¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

martes, octubre 25, 2011

CRECEN LLAMADAS A CUBA INTERCEPTADAS POR OPERADORAS "FANTASMAS"

A las dificultades técnicas habituales y los elevados costos de las llamadas, se suman las "voces" que se hacen pasar por la persona que uno llama o por un familiar y lo ponen a esperar para gastarle el dinero...



Espérese un momentico, yo se la pongo, asegura en tono casual una voz al otro lado de la línea telefónica. Desde Miami, Osvaldo Rodríguez espera hablar con su familia en Cuba.

“Yo pienso que es una persona de la casa que cogió el teléfono, porque las voces no las conozco. Y yo espero. A veces he estado en el teléfono nueve minutos y no me ponen con la persona. Después yo vuelvo a llamar y se cae la llamada y me vuelven a coger, se vuelve a caer la llamada y así.”

Tras varias horas de intentar, Rodríguez logra el contacto. “Cuando logro comunicarme con el teléfono al cual estoy llamando mis familiares me dicen: No, aquí no ha entrado ninguna llamada: no ha sonado el teléfono ni nadie ha cogido el teléfono, y yo estoy seguro que estoy llamando a ese teléfono.”

Hace un año Rodríguez no salía del asombro ante esta respuesta, pero hoy ya está acostumbrado, porque ha vivido esta experiencia más de 10 veces en los últimos 12 meses. “Le he puesto dinero al teléfono y prácticamente se me ha ido en las veces que he tratado de comunicarme,” asegura el entrevistado.

La misma historia pueden corroborarla otros cubanos residentes en el extranjero, quienes llaman con frecuencia a Cuba por motivos familiares y de trabajo, ya sea a teléfonos fijos o móviles.

Janisset Rivero, miembro del Directorio Democrático Cubano, en contacto con la oposición interna, declaró: “en nuestras llamadas hemos tenido dos tipos de interrupciones la que uno no se puede comunicar con el teléfono, te dicen incluso que ese teléfono no existe, y la interrupción en la cual sale alguien haciéndose pasar por la persona que uno llama o por un familiar y lo pone a uno a esperar para gastarle el dinero.”

“Es el gobierno, no puede ser otra persona porque es el dueño mayoritario de ETECSA. En Cuba no hay nada que se mueva que no esté controlado por el gobierno.”

Rivero asegura que esto ocurre de un 20 a un 30 por ciento de las veces que uno llama a la isla.

“Nosotros somos una organización no gubernamental y nuestro trabajo es monitorear la situación de los derechos humanos en Cuba, por eso llamamos diariamente. Todos los días pasa algo como eso, pero nosotros seguimos intentándolo. Cuando insistes logras la comunicación.”

Otro detalle curioso de estas interrupciones – precisa Rivero - consiste en el uso de operadores con acentos extranjeros. “A mí me han salido personas con acento argentino, centroamericano, además del cubano.” Otras fuentes reportan haber sido atendidos por personas con acento español.

“Yo sé que ellos a veces hacen pasar a oficiales de la Seguridad del Estado por personas que son de otros países,” precisa Maritza Lugo de la organización Plantados, con sede en Miami que hace un promedio de 20 llamadas diarias a Cuba.

La mayor cantidad de llamadas interceptadas se producen en la zona oriental y hay “días en que lo hacen constantemente”.

En momentos clave el gobierno controla los teléfonos de la oposición para impedir la comunicación con el exterior como cuando murió la dama de blanco Laura Pollán, “todos los teléfonos a los que llamamos ese viernes decían que no existían o que no podían recibir llamadas, normalmente no es así”.

Cada día mayor cantidad de personas experimentan la interrupción de llamadas, incluso aquellas que no tienen un interés político. A las dificultades técnicas habituales y los elevados costos de las llamadas a la isla, los cubanos deben ahora llenarse de paciencia y disponer de dinero adicional para sortear los obstáculos.

“Como ya yo les conozco la voz inmediatamente les cuelgo. A veces les digo alguna frase, como ustedes no se cansan de estar interrumpiendo o violando los derechos de las personas en Cuba, y les cuelgo inmediatamente, porque eso lo hacen para robar el fondo que se usa para llamar a los opositores en Cuba,” dice Lugo.

“Yo lo que hago para hablar con la persona que quiero es colgar rápido y volver a llamar, hasta que yo reconozco la voz,” propone Rivero.

Rodríguez por su parte, halló un método para evitar el malgasto de su tiempo y dinero: “Ahora lo que hago es esperar 5 timbrazos y si no me contesta pues cuelgo porque si no te van cobrando. Después espero una hora o dos y vuelvo a llamar.”

Vía martinoticias.com

No hay comentarios.: