¨…Dos peligros tiene la idea socialista, como tantas otras:-el de las lecturas extranjerizas, confusas e incompletas, - y el de la soberbia y rabia disimulada de los ambiciosos, que para ir levantándose en el mundo empiezan por fingirse, para tener hombros en que alzarse, frenéticos defensores de los desamparados…¨(Tomo 3, 168). Jose Marti

miércoles, agosto 03, 2011

LOS NEGOCIOS CAPITALISTAS DEL CASTRISMO

LOS CAPIBARAS DEL COMANDANTE EN JEFE Y LOS GALLOS DE GUILLERMO GARCÍA

El ahora agonizante Comandante en Jefe de la "revolución socialista cubana" se ha caracterizado toda su larga vida por ser una persona sumamente caprichosa y por haber demostrado, al adueñarrse del poder total en el Archipiélago cubano, su mentalidad de dueño de finca, llegando a manejar a Cuba, como una gran hacienda, usando para administrarla a su corifeos y "comandantes" como capataces y a su pueblo como siervos de la gleba, para satisfacer sus más extravagantes caprichos. Primero, con los ríos de millones de dólares facilitados por la URSS, y ahora, utilizando la chequera en blanco que le ha extendido Hugo Chávez, Fidel ha ido satisfaciendo sus inverosimiles sueños de hijo ilegítimo, que siempre se vió marginado del disfrute de las riquezas de su padre en el feudo de Birán.




Tal vez por eso, una vez dueño de Cuba, ha matado a su puebo de hambre mientras él dedica millones de dólares a hacer realidad sus más extrañas fantasías.

Una de sus "geniales ideas" ha sido el "Centro de Recría" que estableció cerca de Managua, por Loma de Tierrra y que puso bajo la égida del "comandante de la revolución", el corrupto Guillermo García. Allí, durante la época de las "vacas gordas soviéticas", Fidel invirtió cantidades increíbles de moneda dura y de trabajo esclavo, para establecer un centro de recría de animales exóticos y de otros no tan exóticos, para el sólo disfrute de él y los demás jerarcas de la revolución destructora, mientras el pueblo cubanos carece de los más elemental para vivir. Allí conviven desde búfalos de agua y de pantanos, hasta los gigantescas roedores conocidos como capibaras, chigüiros, o carpinchos (En la foto, capibaras en estanques de cría). Las facilidades en que viven estos animales están a la altura de las mejores del mundo y se aplican, sin escatimar en gastos, las más modernas técnicas de la zootecnia, pues los rebaños del Comandante en Jefe, su familia y sus más allegados colaboradores, tienen que estar en óptimas condiciones.




Mención aparte merecen las modernas naves en que se cuidan los gallos de pelea de Guillermo García, que se exportan a precios altísimos a otros países. El director de "Nuevo Acción" tuvo la oportunidad de asistir hace varios años a unas pelea de gallos en Guyana, donde la principal atracción eran unos gallos importados desde Cuba, conocidos como "los asesinos de Guillermo García". Según nos han contado testigos presenciales que trabajaron por años en el Centro de Recría, los gallos de lidia reciben una alimentación que sería la envidia de los cubanos, si lo supieran. Esos animales son alimentados a diario, con bolas de carne, con vitaminas y otros alimentos, de los que carecen los cubanos.



Es de destacar también, que a pesar de que las peleas de gallos están prohibidas en Cuba, Guillermo García posee una valla de lujo, hecha de caoba, en la que a menudo se celebran peleas de gallos, para disfrute de los jerarcas. A esas peleas acude a menudo el propio Raúl Castro.

Allí existe también una planta embutidora de carne, para uso exclusivo de la familia Castro y de sus más allegados subalternos, donde se elaboran manjares que jamás el pueblo cubano podrá ver y que los cubanos más viejos han olvidado, y que los más jóvenes no saben ni que existen.

La carne de capibaras se sirve en ocasiones especiales, sobre todo cuando reciben la visita de Hugo Chávez y su hermano Adán ( que fue hasta hace poco embajador de Venezuela en Cuba), pues estos, como nativos de los llanos orientales gustan de la carne de ese roedor.

Para los lectores sin conocimientos de zoología les diremos que el Capibara es el roedor más grande del mundo, que llega a alcanzar la talla de un cochino mediano, que vive en terrenos cenagosos y se alimenta mayormente de plantas acuáticas y puede tener hasta tres pariciones al año, con camadas que van desde 2 hasta 8 crías. Su carne es muy parecida a la del cochino, aunque con un pequeño sabor a marisco. En Brasil se le conoce también como puerco de agua.

Por lo que hemos podido saber en nuestras investigaciones, los capibaras del comandante reciben también una alimentación especial, con piensos importados, para atenuar el sabor a marisco, que les da el comer plantas acuáticas. Estos se reproducen y viven en el Centro de Recría, en unos estanques especiales, construidos a un costo de miles de dólares.

"Nuevo Acción" se adelanta a dar a conocer estas cosas, porque sabemos que a la caída de la tiranía cosas como estas, van a ser noticia de primera plana cuando el mundo, y en especial el pueblo cubano sepan como vivían el "Comandante en Jefe ", su familia y sus esbirros más allegados.(Publicado en la edición del 31 de agosto del 2006)

Vía nuevoacción.com

No hay comentarios.: