¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

jueves, septiembre 29, 2011

SI...NO...QUIZAS....EL TIEMPO DIRA....

Guillén niega que sea simpatizante de Chávez.


El nuevo manager de los Marlins de Florida, equipo que milita en el béisbol profesional de la Liga Nacional, el venezolano Ozzie Guillén, sólo necesitó estar unas horas en Miami para que su llegada ya fuese politizada.

A penas había pasado una hora y media después de haber ofrecido su primera rueda de prensa, en la que el dueño de los Marlins, Jeffrey Loria, presentó a Guillén, y el expresivo manejador venezolano debió hablar de inmediato sobre el presidente de su país, Hugo Chávez.

Guillén, que llega a la capital del exilio cubano y donde también reside una importante colonia de venezolanos, tuvo que explicar cual era su pensar y posición en torno a la figura del mandatario de su país.

El nuevo manager de los Marlins, que a partir del próximo noviembre van a cambiar el nombre de Florida por el de Miami, negó el miércoles que sea simpatizante del presidente Chávez.

“No le digan eso a mi esposa, porque ella odia a ese hombre. Lo odia a muerte”, declaró Guillén. “¿Yo apoyé a Chávez?, si lo hice, ¿creen que sería manager de los Marlins?. Nunca apoyé a Chávez”, subrayó.

Chávez es impopular entre muchos venezolanos y cubanos que viven en Miami por sus excelentes relaciones con el gobierno comunista de Cuba.

Guillén señaló que nunca ha hablado con Chávez, pero de hecho, apareció dos veces en el programa radiofónico del presidente, en octubre del 2005, cuando el manager guió a los Medias Blancas de Chicago, su anterior equipo hasta el pasado lunes, al título de la Serie Mundial después de barrer 4-0 a los Astros de Houston.

En aquella época, Guillén, de 47 años, declaró, que a mucha gente no le agradaba el mandatario venezolano, pero consideró un honor hablar con él.

Guillén consiguió la ciudadanía estadounidense en el 2006 y se ha vuelto más crítico de Chávez en los años recientes.

“No es mi culpa que Chávez sea el presidente”, declaró Guillén el miércoles. “Yo no lo puse ahí... Tenemos lo que nos merecemos”.

Vía diariolasamericas.com

No hay comentarios.: