¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

lunes, agosto 15, 2011

MILES EN LA LISTA NEGRA DE LOS VIAJES A CUBA




Por Juan O. Tamayo

Melissa González, una adolescente de Tampa, quería visitar a su abuelo enfermo en Cuba. Pero su agencia de viajes le dijo que el gobierno cubano había rechazado su solicitud de permiso de viaje, sin dar más explicaciones.

Sin duda, dijo su padre, Jorge Luis González Tanquero, su permiso fue rechazado porque él es un ex preso político que pasó siete años y medio en la cárcel y ha seguido criticando duramente al gobierno cubano desde su llegada al sur de la Florida en febrero pasado.

Sea cual sea la razón, Melissa pertenece ahora al poco conocido grupo de cubanos que vive en el extranjero y a quienes La Habana les prohíbe visitar la isla -se estima que son entre 77,000 y 300,000- por razones que van desde su salida ilegal de Cuba hasta el activismo político.

El gobernante cubano Raúl Castro arrojó una luz indirecta sobre el tema la semana pasada, cuando declaró que su gobierno estaba trabajando en la “reformulación” de las regulaciones de migración que han estado en vigor durante largo tiempo “innecesariamente”.

“Damos este paso como una contribución al incremento de los vínculos de la nación con la comunidad de emigrantes”, agregó Castro, señalando que en años recientes los cubanos han estado abandonando la isla más por razones económicas que políticas.

Castro no dio mas detalles, pero sus declaraciones fueron interpretadas como insinuaciones de que se permitirá a mas cubanos, tanto en el extranjero como en la isla, más libertad para que atraviesen las fronteras, y que incluso se podría permitir a los expatriados que inviertan en negocios o compren propiedades en la isla.

Funcionarios de La Habana han dicho además que esperan un aumento sustancial de viajeros procedentes de Estados Unidos, tal vez de 300,000 en el 2010 a unos 350,000 este año, como resultado de la decisión del presidente Barack Obama de permitir a más cubanoamericanos y estadounidenses en general que visiten la isla.

“La impresión que yo tengo es que el flujo (de viajeros cubanos entrando y saliendo del país) va a ser tan regular y normal como en cualquier otra parte de América Latina”, dijo Max Lesnick, comentarista radial de Miami, nacido en Cuba y quien está a favor de aumentar los viajes a la isla.

Muchos de los que tienen prohibido regresar a La Habana son cubanos que salieron ilegalmente a bordo de frágiles balsas, como los 35,000 que se lanzaron al mar durante la llamada “Crisis de los balseros” de 1994.

Según un pacto de inmigración de 1995 entre Estados Unidos y Cuba diseñado para disuadir a los cubanos de lanzarse a peligrosas fugas por mar, Washington adoptó la política de “pies secos-pies mojados”, bajo la cual los que sean interceptados en altamar son devueltos a la isla mientras los que llegan a suelo estadounidense pueden quedarse.

Funcionarios de Estados Unidos que conocen del tema afirman que Cuba, por su cuenta y no como parte del acuerdo de 1995, decidió imponer su propio freno a los peligrosos viajes prohibiendo el regreso de los que salieron ilegalmente de la isla.

Eso incluye tanto a los balseros como a los que La Habana llama “desertores”, aquellos que salieron legalmente en viajes oficiales, tales como equipos de deporte o misiones comerciales, y se quedaron en el extranjero. Eso no incluye a los que salieron legalmente en viajes no oficiales, tales como visitas a la familia.

Vía elnuevoherald.com

No hay comentarios.: