¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

viernes, octubre 14, 2011

BASTA DE SECTARISMOS EN LAS FILAS DE LOS PATRIOTAS


Por Gabriel Astengo

¡¡Si no lo digo "reviento"!! Ya estamos cansados de las posiciones sectarias y del afán de protagonismo de algunas de nuestras organizaciones y sus dirigentes. Como dijera nuestro inolvidable amigo, ya desaparecido, el gran periodista Agustín Tamargo, es hora de llamar "al pan, pan y al vino, vino".

Es bien sabido por todos, que yo no sigo hombres, ni siquiera a organizaciones, solo sigo la idea de ver un día mi Patria libre de la tiranía que hoy la oprime. Soy libre como el aire, eso me da el derecho a no someter mis opiniones con respecto a nada, ni a nadie.

En estos momentos y para mi honor, solo soy miembro del "Presidio Político Histórico Cubano" y dentro de unos días volveré a ocupar un cargo dentro de su Ejecutivo, pero eso no me limita para conservar mi independencia de criterio. Pero bueno, vayamos al "grano".

Es sumamente ridículo que desde ahora, algunas personas estén haciendo "campañitas" presidenciales para uno u otro dirigente opositor, llámese este Biscet, Payá o Maseda.

La trayectoria histórica de un hombre termina cuando muere, nunca antes, y la Historia Universal ha dado suficientes pruebas de ello.

Lamentablemente, hay muchos que se "destiñen" al final del camino, por eso hay que ser pacientes y no poner "los huevos en una sola canasta", porque casi siempre "el que vive de ilusiones, muere de desengaños" y los apasionamientos ya nos han hecho acumular infinidad de experiencias bien desagradables sobre estos temas a lo largo de nuestra historia nacional.

El presidente de una Cuba libre lo escogerán los propios cubanos en democracia, en base a sus méritos y capacidades, pero nunca antes y mucho menos desde tierras lejanas. Hoy mismo, hay opositores dentro de Cuba, que están en las calles, reclamando con coraje sus derechos y también los nuestros, mientras otros, a pesar de una limpia ejecutoria de servicio a la Patria, se encuentran en estos momentos "dormidos en sus laureles", haciendo "comunicados providenciales" y a muy buena distancia de la brutal represión que ejerce la tiranía. Dolorosamente, esa es la verdad "monda y lironda".

Por otra parte, hay organizaciones que solo publican los arrestos y abusos en contra de sus miembros, pero ignoran las detenciones y golpizas que reciben otros hermanos, por parte de las fuerzas porristas y represivas del régimen. Esto es bochornoso y desohonesto. ¿O es que los hermanos de otras organizaciones que no sean las de ellos, no son también patriotas y cubanos? No he querido referirme a nadie en particular, para evitar divisiones, "pero al buen comprendedor, palabras sobran". Esperamos que estos hermanos de lucha, rectifiquen esa posición egocéntrica y sectaria. De lo contrario, si insisten en su equivocada actitud y como no tenemos "pelos en la lengua" para cantar verdades, "ni tejado de vidrio" que nos lo impida, los mencionaremos por sus nombres. Cuba, su lucha y su sacrificio, es de todos los buenos cubanos y no de un solo grupo.

Y para finalizar. Siempre hemos respetado las diferentes tácticas y estrategias utilizadas por los diversos grupos opositores dentro y fuera de Cuba y nuestras páginas son ejemplo de ello, ya que en ellas se respetan todas las posiciones de las diferentes vertientes, desde la llamada pacífica, hasta la beligerante, pasando por todas las gamas, siempre y cuando no sean coexistencialistas, ni complicitarias con la tiranía que esclaviza a nuestro pueblo. No obstante, sería de una imperdonable cobardía y deshonestidad, callar lo que pensamos sobre algunas convocatorias realizadas ultimamente.

Con todo respeto, no creemos que con fuegos artificiales desde el mar, ni pidiendo la intervención militar de la ONU en Cuba, por solo citar dos ejemplos, se resuelva el problema de nuestro país. El problema cubano solo se resolveró en las calles, pacífica o violentamente, pero en las calles, y creemos por nuestra parte, que ya basta de poner la otra mejilla para que las turbas porristas financiadas y alentadas por el régimen, continuen golpeando inmisericordemente a lo mejor de nuestro pueblo. Todo tiene un límite y ya se ha llegado a él. Es hora ya de seguir los ejemplos de Céspedes, Agramonte, Gómez, Maceo, Martí, Echeverría, Ramírez, Boitel, y tantos y tantos cubanos, que sin más salida al reclamo de sus derechos, convocaron y practicaron la guerra justa y necesaria. Para Cuba ya es hora.

Vía nuevoacción.com

No hay comentarios.: