniones sobre el tema, las cuales sigue predicando, ahora hasta el punto de predecir la derrota republicana en las próximas elecciones presidenciales por la oposición de los hispanos a las políticas “racistas” del partido. No puede estar más equivocado. Pero sigue desinformando a sus lectores.

¿Pero cual es la agenda secreta de Univisión? Este es el tema del artículo, y es lo importante. Univisión comenzó como subsidiaria del Grupo Televisa, fundado en México por el multimillonario Emilio Azcárraga hace casi medio siglo. La Cadena primero tuvo una presencia importante en California, pero con los años, se ha convertido en la quinta cadena noticiosa más importante de EU, con acceso al 95% de la audiencia hispana en el país. Sus oficinas generales están en New York, pero en realidad funcionan desde sus estudios en Doral. Lo que no se conoce mucho es que Univisión ya no está controlada por millonarios mejicanos. Para los millonarios, en resumidas cuentas, lo principal son sus utilidades, no importa que el grupo original de Televisa estaba muy influenciado por las ideas izquierdistas de los inmigrantes españoles que llegaron al país después de la Guerra Civil en España, muchos de ellos comunistas. Pero los dueños de Televisa (y de Univisión) también eran “socios” del PRI, de manera que mientras eran dueños, no les interesaba mucho la ideología, sino las utilidades. Eso cambió en la década de los 1990s en California. Un siniestro personaje, egipcio de nacimiento, pero judío emigrante de Israel, Haim Saban, comenzó su involucramiento en la política estatal entonces. Cuando durante la reelección de Bill Clinton en 1996 se registraron mas de un millón de ilegales mejicanos y centroamericanos en California, lo cual cambió desde entonces la política del estado y le proporcionó un control permanente al partido demócrata en California, Saban contribuyó miles de dólares al partido y al registro de los ilegales. En 2006, fue más lejos. Compró la mayoría de las acciones de Univisión, y en 2008, aunque al principio apoyó a Hillary Clinton, luego contribuyó muchos milones más a la campaña del actual presidente.


¿Quién es Haim Saban?(Foto, a la izquierda) Nació en Egipto en 1944 y emigró con su familia a Israel en 1956. Expulsado de un colegio israelí por ser considerado “problemático”, vino a EU en la década de los 1980s y se hizo ciudadano americano. Músico profesional, pronto se inmiscuyó en el ambiente del mundo del entretenimiento de California y eventualmente se convirtió en productor de música y videos. El mismo se ha descrito como un “verdadero izquierdista” y sus políticas lo demuestran ampliamente. Entre 2001 y 2002, Saban donó en exceso de $10 millones de dólares al partido demócrata, lo cual lo convirtió en el donante pricipal en todo el país. Desde entonces, casi seguro ha contribuido muchos millones adicionales. Su fortuna se calcula por Forbes Magazine en $3.5 billones ($3500 millones en español) y se le considera el 115 hombre mas rico del mundo. Compró Univisión en 2006 por $13.5 billones. También tiene varias fundaciones caritativas que contribuyen millones a causas ultra izquierdistas, principalmente el Center for Middle East Policy, afiliado con el notorio Think Tank izquierdista Brookings Institution. Pero el peligro enorme que presenta Saban es su involucramiento con entidades extremistas colectivistas radicales como La Raza en California y UNO en Illinois, ambas grandes contribuyentes a la agenda de la Izquierda Eterna de dominar el poder en EU mediante el registro de inmigrantes ilegales y legales como “clientes” y dependientes del partido demócrata. Esto ya lo lograron en California y Illinois, y ahora quieren hacerlo en la Florida. Esa es la agenda secreta de Univisión. Lograr ese nuevo “sueño” de los colectivistas de la Izquierda Eterna. Transformar de una vez y para siempre este gran país y convertirlo en la Nueva Utopía de la Izquierda Eterna. Esta vez con el apoyo de millones de nuevos votantes hispanos a los que intentan engañar y manipular para que voten a favor de las políticas ruinosas del Estado de Beneficio.


Pero hay un gran problema. Nunca en 47 años observando la política americana, me he encontrado con un caso de torpeza tal como los esfuerzos de Univisión, primero de derrotar a Marco Rubio(en la foto) en la elección senatorial de 2010, y ahora con estos ridículos y maliciosos intentos de extorcionar y desprestigiar a Rubio. ¿No entienden los ejecutivos de Univisión que Marco Rubio es ya, ahora mismo, el político más poderoso de la Florida? ¿No entienden que pase lo que pase, lo tienen que tolerar y lidiar con él por cinco años mas? Esa torpeza solo se puede explicar por el extremismo ideológico de Haim Saban, para quien con sus multi billones, es más importante perseguir una agenda política radical como él siempre ha sido, que los millones que deje de ganar. Excepto que aquí en la Florida no es solo cuestión de dinero. La influencia de grupos ultrarradicales de la Izquierda Eterna en este estado ya está siendo fuertemente combatidos. Con un electorado bien informado, estos grupos no pueden lograr sus nefastos propósitos. Con Marco Rubio y su grupo de colaboradores como los representantes estatales López Cantero y Fresen, y la nueva estrella en Washington, el Congresista David Rivera (a quien Univisión también ha atacado injustificada, pero fútilmente), parece que estamos bien protegidos. Después de la elección de 2012, casi seguro lo estaremos más. Mientras tanto, es necesario hacer lo posible por minimizar la influencia local de Univisión. En esta causa, la victoria de la justicia y la libertad, está asegurada, por lo menos aquí en la Florida.

Vía nuevoacción.com

No hay comentarios.: