¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

viernes, septiembre 09, 2011

ENRIQUE ROS: EL INVESTIGADOR EXHAUSTIVO DE LA PATRIA CUBANA


Enrique Ros

Por José Sánchez-Boudy

Enrique Ros ha ido dejando, en una obra que nos deja ver las entrañas de la Cuba Eterna, la inmensidad de la Cuba que a base de pensamiento y coraje levantaron intelectuales y mambises. La patria de Varela, que nos inyectó que no se podía permitir en forma alguna que la patria estuviera sujeta al coloniaje. Para él ser Colonia es ser Esclavo. Léase su obra y se verá tanto en Cuba, como maestro, en Estados Unidos como patriota y sacerdote, la unión que tuvo con Cuba, y nunca la abandonó, como desterrado; en fin, como patriota ejemplar, para el cubano y para todo hombre sólo valía, como piedra angular de su vida, el disfrute total de la libertad y la lucha contra las manos que la evitaban. La lucha por la libertad brota de los libros de Enrique Ros. Veámoslo en este:

Sus libros indican asimismo, que están hechos de una investigación exhaustiva. Nada de demostrar solamente que se tiene gran conocimiento de la historia, sino encontrar en las entrañas de la misma de forma exhaustiva, hasta descubrir, como ha hecho, acciones vitales de su entraña, pensamientos vitales de la corteza, hasta descubrir todo lo que ha movido el acontecer. Su descubrimiento de los dos “Diarios” de Carlos Manuel de Céspedes indica la profundidad de este estudio histórico, que ha llevado a cabo, aportando nuevos hechos y connotaciones a la Historia Patria, Ros.

Tanto es así, tanta es la investigación que el historiador Enrique Ros ha hecho, que ahora, con sus libros, podemos descubrir aspectos vitales de nuestra historia, descubrir el por qué de los acontecimientos que llevaron al triunfo del comunismo en Cuba, como se atestigua en este nuevo libro de Enrique Ros sobre Vicente García, titulado “Vicente García, el Incomprendido”, un hombre al que en todos los tiempos se ha llamado traidor y se ha presentado como tal afirmándose en los libros de historia que “no peleó por la patria cubana”, levantándose en busca del poder contra ella. Se ha dicho por innumerables historiadores que Vicente García, el del estudio completo que nos presenta Ros, pidió la modificación de la Constitución, la destitución de Cisneros, que en 1875 se alzó pero se puso a prestarle auxilio a las tropas de Máximo Gómez en momentos dificilísimos de la guerra… En fin, ¿para qué seguir haciendo señalamientos?, basta con decir que logró –se afirma- socavar la guerra, que se alzó en armas contra la República y llegó al máximo durante los últimos años de la Guerra Grande, de Independencia. Y se advirtió que durante los últimos años Vicente García se convirtió en Presidente Militar. Oigan bien esto, porque si se estudia el problema de los golpes militares en Cuba se ha llegado por muchos, y se va a coincidir con ellos, que Vicente García destruyó el Derecho durante la contienda libertadora y puso en camino lo que vino después, en los alzamientos contra él durante la era republicana tienen mucho de su origen en la conducta contra el Derecho, valga la redundancia, de Vicente García. Muchos historiadores cubanos han puesto a Vicente García como un traidor, como es natural en su conducta, en la que se le achaca erróneamente, como ha demostrado hasta la saciedad este estudio histórico, profundísimo de Enrique Ros.

En un estudio exhaustivo, en el que se desentraña la historia en investigaciones totalizadoras las falsedades que se le han echado encima a Vicente García. Página tras página vemos –señala Ros- cómo peleó en todos lados oponiéndose, como es natural, a los que no han investigado los hechos, cosa muy común en los libros de historia pasada, cuando se olvidó por muchos la obra gigante de los historiadores cubanos, de los maestros de historia, de libros hechos a pulmón, como “Alma Mambisa” del maestro Villar y el del doctor Ibrahím Fernández, que estudiábamos en los Maristas, un tomito gigante para empezar a amar a la patria cubana como se trataba. Y se logró.

Vean estos estudios en el libro de Ros: El Camagüeyano Coronel Martín Castillo; El Mayor Vicente García peleando en Camagüey; el Coronel Martín Castillo, valiente camagüeyano subordinado a Vicente García. Ahí nos deja saber quien fue Vicente García: un patriota leal. Cito del libro: “Vicente García enviaba a sus hombres a pelear a las órdenes de militares tan distinguidos patriotas como Máximo Gómez e Ignacio Agramonte”.

La historia cubana cuenta con libros extraordinarios como: “Manual de Historia de Cuba”, de Ramiro Guerra, esa obra gigante que enseñó, en los años en que se publicó; los Tomos de Pepe Duarte que –como demuestra Enrique Ros- no se puede hacer historia sin investigar, y que en este sentido fue terrible que los historiadores cubanos de ayer no fueran ayudados por el Estado Cubano en sus investigaciones, la de Levi Marrero, etc., una obra que nos enorgullece. Este libro de Ros indica que Vicente García no fue un traidor, que se opuso a la tregua en la pelea. Es un estudio colosal.

Vía diariolasamericas.com

No hay comentarios.: