¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

domingo, octubre 23, 2011

EL DESCARO DE LOS COMUNISTAS Y LA HIPOCRESÍA Y COMPLICIDAD DE LA MEDIA LIBERAL


Por Aldo Rosado-Tuero

La captura y muerte del dictador libio Muhamar Gadafi ha puesto en evidencia no solo el inocultable descaro de los comunistas y toda la tiara de tiranuelos y aspirantes a dictadores del llamado Socialismo del Siglo XXI y sus “compañeros de viaje”, sino también la execrable hipocresía y la ya inocultable complicidad de la media liberal y los organismos internacionales, manejados por los mismos.

Todos se rasgan las vestiduras porque un grupo de rebeldes que luchaban contra el tirano que había sojuzgado al pueblo libio por más de 4 décadas, al capturarlo vivo, se hicieron justicia con su mano y lo mataron in situ, y ahora hasta quieren juzgar a los rebeldes y al joven de 18 años que hizo el primer disparo, mediante tribunales internacionales manejados por ese engendro del Nuevo Orden que busca instituir un Gobierno Mundia, que es la ONU.

Claro que lo ideal, jurídicamente hubiera sido juzgar al asesino de tantos libios y no libios durante su longeva tiranía ante los tribunals y que hubiera corridor la misma suerte y enfrentado el mismo fin que Saddam Hussein y el que debieran enfrentar todos los tiranos del mundo, encabezando la lista Fidel y Raúl Castro.

Pero lo comunistas que hoy claman a grito pelado, no tienen el menor ápice de moral para condenar esa muerte, pues ellos a través de la historia han cometido peores asesinatos que ese y se han vanagloriado de ello y considerado a los asesinos como unos héroes del proletariado y del comunismo.

La lista es tan larga, que no alcanzarían varias ediciones de Nuevo Acción para enumerarlas. Por lo tanto baste con tres ejemplos:



Los partisanos comunistas italianos mandados por Vittorio Vidale, asesinaron a Benito Mussolini y a Clareta Petacci, después de ser capturados y haberse rendido (foto de la izquierda, Plaza Loreto en Milán, 27 de abril de 1945). Lo hicieron a sangre fría sin el atenuante del fragor del combate e inhumanamente, sin tener en cuenta que la Pettaci era una mujer, después de asesinarlos, los ultrajaron y terminaron colgándolos por los pies, como cerdos, utilizando ganchos de carnicería y los exhibieron en la plaza pública.


Nadie habló nunca de que ese era un crimen de lesa humanidad y que se había cometido una ejecución extra judicial. Muy por el contrario los partisanos que participaron en el crimen fueron condecorados como héroes y reverenciados por la internacional del odio, en sus publicaciones como ejemplares comunistas a los que había que imitar.(A la izquierda, foto de los cadáveres ultrajados de Benito Mussolini y Clara Petacci. Díganme, hipócritas con cara de hormigón armado ¿Cúal es la diferencia entre este asesinato y el de Gadafi?

Santiago Carrillo, luego Presidente del Partido comunista español, héroe de los pobre del mundo y “defensor de los parias de la tierra”, ordenó asesinar a todos los detenidos en las cárceles de la república, ya casi al final de la Guerra Civil española, cuando ya el bando nacional tenía casi el triunfo asegurado. Vaciaron las cárceles y en menos de 4 días se fusilaron 4021 personas en Paracuellos del Jarama, entre ellos 237 ecleciásticos. La inmensa mayoría de los asesinados no eran combatientes y los combatientes que se asesinaron allí habían sido capturados o se habían rendido. Esta matanza se conoce como “La matanza de Paracuellos”. Carrillo está vivo, y a nadie se le ocurre hablar de ese horrendo crimen de lesa humanidad, ni de llevar a Carrillo a los tribunals internacionales, regenteados por la ONU.(Ver video abajo sobre esa horrible matanza)

Y para terminar, hablemos de las checas comunistas y anarquistas creadas durante la contienda entre los Nacionales y la República dominada por la rojería en España, que duró desde 1936 al 39. Esas checas mataban a sangre fría y sistemáticamente. Cada noche salían a buscar a sus casas a civiles fichados por ellos, como “fascistas”. Les daban los famosos “paseos” y al otro día aparecían en los cementerios. Otras veces sacaban de las cárceles a presos que ya habían sido juzgados y no habían sido condenados a muerte o a personas que no se habían juzgado y simplemente les pegaban un tiro en la nuca. Se mataban a no combatientes. La mayoría de los integrantes de las checas y sus instigadores y jefes, eran conocidos dirigentes izquierdistas, principalmente comunistas, trokzquistas y anarquistas. Nadie ha hablado nunca en la prensa comunista, ni en los grandes medios de la prensa liberal de esos horrendos crímenes de lesa humanidad; muy por el contrario, los que eso hacían siempre han sido venerados como ejemplares comunistas.(Ver video más abajo sobre las checas)

Otros tal vez callen, para no echarse encima a la jauría propagandística del odio de los seguidores de la hoz y el martillo y de los tontos útiles, yo no puedo observar en silencio tanta doble moral, que en realidad es inmoralidad y tanta hipocresía. Ahí está la historia para demostrar como se miente y se tergiversan los hechos a favor de los canallas marxistas.

Vía nuevoacción.com

No hay comentarios.: